Estirar antes de dormir es una manera ideal de relajar la musculatura y conciliar el sueño. Después de una jornada de actividades, entrenamiento y los distintos quehaceres cotidianos, podemos sentir rigidez muscular y tensión. Con los siguientes estiramientos podrás mejorar la plasticidad de tu cuerpo y notar los beneficios.

Realiza los siguientes ejercicios suavemente, mediante una respiración profunda. Debes estirar con suavidad, relajarte y no forzar en ningún caso.

Ejercicios para promover la relajación antes de dormir

  • Tumbado boca arriba, flexiona las rodillas y mantén los pies separados a la altura de las caderas. Coloca las manos detrás de tu cabeza y entrelaza los dedos. El ejercicio consiste en intentar juntar los omóplatos para tensionar la parte superior de la espalda. Mantén unos segundos, relaja y repite.

 

  • Cuando finalices unas cuantas repeticiones del ejercicio anterior, en la misma postura con las manos tras la cabeza y las rodillas flexionadas, levanta la cabeza lentamente hasta sentir un leve estiramiento de la base del cuello. Mantén unos segundos y regresa a la posición inicial. Se trata de un buen estiramiento para reducir la tensión en la parte superior de la columna y cuello.

 

  • Tumbado boca arriba, flexiona las rodillas y déjalas caer hacia los lados manteniendo las plantas de los pies juntas. Es como la postura de la mariposa, pero en lugar de sentado, la espalda permanece apoyada. Presta atención a la zona lumbar.

 

  • Por último, en la misma posición de tumbado, estira los brazos hacia atrás por encima de tu cabeza y alárgalos tirando fuerte. Al mismo tiempo las piernas deben hacerlo hacia el lado opuesto, con los empeines estirados.

Si eres constante y sigues esta sencilla rutina, notarás una importante mejora en la condición de tu musculatura.

En el siguiente enlace podrás consultar cuatro estiramientos para realizar por las mañanas en la cama: https://lifestyle.fit/entrenamiento/estiramientos/estiramientos-empezar-dia