Quizá nunca te hayas decidido a entrenar con bandas elásticas o de resistencia, ¡y ya va siendo hora! Tanto si vas al gimnasio como si entrenas en casa, las bandas te aportarán un plus en los entrenamientos ayudándote a mejorar tu tono y resistencia muscular.

Las bandas suelen venderse en packs de varias unidades con diferentes resistencias cada una: light, medium, hard, very hard. Así, dependiendo de la intensidad que quieras darle a tus ejercicios, usarás una u otra.
Debes saber también que existen varios tipos. Las que son cerradas y pequeñas se suelen usar para ejercitar glúteos, piernas y abdominales. Las planas y redondas intensificarán tus movimientos si, por ejemplo, realizas flexiones. Existen también bandas abiertas y con soportes para poner la mano. Estas te ayudarán a realizar curls de bíceps, remo, press militar o press de banca.

¿Por qué debo usar las bandas elásticas?

A parte de ser un accesorio bastante económico para el juego que aporta (rondan entre 8-12€), es bastante fácil de transportar. No pesan y tampoco abultan.
El poder usarlas en casa o en cualquier superficie es toda una ventaja. Además tampoco necesitarás mucho espacio para realizar tus ejercicios y trabajarás todos los grupos musculares.

Hablando de trabajar tus músculos, te proporcionarán mayor seguridad en los entrenamientos ya que apenas resulta agresivo para las articulaciones. El movimiento no se ve forzado en comparación a entrenamientos con peso o entrenamiento funcional.

Por último, es una herramienta que va muy bien para hacer rehabilitación y tonificación de cualquier grupo muscular. Esta herramienta se creó para ayudar a tonificar el músculo poco a poco, así que si estas en proceso de rehabilitación o tonificación, las bandas son tu nuevo aliado.

Ejemplos de ejercicios

Como hemos comentado previamente, las bandas van a ejercitar todos los grupos musculares de tu cuerpo. A continuación te vamos a dar algunas rutinas y ejemplos para que puedas empezar cuanto antes.

  • Entrenamiento para brazos. Si quieres empezar a coger músculo o tonificar, pero te da miedo aventurarte con las pesas; las bandas serán un perfecto entrante para que cojas un poco de tono. Así, el pasar a usar pesas, no te supondrá mucho calvario.

  • Entrenamiento para espalda. Para estos ejercicios puedes usar cualquier tipo de banda. Lo importante es realizar correctamente el movimiento y no pegar tirones. ¡Buscamos intensidad, no lesiones!

  • Entrenamiento para glúteos. Aunque pienses que los glúteos sólo puedes ejercitarlos en el gimnasio, las bandas te serán un complemento perfecto si entrenas en casa. Añádele intensidad a tus sentadillas, puentes, zancadas…

  • Entrenamiento para piernas. Para estos ejercicios es más recomendable usar las bandas abiertas con soporte para las manos, así será más fácil. De igual forma, elige tu intensidad de resistencia y ¡dale caña!

  • Entrenamiento para abdominales. Sí, las abdominales también van a sufrir gracias a las bandas. En esta ocasión vas a necesitar ayudarte de algún elemento fijo que te haga de sujeción.