Si estás pensando en iniciarte, o retomar, la actividad física, tal vez te estés preguntando qué ejercicios de cardio deberías realizar. Cuando sentimos que no estamos en forma tanto como nos gustaría, es conveniente adaptarse poco a poco. Recuerda que la paciencia es clave para lograr los objetivos que nos marcamos.

Empezar a hacer ejercicio a un ritmo adecuado, pasa por elegir una actividad que te permita adecuar la intensidad en función a tu condición física. Por ello, a continuación, te nombramos algunas actividades en las que puedes variar es esfuerzo en función de tus necesidades.

Ejercicios de cardio para principiantes

¡A la carrera!

Empezar con una suave carrera, es ideal para que tu cuerpo vaya entrando en la rutina del ejercicio. Empieza con una marcha relajada durante 10 minutos. Si ves que te cuesta cumplir con el tiempo, realiza intervalos corriendo y andando. Cuando notes que tu resistencia va aumentando, ve ampliando el tiempo y la intensidad. ¡Te convertirás en un auténtico runner!

Salto a la comba

Ésta es una actividad muy divertida y requiere un grado importante de motivación. Es genial ya que tiene interminables variantes. Puedes empezar dando saltos sencillos o dobles y, conforme vayas adquiriendo la técnica, ir aumentando la intensidad. Si consigues engancharte, ¡ya no podrás parar hasta lograr las coreografías más complicadas!

cardio gimnasio

Elíptica

Una de las máquinas de cardio por excelencia. Es ideal para mejorar tu resistencia, quemar grasa y tonificar la musculatura. Puedes empezar sin resistencia, con un movimiento más suave y, conforme te sientas mejor, añadir dificultad y velocidad. Como en todas las prácticas, notar los resultados progresivamente aumentan la motivación por continuar mejorando.

Actividades de baile

Ya sabes que existen numerosas disciplinas de baile en todas las salas deportivas y gimnasios. Lo bueno de las clases dirigidas, es que puedes ir probando hasta dar con la que más se adapta a tus necesidades y a tu condición. Empieza por el aeróbic o zumba y atrévete con la danza del vientre, el aerodance o el baile moderno. ¿Tenías una espinita clavada con el baile? ¡Pues ya es hora de quitártela! Nunca es tarde para aprender nuevas actividades y si, además, te ayuda a estar en forma y mejorar físicamente, ¡no hay más que hablar!