Las clases de GAP se han convertido en todo un clásico en gimnasios y salas deportivas. Y es que es una práctica con unos objetivos muy concretos, acorde con las necesidades de la mayoría. Sabes a lo que nos referimos, ¿no? Acercándose cada vez más la operación bikini, ¿cuáles son tus objetivos principales? Déjanos adivinar… glúteos de acero, abdomen definido y piernas de escándalo. Los 3 pilares de una clase de GAP: Glúteos-Abdomen-Piernas.

GAP, el complemento ideal

Sí, sabemos que hay cuerpo, más allá de los glúteos y el abdomen, y hay que trabajarlo en su totalidad. El equilibrio muscular es la clave de cualquiera de los objetivos que nos marquemos. No vale trabajar siempre los mismos músculos, obviando que hay muchos otros que deberían recibir la misma atención. Sin embargo, las clases dirigidas, enfocadas en unos objetivos en concreto, como en el caso del GAP, son un complemento genial a nuestro entrenamiento de fuerza.

Aunque las sesiones de GAP puedan resultar algo duras si acabas de iniciarte, los resultados merecen la pena. Además, como en cualquier práctica, la constancia conlleva una evidente mejora, que beneficia tanto a nivel físico como psicológico. Las clases se componen de una serie de ejercicios destinados a fortalecer las tres partes del cuerpo mencionadas. Además, es una actividad que también trabaja a nivel aeróbico, por lo que permite quemar grasas al tiempo en que fortaleces y tonificas la musculatura.

Beneficios de una clase de GAP

  • Elimina grasa localizada en las zonas más conflictivas como son el abdomen, las piernas y los glúteos
  • Mejora la postura corporal al reforzar los músculos estabilizadores de la columna
  • Aumenta la capacidad de resistencia
  • Logra un abdomen más trabajado y una cintura definida
  • Endurece los glúteos progresivamente hasta dar con unos resultados muy buenos
  • Define las piernas a lo largo de las sesiones
  • Mejora la circulación sanguínea y favorece la salud cardiovascular
  • Libera tensiones y estrés, ya que son clases muy dinámicas

Es un ejercicio muy completo y recomendable para lograr una figura fuerte y definida. Recuerda que debes darte tu tiempo para adaptarte a cada nueva disciplina. Nunca te desanimes si observas que no te mueves de primeras como pez en el agua. De hecho, nadie lo hace. ¡A por todas!