Cuando creamos o nos diseñan un plan de entrenamiento, solemos determinar la intensidad de los ejercicios para conseguir un mejor rendimiento. Muchos entrenadores valoran este factor dependiendo de si funciona mejor para desarrollar fuerza o hipertrofia en cada persona en concreto.
Lo llamativo es que un estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research afirma que los factores que no dependen de los propios músculos podrían influir en gran medida en el rendimiento deportivo.

Estimulación somatosensorial

Los investigadores se interesaron por la estimulación somatosensorial. Este término hace referencia a la activación de los sentidos del cuerpo, incluido el sentido del tacto y la propiocepción. En el estudio se quiso saber si las preferencias y la tolerancia para este tipo de estimulación afectarían el rendimiento.

Para medir estas preferencias y tolerancias a la estimulación somatosensorial, los científicos primero tuvieron que definir los términos. Decidieron que la preferencia sería la probabilidad que tiene una persona para seleccionar un determinado nivel de intensidad, si pudiera elegir por su cuenta. Por su parte, la tolerancia se definió como la capacidad de continuar el ejercicio cuando aparece la incomodidad.
Una vez que se definieron ambos términos, se realizó un cuestionario y los investigadores lo usaron para realizar dos estudios por separado.

Los dos estudios se crearon para determinar si la preferencia por la intensidad del ejercicio y la tolerancia afectaban el rendimiento. Sorprendentemente, ambos factores tenían un efecto significativo. Juntos afectaron al desempeño de entre el 5% y el 30% de las pruebas de fuerza y ​​resistencia. Por lo que podríamos decir que estos factores no solamente afectan al rendimiento, sino que son los principales.

Conocer este dato es fundamental para los entrenadores. Si se tiene en cuenta realizar planes de ejercicio agradables y productivos, podría ser beneficioso tanto para los entrenadores como para los deportistas. Especialmente, esto es interesante para los deportistas  jóvenes, que a menudo evitan expresar sus pensamientos sobre ciertos ejercicios o se desaniman cuando fallan en ejercicios que consideran que son demasiado intensos.