La limitación de muchos ejercicios aislados con mancuernas es el hecho de que el perfil de resistencia de los ejercicios no coincide con la curva de fuerza del músculo. Esto sucede en mayor medida en el vuelo con mancuernas. En la parte inferior del vuelo, tu brazo está muy lejos del cuerpo, por lo que esta palanca larga requiere un alto grado de potencia y tensión muscular para mover las mancuernas. Con cada grado que realizas hacia arriba en el vuelo, el brazo se acorta y el ejercicio se hace más fácil.
En la parte superior del vuelo, se coloca poca (si es que hay) tensión a través de los pectorales. Es por eso que en la parte inferior, el peso se siente más pesado y en la parte superior, se siente más ligero.

La curva de fuerza de los pectorales durante el movimiento de vuelo no coincide con el perfil de resistencia proporcionado por el vuelo con mancuernas. Los pectorales están más fuertes en el rango medio y más débiles en los dos extremos (superior e inferior) durante este ejercicio. El uso de una mancuerna hace que sea increíblemente difícil la parte inferior del vuelo. En cambio, en el resto del rango, obtienes muy poco estímulo.

Es mejor hacerlo con ayuda de un compañero

Hay algunas personas que hacen este ejercicio trabajando solo en el tercio inferior del rango. Aunque esto entrenará los pectorales con más fuerza en este rango, no es ideal para el desarrollo máximo del pecho. Una mejor solución es pedirle ayuda a un compañero de entrenamiento durante el ejercicio.

Pídele que ponga su mano en el interior de tus brazos mientras haces el ejercicio. Conforme que levantes la mancuerna, haz que coloque resistencia manual contra ti durante toda la repetición. Su resistencia debería aumentar gradualmente hasta la parte superior del elevador, favoreciendo a un aumento de la intensidad de hasta un tercio.

Utilizar esta técnica implica que tienes un desafío de rango completo en cada repetición. Esto es mucho más efectivo que hacer vuelos clásicos con mancuernas. También es mucho más eficiente. En solo un ejercicio, puedes estimular completamente los pectorales con un patrón de vuelo.

La mejor alternativa es complementar los vuelos clásicos de mancuerna con vuelos de cable o la plataforma de pectoral para desafiar completamente a tu pecho. No obstante, con la ayuda de un amigo puedes hacerlo en un solo ejercicio sin necesidad de ningún equipo sofisticado.