Spinning: pros y contras de montar en bicicleta estática

Existen dos tipos de personas: los que aman montar en bicicleta al aire libre (pero el mal clima se lo impide) y los que prefieren las clases de ciclismo indoor. Seas quien seas, el spinning tiene algo que aportarte en tu entrenamiento.

La mayoría de los gimnasios ofrecen una variedad de opciones de clase, incluso algunas cortas de 20 minutos, por lo que siempre podemos adaptar una rutina de ejercicios a nuestra apretada agenda. Las clases de spinning son tan desafiantes como estimulantes. Los beneficios de una clase incluyen pérdida de peso, mejora de la fuerza y ​​la resistencia.

¿Qué es?

Spinning se refiere a las clases de ciclismo de gimnasio en un cierto tipo de bicicleta de ejercicio estática. Estas bicicletas son grandes y pesadas, no están diseñadas para sacarlas del gimnasio o del salón de casa, y no son aptas para andar al aire libre. Las clases de spinning son clases de ejercicios grupales enfocadas en intervalos basados ​​en resistencia, entrenamiento de frecuencia cardíaca y, a veces, en un entrenamiento de cuerpo completo.

Las clases de spinning están diseñadas para ser tan motivadoras y atractivas como efectivas. Aunque no tendremos un mapa virtual ni mucho de una pantalla para mirar, será el instructor y los compañeros de clase los que nos mantendrán motivados y pedaleando. Se escuchará música de alta energía a todo volumen y un monitor extrovertido nos ayudará a llevarnos al límite.

Podemos considerar el spinning como una modalidad aeróbica donde a base de bicicletas estáticas y el ritmo de una música, se fomenta la capacidad respiratoria y cardiovascular. Es claramente un ejercicio de cardio, muy recomendable para aquellos que quieran mantenerse en forma sin recurrir a máquinas ni levantamientos de peso.

Las clases típicas oscilan entre 12 y 24 personas sentados en bicicletas estáticas de interior especializadas. Una vez que comienza la clase, el monitor (que normalmente pedaleará con sus alumnos desde el frente de la clase) lleva a la clase en un paseo cuesta arriba, cuesta abajo y a través de algunos sprints realmente locos. Las clases suelen durar entre 40 y 55 minutos y están configuradas con listas de reproducción inspiradoras, motivadoras y súper divertidas.

Recomendado también en muchas ocasiones para perder peso, es un ejercicio que adaptado a las necesidades y cualidades de cada persona. Sí es cierto que puede ser apto para todos, pero los comienzos son duros, y más si tenemos una baja forma física.

¿Dónde nace?

El spinning no es una actividad como otras con demasiada solera. Y es que ya tiene más de 25 años. La modalidad nació en Estados Unidos, de la mano de Jonathan Goldberg (conocido mundialmente como Johny G), un ciclista profesional que comenzó a buscar alternativas para no rodar todos los días fuera de casa.

Todo surgió a raíz de su preparación para una carrera de una carrera de más de 3.100 millas por todo América, donde casi le atropellaron al entrenar de noche. Decidió no entrenar más de noche y creó el spinning.

Una vez su carrera profesional comenzó a llegar a su fin, vio como una gran oportunidad ofrecer el spinning como programa comercial de entrenamiento, y desde 1992 su comercialización no ha tenido límites.

Músculos trabajados

El spinning es un ejercicio para todo el cuerpo y trabaja todos los grupos musculares principales. Principalmente, estos son los músculos trabajados al montar en bicicleta:

  • Abdomen. Usamos el core para estabilizar el cuerpo durante la clase, lo que ayuda a lograr el equilibrio general, especialmente cuando estamos de pie.
  • Parte superior del cuerpo. Usaremos la parte superior del cuerpo para apoyarnos en la bicicleta. Algunas clases incorporan ejercicios para la parte superior del cuerpo con pesas o bandas de resistencia.
  • Lumbar. Mantendremos una columna fuerte y estable durante toda la clase, lo que ayudará a fortalecer y tonificar los músculos de la espalda.
  • Glúteos. Sentiremos cómo trabajan los glúteos con cada bombeo, especialmente cuando nos levantamos del sillín, hacemos una inclinación o aumentamos la resistencia.
  • Cuádriceps. Los cuádriceps serán los músculos principales que se utilizarán mientras pedaleamos y subimos pendientes, lo que nos permitirá tener unas piernas fuertes y tonificadas.
  • Isquiotibiales. El ciclismo ayuda a fortalecer y aflojar los isquiotibiales, que levantan el pedal con cada ciclo y estabilizan las articulaciones.
  • Gemelos. Trabajaremos los gemelos con cada pedaleo, lo que ayuda a proteger los tobillos y pies mientras montamos en bicicleta y durante las actividades diarias.

mujeres haciendo spinning

Beneficios

Las clases de spinning son notablemente desafiantes, lo que significa que es probable que veamos resultados rápido. Para obtener todos los beneficios, tendremos que comprometernos a ir entre tres y seis clases a la semana durante un total de 150 minutos.

Apto para todos

Es spinning es una de esas cosas que parece un poco intimidante si nunca lo has hecho antes. Pero siempre que tengas acceso a un gimnasio, puedes asistir a clases que van desde principiantes hasta experimentados, cada una de las cuales ayuda a desarrollar los músculos principales utilizados para el ciclismo y tu sistema cardiovascular.

Hoy en día, hay bicicletas estáticas para casa que transmiten clases directamente a tu sala de estar, como Peloton, NordicTrack o Technogym. Las clases para principiantes de Peloton, por ejemplo, enseñan a los participantes la forma y la técnica correctas, aunque la mayoría de los centros e instructores ofrecen una variedad de opciones que se adaptarán a tus necesidades o nivel de experiencia.

Y si ya tienes la resistencia suficiente para subir pendientes y montar mucho fuera, estás mucho más listo para conquistar una clase de spinning.

Es una experiencia única

No hace falta decir que ir una clase de ciclo indoor no es lo mismo que montar fuera. Aunque puedes experimentar un terreno similar (pendientes y terreno plano), las clases pueden sentirse más como una fiesta que como un entrenamiento. Dependiendo del monitor, encontrarás música de diferentes décadas, desde el rock clásico hasta el EDM, y utilizarán entrenamiento de intervalos, tabata o entrenamiento de la frecuencia cardíaca, por lo que sigue siendo un excelente ejercicio.

Muchas veces, cuando estás montando fuera, solo tú y la voz están en tu cabeza. Eso puede ser algo bueno cuando quieres escapar a la naturaleza y despejar tu mente, pero puede ser algo malo cuando la voz te dice que regreses a casa. Estar en una clase cambia las cosas, sobre todo cuando tienes la motivación de un instructor que te anima.

Mejora la sociabilidad

Cuando haces una clase de ciclismo indoor, todos, desde el instructor hasta los demás participantes, están ahí para animarte y apoyarte.

Puede ser realmente complicado estar solo en tu bicicleta, luchando por terminar un viaje particularmente desafiante. A veces tu primer instinto es rendirte. Pero cuando hay otras personas a tu alrededor, te dan ganas de seguir adelante y demostrar que puedes terminar lo que empezaste. Eso es exactamente lo que sucede en las clases colectivas.

Trabaja todo el cuerpo

Una clase de spinning no solo beneficia a tus músculos, desde tus piernas hasta tu core, sino que también es un excelente ejercicio cardiovascular de bajo impacto, que mejora el flujo sanguíneo, aumenta la resistencia, favorece al estado de ánimo y previene problemas crónicos como presión arterial alta, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes.

Debido a este intenso ejercicio cardiovascular, también quemarás una gran cantidad de calorías. La media puede ser de aproximadamente 400 a 600 calorías por clase, aunque hay ciclistas que pueden quemar mucho más si ponen más resistencia e intensidad en el entrenamiento.

Opción rápida de entrenamiento

Montar fuera puede tomarte un par de horas en total, y la mayoría de las personas no tienen ese tiempo durante la semana. Por lo tanto, realizar una clase de ciclismo en interiores es una excelente opción para cuando tu horario está completo y solo tienes una hora o menos para hacer ejercicio.

Pero no te preocupes: hacer ejercicio en un período de tiempo más corto no significa que no obtengas los mismos beneficios que un entrenamiento más largo.

Quema calorías

Las clases de spinning son una excelente manera de quemar calorías. Dependiendo de la dificultad y duración de la clase, podemos quemar de 400 a 600 calorías por clase. Tendremos que asistir a clases de tres a seis veces por semana para ver los resultados de la pérdida de peso.

El spinning y el entrenamiento de fuerza son suficientes para tener un efecto positivo en la resistencia y la fuerza sin cambiar los hábitos alimenticios. No obstante, es una buena idea seguir una dieta saludable que incluya muchos carbohidratos y proteínas.

Es de bajo impacto

El ciclo indoor es un ejercicio de bajo impacto. Es perfecto para las personas que regresan de una lesión, porque las caderas, rodillas y tobillos no recibirán una paliza. Esto lo convierte en una excelente opción para aquellos que aún no están disponibles al 100% después de lesionarse, o para las personas mayores que buscan una manera de mantenerse activos sin ejercer presión adicional en las articulaciones.

Se potencia el tren inferior

Son muchos los que consideran que la parte más dura para entrenar suelen ser las piernas y glúteos, y en muchas ocasiones encontrar sustitutos a levantar peso es una gran alegría. Por ello, el spinning no solo será una actividad de cardio más, sino que dependiendo de la configuración de la bicicleta que uses, podrás poner una pedalada dura y realizar la hora completa, ganando fortalecimiento en una actividad más animada y menos dura mentalmente.

Con ello no animamos a sustituir por completo las rutinas de gimnasio que tenemos habitualmente, de hecho, no es recomendable hacer solo spinning, sino que lo correcto es complementar con otros ejercicios donde también pongamos en marcha el tren superior e ir alternando.

Tú puedes ser tu propio entrenador

Es cierto que el spinning sin un monitor indicando qué hacer y diciendo cuándo levantarnos de la bicicleta y cuándo no, se hace más monótono, pero al mismo tiempo nos podemos controlar a nosotros mismos más incluso que en potras actividades, ya que nadie conoce nuestro cuerpo y nuestro límite más que nosotros mismos.

Conforme avancen las sesiones, podremos atrevernos a poner la intensidad de los pedales más dura, o en un día que estemos más cansados, hacer un entrenamiento más liviano y compensarlo con potro día donde tengamos más energía. Es lo bueno del spinning y es que cada uno decide hasta donde hace en ese entrenamiento.

Fácil de adaptar

En las carreteras, no puedes bajar la pendiente de una montaña si no estás dispuesto a subirla ese día. Pero la belleza de una clase de spinning es que puedes personalizarla según tus propias necesidades.

El instructor está ahí para guiarte, pero siempre puedes modificar el entrenamiento. Por ejemplo, no tienes que permanecer arriba en la bicicleta durante la parte de entrenamiento que lo indica si te sientes más seguro en tierra firme. También puede ir más despacio si lo necesitas, no tienes que preocuparte de que alguien venga por detrás y te tire. Y si la clase te motiva a esforzarte aún más, quizás intentes competir con tu compañero de al lado. Todos en la clase están allí para ejercitarse lo mejor que pueden, mientras disfrutan de las vibraciones motivadoras del grupo.

bicicletas de spinning

Posibles riesgos

Hay que tener cuidado de no esforzarnos demasiado, sobre todo al principio. Aunque podemos tratar de estar al día con las clases, también debemos escuchar al cuerpo. Esto es especialmente importante si tenemos lesiones o problemas médicos que podrían interferir con el ciclismo. Adoptar un enfoque moderado es la mejor manera de mantenerse seguro y evitar lesiones. Es normal sentirse especialmente fatigado y dolorido después de las primeras clases, pero es posible descubrir que podemos soportar períodos de ciclismo más largos e intensos.

Nos aseguraremos de beber mucha agua antes de cada sesión de spinning. Beber agua en los días previos y posteriores nos ayuda a estar hidratados.

Si tenemos un trabajo de escritorio y pasamos mucho tiempo sentado, nos aseguraremos de equilibrar las clases de ciclismo indoor con otras actividades, como estiramientos, entrenamiento de fuerza y ​​resistencia, y ejercicios en los que movamos el cuerpo a través de un rango completo de movimiento.

Diferencias con ciclo indoor

Es raro que los dos mundos del ciclismo indoor choquen: el ciclismo indoor y el Spinning. Spinning es en realidad una marca registrada de productos y programas de entrenamiento. También puede describirse como entrenamientos de ciclismo indoor en grupo, que normalmente se realizan en una gran sala de gimnasio. Sin embargo, el ciclo indoor es un término más general que se refiere a montar una bicicleta estática de interior.

Ambos se centran tanto en el mundo virtual como en el real. En una clase de indoor podemos conectarnos a aplicaciones y explorar miles de caminos, mundos y entrenamientos diferentes desde la comodidad de nuestra casa. En cambio, las clases de spinning enfatizan los aspectos del mundo real de la comunidad y el ciclismo. El instructor nos guiará a través de todos los intervalos. El monitor presencial es la mayor diferencia entre el ciclismo indoor y el Spinning.

El ciclismo indoor suele ser la preferencia de aquellos que montan en el mundo real, así como de los corredores virtuales y quizás incluso de los introvertidos. No necesitaremos hacer ninguna interacción social, y tendremos acceso a un entrenamiento más duro y mejor estructurado en comparación con Spinning. El ciclismo de interior se basa principalmente en la potencia, algo que no encontraremos en la mayoría de las bicicletas Spin.

Otro aspecto subestimado del ciclismo indoor es que la bicicleta se adapta específicamente a nosotros. En las clases tradicionales de Spin, tendremos una bicicleta general que utilizan muchas otras personas (por supuesto, las limpian entre clases). Las bicicletas vienen en diferentes tamaños, pero también están limitadas en su rango de ajuste. En el ciclismo indoor, podremos montar en nuestra propia bicicleta, completa con el manillar, el sillín, el alcance y la posición exactos que deseamos.

¡Sé el primero en comentar!