Hay mucho trabajo por hacer en cuanto a las mentiras que existen en los términos que se emplean en los entrenamientos. ¿Quién no ha escuchado hablar de que realizar X ejercicio trabaja los abdominales superiores e inferiores? ¿Es cierto que podemos dividir los abdominales y entrenarlos por separado? Amigos, a día de hoy, con todos los conocimientos que poseemos y la información que podemos encontrar fácilmente en Internet, hay gente que sigue creyendo en este tipo de entrenamientos.

¿Podemos dividir nuestro abdomen?

Si alguien te recomienda hacer una serie de abdominales enfocadas en el trabajo inferior, ten por seguro que no entiende nada de anatomía. No existen los abdominales inferiores y superiores, nuestro abdomen no se puede dividir. De hecho, es erróneo llamarlos “abdominales”, más bien estaremos trabajando una parte de los músculos abdominales.

Los famosos superiores e inferiores forman parte del recto abdominal. El recto es el músculo que recorre desde la caja torácica hasta el pubis. La “tableta de chocolate” o el “six pack” aparece cuando tenemos un porcentaje de grada bajo, ¿pero sabes realmente qué son esos cuadraditos? Pese a que la mayoría piensan que son diferentes músculos unidos, la realidad es que son tendones que están en el recto y dan esa apariencia.
Evidentemente, el recto abdominal contiene una parte superior y una inferior, como cualquier otro músculo. Pero es inviable ejercitarlos de forma individualizada. ¿Acaso puedes entrenar exclusivamente el cuádriceps inferior? No hablamos de que los músculos estén “partidos” en dos, sino de que tienen dos “caras”.

Así que cuando hacemos ejercicios de abdominales, estamos trabajando todo el recto abdominal. No existen movimientos que trabajen de forma aislada una parte del músculo, por eso es un error hacer series distintas pensando que estamos trabajando diferentes zonas del músculo. Las planchas van a ejercitar el recto abdominal al igual que lo hará la elevación de piernas.

Olvídate de los consejos de revista

Son muchas las revistas, sobre todo orientadas al sector femenino, que te recomiendan una serie de ejercicios para lograr un “vientre plano”. La mayoría se enfoca en separar erróneamente el recto abdominal y aconsejan series de ejercicios que de poco servirán (visualmente) para lograr un vientre plano.

Para lucir menos barriga es necesario llevar una buena alimentación. Podemos conseguir fortalecer muchísimo nuestro abdomen, pero no ver los resultados en el espejo por culpa de la capita de grasa que lo cubre. Es importante también que no te obsesiones con hacer series de muchas repeticiones, acabarás saturando el músculo. No es bueno hacer 2000 abdominales al día si no lo hacemos con los descansos oportunos.