Una lámina de músculos internos llamada diafragma se extiende a lo largo de la parte inferior de la caja torácica y separa el pecho del estómago. El diafragma participa en la respiración, por supuesto, pero también ayuda a eliminar los desechos corporales y evita que el ácido del estómago se acumule en el esófago. Una hernia de hiato ocurre cuando el diafragma se debilita o desgarra en el hiato esofágico, el orificio en el diafragma que permite que el esófago se vacíe en el estómago. Cuando esto ocurre, parte del estómago sobresale a través del desgarro. Por lo general, las hernias de hiato pueden sanar sin intervención quirúrgica. Los ejercicios y estiramientos que fortalecen el diafragma pueden reducir el riesgo de hernia hiatal y ciertos ejercicios pueden aliviar algunos de los síntomas.

¿Qué síntomas caracterizan a la hernia de hiato?

Aquellos que tienen síntomas de hernia hiatal suelen presentar enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE. Los síntomas de la ERGE incluyen acidez estomacal, eructos, dificultad para tragar, vómitos de comida en la boca y dolor en el estómago o el pecho. La hernia de hiato aumenta el riesgo de ERGE al alterar los músculos que envuelven la base del esófago, donde la comida entra en el estómago. Cuando este esfínter esofágico no funciona correctamente, el contenido del estómago puede llevar el esófago hacia la garganta y la boca.

¿Cómo podemos prevenirla?

El estiramiento debe ser un componente de un programa integral de tratamiento y prevención. El acondicionamiento físico, que incluye estirar y fortalecer el diafragma y el ejercicio aeróbico de intensidad moderada, pueden reducir los síntomas de ERGE. Consulta con tu médico antes de comenzar nuevas rutinas de ejercicio. Pregunta sobre tratamientos médicos, así como ejercicios y estiramientos que pueden ayudar con la hernia hiatal.

Estiramientos colgantes

La hernia de hiato deslizante, el tipo más común, ocurre cuando porciones del estómago entran y salen del hiato. Cuando esto ocurre, el esfínter esofágico no puede cerrarse correctamente. Algunos estiramientos pueden promover el movimiento del estómago hacia abajo por el hiato esofágico. Estírate con los brazos colocados en una barra, agárrate y deja que tu cuerpo cuelgue y se estire. Deja que tu cuerpo cuelgue libremente y estire el torso tanto como sea posible. Repite esto varias veces al día para alentar a las porciones sobresalientes de tu estómago a deslizarse hacia la cavidad abdominal.

Estiramientos

Los ejercicios de estiramiento aflojan y fortalecen los músculos abdominales. Los movimientos que pueden ayudar, incluyen flexiones laterales de pie, inclinarse hacia adelante doblando la cintura mientras estás de pie y estiramientos de extensión de cadera. No estires demasiado. Estirar demasiado o durante mucho tiempo puede disminuir la efectividad del entrenamiento de fuerza en un 4 a 28% y también puede limitar la flexibilidad. Limita el estiramiento a 30-120 segundos para mejorar la fuerza y ​​la flexibilidad.

Respiración profunda

La respiración profunda estira y fortalece el diafragma. Practica la respiración diafragmática varias veces al día. Acuéstate boca arriba, con las rodillas ligeramente dobladas. Coloca una mano sobre tu pecho y otra sobre tu estómago. Respira profundamente por la nariz con el diafragma. Deberías ver que la mano sobre tu estómago se mueve hacia arriba mientras inhalas, pero la mano sobre tu pecho debe permanecer quieta. Exhala profundamente, apretando los músculos del estómago y manteniendo la mano sobre el pecho. Repite cuatro veces.

Yoga

El yoga promueve la respiración profunda, la fuerza y ​​la flexibilidad y alienta el flujo sanguíneo para promover la curación. Evita las posturas que ejercen presión sobre tu abdomen, como la cobra, el arco y el puente. Concéntrate en posturas de estiramiento suaves, como abdominales, en los que te acuestas boca arriba, con las manos detrás de la cabeza y las rodillas dobladas, y levanta la cabeza del suelo. Haz posturas de pie como la pose del árbol. Pregunta a un instructor de yoga para obtener cierta orientación sobre las posturas que pueden ayudar con la hernia hiatal.

4 posturas de yoga para aliviar el dolor de cabeza