Seguro que, a estas alturas, has visto en el gimnasio alguna persona andando en cuadrupedia con la fiereza de un león. O, tal vez, te hayas cruzado con otra que simulaba el característico movimiento de los monos. Si es así, ¡no te alarmes! Lo que estaban haciendo era Animal Flow. ¡Te contamos en qué consiste!

El Animal Flow es un tipo de entrenamiento funcional, que trabaja con el propio peso corporal y trata de imitar los movimientos de distintos animales salvajes. Aunque no es ninguna novedad, sí es cierto que cada vez se extiende con más fuerza. Así que imitar a un león, un escorpión, una tortuga o un mono, es una práctica que te puede aportar un intenso aprendizaje y grandes resultados.

¿Qué trabaja el Animal Flow?

Esta práctica tan salvaje, trabaja muy intensamente la fuerza, la flexibilidad, la coordinación, el equilibrio y la movilidad articular. Es un ejercicio muy completo cuya única herramienta es el peso de nuestro propio cuerpo. Una de las ventajas, es que no requiere una gran técnica desde el primer momento. Ésta se va adquiriendo de una forma muy progresiva y poco a poco permite ir logrando el estilo y el trabajo deseado.

¿Cómo es una sesión de Animal Flow?

En una sesión de Animal Flow, se realizan movimientos de distintos animales, siempre con una transición fluida entre ellos. No se trata de imitar a un animal y a otro, sin orden ni concierto. De ahí el término FLOW. Dentro de lo salvaje de la disciplina y de la diversión de ejecutarla, hay que tomar conciencia de la seriedad del trabajo. Los beneficios físicos son muy evidentes si se practica con constancia y adquiriendo una mayor técnica cada vez. Además, ver trabajar a quienes lo dominan correctamente, puede llegar a ser verdaderamente espectacular. Por ello, el movimiento debe ser lento, fluido y con transiciones entre distintos animales.

Independientemente de tu punto de partida, podrás observar cómo mejoran tu flexibilidad, tu fuerza y tu equilibrio, entre otras. Además, te proporciona un mayor rango de movimiento muy óptimo para el resto de tu entrenamiento y de tu vida en general; además de prevenir gran variedad lesiones.

Te dejamos un vídeo por aquí mismo, para que puedas ver de lo que hablamos. Pero, ¡no te asustes! Recuerda que hay muchos niveles y no necesitas una técnica previa para empezar. Observa las transiciones tan fluidas que te mencionábamos. ¡Disfrútalo!