¿Funciona realizar entrenamientos oclusivos?

¿Funciona realizar entrenamientos oclusivos?

Carol Álvarez

El entrenamiento oclusivo suele ser un tema recurrente entre los que ya llevan un tiempo entrenando fuerza. Según dicen, puedes aumenta tu masa muscula de una forma más rápida que si realizas un entrenamiento tradicional, ¿pero es verdad?

Te contamos qué es este tipo de entrenamiento, sus beneficios y los posibles riesgos de su práctica. Si vas a iniciarte en un entrenamiento oclusivo, qué mínimo que sepas a qué te enfrentas, ¿no?

¿Cómo funciona?

Algunos lo conoces también como Kaatsu o entrenamiento de restricción sanguínea, y consiste en un tipo de entrenamiento que limita el paso de la sangre hacia el músculo que estamos entrenando. ¡Ojo! Limitar la circulación no es cortar el paso sanguíneo por completo, sino generar cierta presión con una venda para reducir la velocidad de la sangre.

Puede ser peligroso si no controlas el ajuste de la venda. El fin de este entrenamiento es hacer que la sangre esté en el músculo todo el tiempo que pueda para que tenga efectos positivos en el crecimiento muscular.

La sangre es la encargada de transportar por nuestro cuerpo el oxígeno, la glucosa, los nutrientes y todos las sustancias que nos permiten vivir. Por supuesto, nuestros músculos requieren un flujo constante para poder entrenar de forma correcta.

Como bien sabrás, el corazón bombea la sangre que recorre todo el cuerpo para poder funcionar en cualquier actividad. Cuando realizamos entrenamientos de fuerza, los músculos envían la sangre de vuelta al corazón con una mayor velocidad, provocando que se hinchen momentáneamente. Al descansar, la hinchazón se reduce.

En el entrenamiento oclusivo se busca prolongar esa hinchazón durante más tiempo, para incrementar el estrés metabólico, sin tener que realizar demasiada tensión o muchas repeticiones.

Una de las principales causas de la hipertrofia muscular es el estrés metabólico. Lógicamente, al realizar una tensión muscular con escasos descansos, provoca ese estrés del que estamos hablando. Al disminuir el paso del flujo sanguíneo, los compuestos de la sangre permanecen más tiempo en los músculos, haciendo más intenso ese estrés metabólico. Así que sí, el entrenamiento oclusivo funciona.

hombre cogiendo mancuernas para entrenamiento oclusivo

Beneficios

Como beneficios destacan el menor peso con el que entrenamos. Como tendremos cierta limitación para coger grandes cargas, el peso se tiene que reducir y protegeremos las articulaciones y tendones. Además, se reduce también el riesgo de lesión por levantamiento. Es un entrenamiento interesante para aquellos que acaban de salir de una lesión y no quieren sobrecargar sus músculos rápidamente, pero tampoco quieren perder el volumen.

Mejora el físico

Cualquier persona que quiera atraer e impresionar, ya sea que eso signifique bíceps o glúteos más grandes, puede hacerlo con este tipo de entrenamiento.

Es posible que estemos pasando por la mediana edad buscando formas de revertir el declive físico que ve en el horizonte. Las propiedades únicas de desarrollo muscular que solo ofrece el entrenamiento oclusivo nos impulsarán hacia las metas que suelen parecer esquivas. Nunca se es demasiado joven (si tienes más de 16 años) ni demasiado viejo para ponernos un cinturón, hacernos más grandes y fuertes más rápido y llamar la atención.

Incrementa el rendimiento

La ciencia es sólida como una roca. Los beneficios del entrenamiento oclusivo no se limitan a aumentar el tamaño y la fuerza de los músculos. Los beneficios también incluyen una mayor resistencia muscular y cardiovascular. Nos da la ventaja sobre la competencia que busca. No importa cuál sea nuestro deporte. El entrenamiento de oclusión nos llevará a nuevas alturas, ya sea fútbol o baile, tenis o natación, ciclismo o crossfit, squash o rugby.

Hay una razón por la cual el entrenamiento de oclusión se ha convertido en una práctica común para los atletas de élite. Les da la resistencia adicional que necesitan para ganar. Ya sea que compitamos contra otros equipos o solo contra nosotros mismos, los beneficios de resistencia del entrenamiento de oclusión son reales.

Mayor recuperación

Los procesos fisiológicos que desarrollan el tamaño y la fuerza muscular son los mismos procesos que reparan los músculos. Los músculos crecen cuando las fibras se desgarran a través del ejercicio, se reparan y luego se fortalecen antes del próximo entrenamiento o competición. La mejora sigue a la recuperación. Dado que el entrenamiento de oclusión estimula este proceso fisiológico, también acelera la recuperación. Los atletas de élite saben que una recuperación más rápida de un partido u otra competencia significa poder volver a entrenar antes y estar listo para el próximo evento antes.

Independientemente del deporte que hagamos, sabemos que necesitamos descansar y recuperar antes de volver a hacerlo. Si no nos hemos recuperado, el rendimiento se ve afectado.

Rehabilitación de lesiones

Los jugadores de rugby, los futbolistas y los culturistas saben que una lesión o una cirugía los retrasará. Perderán tamaño, fuerza y ​​resistencia porque la intensidad del entrenamiento se ve afectada durante algunas semanas o incluso meses mientras sanan.

Todos sabemos que el ejercicio prescrito por nuestro fisioterapeuta está destinado en gran parte a ayudarnos a mantener nuestra fuerza muscular a medida que avanzamos en el proceso de curación.

entrenamiento oclusivo en el gimnasio

Riesgos

En contraposición tenemos algunos estudios que aseguran que no se tiene que abusar de este tipo de entrenamiento. Se puede decir que el principal riesgo es no establecer correctamente la presión ejercida, por lo que el entrenamiento oclusivo se estará practicando mal.

Los mayores factores de riesgo provienen de algunas variables: ancho inadecuado del torniquete, demasiada presión del torniquete y colocación incorrecta del torniquete.

En primer lugar, el ancho del torniquete es clave. Los más anchos disminuyen la presión necesaria para restringir el flujo de sangre. Esto significa que los manguitos pequeños vendidos por muchos fabricantes aumentan el riesgo de daño a los tejidos blandos. Se debe usar un torniquete más ancho para minimizar esto.

El siguiente factor de riesgo es el exceso de presión, que ya se ha cubierto parcialmente. La presión de oclusión de las extremidades debe ser la cantidad mínima de presión que necesita un paciente específico, en una extremidad específica, en un día específico, para ocluir la cantidad adecuada de flujo sanguíneo.

Finalmente, la colocación de la cinta es increíblemente importante. Solo hay dos lugares donde se debe colocar un dispositivo. Esa es la parte superior del brazo y la parte superior del muslo. Esto minimizará el riesgo de daño a los nervios. Se sabe que la colocación de torniquetes en otras áreas causa problemas de daño a los nervios, incluidas parálisis nerviosas como el pie caído.

¿Cómo hacer un buen entrenamiento oclusivo?

Debes saber que este tipo de entrenamiento solo puede funcionar en las extremidades (piernas y brazos), ya que no es muy seguro realizarlo en zonas mayores del cuerpo.
La venda del brazo se tiene que colocar a la altura de la axila, mientras que la de la pierna debe hacerse sobre la entrepierna.

Asegúrate de que no está demasiado tensa como para provocar la pérdida de sensibilidad u hormigueo.

¡Sé el primero en comentar!