Si eres un principiante en el mundo del fitness, es normal que te sientas un poco perdido sobre las diferentes técnicas que aguardan los ejercicios. El agarre de mancuernas, barras y máquinas puede modificar el trabajo muscular que vas a realizar, así que es bastante interesante que conozcas los distintos tipos de agarres que existen.

Esto no quiere decir que por cambiar el tipo de agarre estemos trabajando diferentes músculos. Se ejercitan los mismos dando igual la forma de agarrar, pero sí variará el ángulo del trabajo. En algunos agarres implicaremos una mayor cantidad de fibras musculares y en otros menos.

¿Qué tipos de agarres existen?

Dependiendo del agarre que realices entrenando puedes ejercitar a distintas intensidades tus músculos, además de variar la rutina sin quebrarte la cabeza. Existen cuatro tipos para agarrar: prono, supino, mixto y neutro.

Prono

Lo realizamos cuando agarramos la barra o las mancuernas con las palmas de las manos mirando hacia abajo. Es un agarre bastante interesante para ejercitar el antebrazo, dorsales, trapecios, hacer remo, realizar dominadas…

Supino

En contra posición al agarre anterior, las palmas las colocamos hacia arriba. Es el más usado para fortalecer los bíceps, la espalda y el deltoides, incluso para realizar las dominadas que una forma más sencilla.

Agarre Mixto o Alterno

Estamos ante una combinación de agarre supino y prono, cada mano con uno diferente. Es muy usado para realizar peso muerto o press de banca, en cada de que tengas que ayudar a alguien.

Agarre Neutro (Martillo)

Las palmas de las manos están enfrentadas paralelamente. Se usa sobre todo en mancuernas para ejercicios de aperturas, bíceps o tríceps.

Integra diferentes agarres en tus rutinas

Lo ideal es variar de agarre para trabajar los músculos desde diferentes ángulos. Intenta pensar siempre cómo fortalecer la cara interna y externa de tus músculos, así aumentarás tu fuerza y obtendrás mejores resultados.