Los estiramientos son imprescindibles para poder gozar de una buena flexibilidad. El acortamiento en ciertos músculos, pueden ocasionar malas posturas e, incluso, una mayor incomodidad en el día a día. Lograr un rango amplio de movimiento es muy importante para sentiros ágiles y en forma. Hoy te enseñamos 3 ejercicios para estirar el pectoral.

El pectoral es un músculo grande que solemos emplear a menudo en nuestros entrenamientos. Sin embargo, no siempre recordamos estirarlo para favorecer su recuperación y relajación tras el esfuerzo realizado.

3 Ejercicios para estirar el pectoral

Los ejercicios de estiramientos para el pectoral resultan muy fáciles de ejecutar y no necesitas demasiado tiempo para hacerlo. Por ello, no hay excusa a la hora de pasarlo por alto. Recuerda que unos minutos de estiramiento son necesarios y tienen muchos beneficios para la totalidad de la musculatura, especialmente la que acabamos de trabajar.

1.Fitball

Muchas veces te hablamos de las ventajas de trabajar con material complementario. Una idea excelente para estirar el pectoral, es utilizar un fitball. Ponte de rodillas con el fitball delante de ti y hazlo rodar hacia delante, de manera que las palmas de las manos queden sobre la pelota, y los brazos alargados en línea con tu columna. Aguanta unos segundos y regresa.

2.Columna

Ponte de espaldas a una columna, o en la esquina de una pared. Lleva tu brazo hacia atrás, en paralelo al suelo y coge la esquina de la pared o columna. A continuación, rota el torso hacia el lado contrario del brazo. De esta manera, si tienes extendido el brazo derecho, rota hacia la izquierda y viceversa. Aguanta unos segundos y cambia de lado.

3.Manos en la espalda baja

Apoya las palmas de tus manos en la zona lumbar, con los dedos hacia el suelo. Observarás que los codos quedan flexionados. Mantén las rodillas ligeramente flexionadas, la cadera baja y evita la curvatura lumbar excesiva basculando la pelvis. Nota cómo se estira el pecho, como si quisieras tocar los codos entre sí. Asegúrate de que tus hombros están hacia abajo y el cuello alargado. Aguanta unos segundos y relaja.

Como puedes observar son ejercicios sencillos, que puedes hacer en cualquier momento y lugar y que no te llevarán más de unos minutos. Si a menudo piensas que tienes prisa y no puedes quedarte estirando, debes saber que el estiramiento forma parte de un entrenamiento completo y es fundamental para que tus músculos se relajen y recuperen correctamente.