Si has estado dando vueltas y vueltas durante toda  la noche y no has podido encontrar una manera cómoda de dormir un poco, el yoga podría ser tu gran aliado para conciliar el sueño.

Se estima que más del 55 por ciento de las personas que practicaban yoga aseguran que les ayuda a dormir mejor. Además, más del 85 por ciento de los participantes afirmó que practicar yoga ayuda a reducir el estrés.

Eso se debe principalmente al hecho de que, a diferencia de correr, HIIT o hacer otros entrenamientos de alta intensidad, el yoga calma la mente y el cuerpo, y nos lleva al descanso profundo de manera más rápida y completa. Así que si has tenido problemas para dormir, tómate unos minutos cada noche antes de meterte debajo de las sábanas y haz esta pose de yoga para conseguir un mejor sueño.

¿Cómo hacer la pose de Viparita Karani?

  • Siéntate con tu lado izquierdo contra una pared. La espalda baja debe descansar contra un cojín o almohada si está usando una en la cama.
  • Gira suavemente tu cuerpo hacia la izquierda y lleva las piernas hacia la pared. Si está usando un cojín, coloca la parte inferior de la espalda sobre el cojín antes de subir las piernas por la pared. Usa tus manos para mantener el equilibrio mientras cambias tu peso.
  • Baja la espalda al suelo y acuéstate. Descansa los hombros y la cabeza en el suelo.
  • Mueve el peso de un lado a otro y acerca los huesos de tu trasero a la pared.
  • Deja que los brazos descansen abiertos a los lados, con las palmas hacia arriba. Si estás usando un cojín, la espalda baja ahora debería estar completamente apoyada en él.
  • Deja que las cabezas de los huesos del muslo (la parte del hueso que conecta la cavidad de la cadera) se suelten y se relajen, cayendo hacia la parte posterior de la pelvis.
  • Cierra los ojos y trata de permanecer en esta postura entre 5 y 10 minutos, inhalando y exhalando por la nariz.
  • Para salir de esta postura, empújate lentamente lejos de la pared y desliza las piernas hacia el lado derecho.
  • Usa tus manos para presionarte hacia atrás en una posición sentada.

Si puedes y es cómodo, no dudes en hacer Legs Up the Wall contra el cabecero de tu cama. Después de estar en esta postura durante unos minutos, cambia lentamente a una posición cómoda para dormir.

5 beneficios de hacer la pose Viparita Karani todas las noches

Ayuda a aliviar el dolor lumbar

Mientras estás en la postura Legs Up the Wall, la presión y la tensión se liberan de la columna, especialmente si estás en una cama o usas una almohada o cojín.

Estira suavemente los isquiotibiales

Cuanto más practiques esta postura y más cerca puedas acercar las caderas a la pared, más estiramiento sentirás en los isquiotibiales.

Promueve la relajación del suelo pélvico

En la postura de las piernas elevadas en la pared, los músculos pélvicos se relajan naturalmente, lo que permite que la tensión se libere del suelo pélvico.

Alivia pies y piernas acalambrados

Quitar la presión de las piernas y los pies invirtiéndolos y con las plantas de los pies hacia el techo puede ayudar a reducir la hinchazón en la mitad inferior del cuerpo, aliviar el dolor y liberar cualquier tensión que pueda haber sido causada por sentarse y/o de pie todo el día.

Proporciona relajación

Estar en esta postura, especialmente cuando se combina con la respiración consciente, puede ayudar a disminuir la frecuencia cardíaca y regresar al momento presente. Esto no solo crea un ambiente más tranquilo, sino que también ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y el insomnio, creando así un ambiente terapéutico y brindándote la oportunidad de quedarte dormido más fácilmente por la noche.