Muchas veces te hablamos de los beneficios de practicar clases grupales. Especialmente, cuando te inicias de primeras en el mundo del ejercicio físico; o cuando sientes que aún no te desenvuelves con soltura en la sala del gimnasio. En esta ocasión te hablamos del aeróbic y de sus aportaciones.

¿Qué es el aeróbic?

Cuando hablamos del aeróbic, a todos nos viene una imagen muy clara, a pesar de no haber practicado nunca una clase. Un montón de personas en una sala, moviéndose coordinadas al son de una música cañera. Pues sí, a nivel superficial esta podría ser la definición. Sin embargo, de un modo más específico, el aeróbic es una práctica con muchos años de vida. Y es que fue creada en torno a 1.968 por Kenneth H. Kooper, un médico teniente de las fuerzas aéreas en EEUU.

Éste pretendía dotar a los soldados de una mayor resistencia y minimizar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Posteriormente, fue evolucionando hasta lo que conocemos en la actualidad.

El aerobic es un ejercicio cardiovascular que se practica en grupo y trabaja una serie de movimientos y rutinas al son de la música. Se trabaja en clases grupales, dirigidas por un monitor o monitora, encargada de marcar las series de movimientos. Además, puede practicarse utilizando materiales que aumentan la intensidad del trabajo, como el step.

Beneficios del aeróbic

  • Mejora la salud cardiovascular
  • Reduce los niveles de grasa
  • Aumenta la capacidad pulmonar
  • Reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón
  • Ayuda a regular los niveles de colesterol en la sangre
  • Reduce el estrés y mejora el estado de ánimo
  • Aumenta la resistencia, trabaja la flexibilidad y mejora la coordinación
  • Tonifica y refuerza la musculatura
  • Promueve la formación de tejido óseo
  • Ayuda a fortalecer las articulaciones
  • Mejora las relaciones afectivas y sociales

Estos son algunos de los muchos beneficios que el aeróbic puede aportarte. Si trabajas tu cuerpo de forma habitual, recuerda la importancia de integrar los ejercicios aeróbicos en tus rutinas. Si, por el contrario, llevas tiempo dándole vueltas a empezar una vida más activa, pero no sabes cómo hacerlo, plantéate realizar este tipo de actividades grupales. Te introducirán de una forma muy efectiva al entorno deportivo y, seguro, ¡te engancharán!