Una de las preguntas más buscadas sobre el mundo del fitness es saber cuáles son los ejercicios para adelgazar piernas. Algunos recomiendan hacer movimientos que impliquen en mayor medida el tren inferior, como las sentadillas, las zancadas o los ejercicios aeróbicos (correr o spinning). ¿Pero realmente funciona? Te resolvemos las dudas para que empieces a reducir el volumen y la grasa de tus piernas cuanto antes.

Las sentadillas y las zancadas no reducen la grasa de tus muslos

Cuando trabajamos el tren inferior con ejercicios de fuerza o con nuestro propio peso, estaremos aumentando el volumen de nuestros músculos, pero no reduciremos grasa localizada. Como ya sabes, no se puede elegir la grasa qué quieres perder, por lo que si quieres tener menos grasa, tendrás que crear un déficit calórico. 

Ambos ejercicios, las sentadillas y las zancadas, activan tus glúteos, los cuádriceps y los gemelos en mayor proporción. Se parecen mucho, pero las sentadillas se realizan con ambas piernas a la vez, mientras que las zancadas trabajan por separado.
Según el American Council on Exercise, no se puede disminuir la grasa específicamente de tus muslos y los ejercicios aumentarán su volumen, ya que impiden que los músculos se atrofien. Así que estos movimientos no influyen en el tejido graso de las piernas.

Esto no quiere decir que no sea beneficioso realizar entrenamientos de fuerza, porque de hecho es totalmente fundamental. Tanto las sentadillas como las zancadas te ayudarán a desarrollar la fuerza, además de tonificar tu tren inferior y sentirte más funcional en tu día a día.

¿Entonces cómo puedo reducir el tamaño de mis muslos?

No hay ejercicios para adelgazar piernas en concreto, puesto que necesitas perder grasa con una reducción de calorías totales diarias. Es decir, debes gastar más calorías de las que consumes. Introduce la actividad física en tu día a día y mantén una alimentación saludable.
Es importante también que no caigas en el error de hacer tan solo entrenamiento de cardio, pues acabarás consumiendo tus músculos. Además, con los ejercicios de fuerza llegarás a quemar más calorías y grasa con el crecimiento de los músculos.

Poco a poco verás como la grasa corporal se reduce y notarás los beneficios del entrenamiento de fuerza.