Existen dos tipos de personas: los que aman montar en bicicleta al aire libre (pero el mal clima se lo impide) y los que prefieren las clases de ciclismo indoor. Seas quien seas, el spinning tiene algo que aportarte en tu entrenamiento. La mayoría de los centros ofrecen una variedad de opciones de clase, incluso algunas cortas de 20 minutos, por lo que siempre puedes adaptar una rutina de ejercicios a tu apretada agenda. Además, el trabajo que haces en una clase complementa tu entrenamiento de ciclismo al aire libre. Es una oportunidad para que juegues con tu entrenamiento.

A continuación, te contamos siete beneficios de las clases que spinning que te motivarán a no saltarte ni una más.

Cualquiera puede hacerlo

Es spinning es una de esas cosas que parece un poco intimidante si nunca lo has hecho antes. Pero siempre que tengas acceso a un gimnasio, puedes asistir a clases que van desde principiantes hasta experimentados, cada una de las cuales ayuda a desarrollar los músculos principales utilizados para el ciclismo y tu sistema cardiovascular.

Hoy en día, hay bicicletas estáticas para casa que transmiten clases directamente a tu sala de estar, como Peloton, NordicTrack o Technogym. Las clases para principiantes de Peloton, por ejemplo, enseñan a los participantes la forma y la técnica correctas, aunque la mayoría de los centros e instructores ofrecen una variedad de opciones que se adaptarán a tus necesidades o nivel de experiencia.

Y si ya tienes la resistencia suficiente para subir pendientes y montar mucho fuera, estás mucho más listo para conquistar una clase de spinning.

Estiramientos básicos después de una clase de spinning

Es una experiencia única

No hace falta decir que ir una clase de ciclo indoor no es lo mismo que montar fuera. Aunque puedes experimentar un terreno similar (pendientes y terreno plano), las clases pueden sentirse más como una fiesta que como un entrenamiento. Dependiendo del monitor, encontrarás música de diferentes décadas, desde el rock clásico hasta el EDM, y utilizarán entrenamiento de intervalos, tabata o entrenamiento de la frecuencia cardíaca, por lo que sigue siendo un excelente ejercicio.

Muchas veces, cuando estás montando fuera, solo tú y la voz están en tu cabeza. Eso puede ser algo bueno cuando quieres escapar a la naturaleza y despejar tu mente, pero puede ser algo malo cuando la voz te dice que regreses a casa. Estar en una clase cambia las cosas, sobre todo cuando tienes la motivación de un instructor que te anima.

Haces una piña con todos los compañeros

Cuando haces una clase de ciclismo indoor, todos, desde el instructor hasta los demás participantes, están ahí para animarte y apoyarte.

Puede ser realmente complicado estar solo en tu bicicleta, luchando por terminar un viaje particularmente desafiante. A veces tu primer instinto es rendirte. Pero cuando hay otras personas a tu alrededor, te dan ganas de seguir adelante y demostrar que puedes terminar lo que empezaste. Eso es exactamente lo que sucede en las clases colectivas.

Es un excelente ejercicio para todo el cuerpo

Una clase de spinning no solo beneficia a tus músculos, desde tus piernas hasta tu core, sino que también es un excelente ejercicio cardiovascular de bajo impacto, que mejora el flujo sanguíneo, aumenta la resistencia, favorece al estado de ánimo y previene problemas crónicos como presión arterial alta, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes.

Debido a este intenso ejercicio cardiovascular, también quemarás una gran cantidad de calorías. La media puede ser de aproximadamente 400 a 600 calorías por clase, aunque hay ciclistas que pueden quemar mucho más si ponen más resistencia e intensidad en el entrenamiento.

Es una buena opción si no tienes tiempo

Montar fuera puede tomarte un par de horas en total, y la mayoría de las personas no tienen ese tiempo durante la semana. Por lo tanto, realizar una clase de ciclismo en interiores es una excelente opción para cuando tu horario está completo y solo tienes una hora o menos para hacer ejercicio.

Pero no te preocupes: hacer ejercicio en un período de tiempo más corto no significa que no obtengas los mismos beneficios que un entrenamiento más largo.

Es de bajo impacto

El ciclo indoor es un ejercicio de bajo impacto. Es perfecto para las personas que regresan de una lesión, porque las caderas, rodillas y tobillos no recibirán una paliza. Esto lo convierte en una excelente opción para aquellos que aún no están disponibles al 100% después de lesionarse, o para las personas mayores que buscan una manera de mantenerse activos sin ejercer presión adicional en las articulaciones.

¿Por qué nos duelen las rodillas cuando montamos en bicicleta?

Puedes hacerlo tuyo

En las carreteras, no puedes bajar la pendiente de una montaña si no estás dispuesto a subirla ese día. Pero la belleza de una clase de spinning es que puedes personalizarla según tus propias necesidades.

El instructor está ahí para guiarte, pero siempre puedes modificar el entrenamiento. Por ejemplo, no tienes que permanecer arriba en la bicicleta durante la parte de entrenamiento que lo indica si te sientes más seguro en tierra firme. También puede ir más despacio si lo necesitas, no tienes que preocuparte de que alguien venga por detrás y te tire. Y si la clase te motiva a esforzarte aún más, quizás intentes competir con tu compañero de al lado. Todos en la clase están allí para ejercitarse lo mejor que pueden, mientras disfrutan de las vibraciones motivadoras del grupo.