Terminan las vacaciones, comienza el período de la vuelta al gimnasio (para quien lo haya dejado) y muchos se encuentran con material nuevo. Las máquinas de gimnasio pueden ser aburridas hasta cierto punto. Creo que a nadie le motiva hacer jalón al pecho o tríceps en polea, pero a continuación te enseñamos 5 máquinas que despertarán en ti un sentimiento diferente.

¿Quieres entrenar eficazmente en un intervalo corto de tiempo y obtener grandes resultados? Tan solo tienes que buscar materiales que consigan trabajar todos los músculos del cuerpo, o al menos varios a la vez. Con el extra de hacer también ejercicio cardiovascular, que eleve la temperatura y las pulsaciones. Tanto si estás empezando en el mundo del fitness como si tan solo quieres cambiar de rutina de entrenamiento, no pierdas de vista estas máquinas para obtener los mejores resultados.

SkiErg

Esta máquina está muy de moda entre los box de CrossFit, y cada vez son más los gimnasios que se animan a tenerla en su sala de entrenamiento. Al igual que sucede con las battle ropes, con la Skierg nos enfrentamos a un entrenamiento del tren superior, mezclado con cardio y resistencia muscular. Además, también trabajarás fuertemente tu abdomen y la postura corporal.

Treadmill

La Treadmill no es una caminadora normal. Aquí la intensidad la manejas con la máquina, pero la velocidad la pones tú mismo con la potencia a la que corras; cuanto más rápido des la zancada, más velocidad cogerá la máquina. Es una sensación totalmente distinta a la de una cinta de correr normal. Además, si usas las diferentes intensidades, puedes usarla tanto para hacer sprints como para entrenar con resistencia.

Bicicleta de aire

Para aquellos a los que les aburre el spinning (como a mi), esta es una gran opción desafiante. Tú mismo serás el que mayor intensidad le dé a la máquina, dependiendo de la velocidad a la que muevas los brazos, piernas, espalda y hombros. Parece sencillo, pero es una de las más duras a las que te vas a enfrentar.

Máquina de remo

En tu gimnasio seguro que también se pegan por montarse en una máquina de remo. Es normal, con ella entrenas todo tu cuerpo, desde los brazos hasta el core y las piernas. Por esa misma razón puede suponer un peligro de lesiones si no se tiene en cuenta una adecuada técnica. Lo recomendable es que alguien corrija tu movimiento e ir añadiendo intensidad progresivamente. Tampoco es necesario que te pases una hora remando.

StepMill

Por último, la escalera infinita. Si eres de los que usa el ascensor en todo momento, entrenar con esta máquina puede servirte para activar el tren inferior. Aun así, aquí no encontrarás resistencia, tan solo velocidad. Por lo que puedes entrenar subiendo escaleras al trote o dando zancadas, pero no habrá una fuerza que te haga los escalones más pesados.