4 estiramientos que puedes hacer en la cama por la mañana

4 estiramientos que puedes hacer en la cama por la mañana

Carol Álvarez

El cuello rígido y la espalda contracturada es uno de los peores tipos de llamadas de atención después de una noche inquieta, sobre todo si van acompañadas de un dolor intenso. Por suerte, incluso después de una noche de sueño horrible, hay algunos estiramientos que puedes hacer en la cama para aliviar los músculos doloridos antes de empezar el día.

La próxima vez que te despiertes sintiéndote tenso o rígido, lo mejor que puedes hacer es probar estos cuatro movimientos para aliviar la tensión en toda la parte superior e inferior de la espalda.

Estiramientos para hacer en la cama antes de levantar

Figura Cuatro Limpiaparabrisas

  • Acuéstate boca arriba con los brazos extendidos hacia los lados.
  • Coloca los pies planos sobre la cama, las rodillas apuntando hacia arriba.
  • Cruza tu tobillo derecho sobre tu rodilla izquierda.
  • Manteniendo la parte superior del cuerpo en su sitio, deja caer la rodilla izquierda hacia el lado izquierdo.
  • Mantén esta posición durante 15 segundos y luego cambia de lado.

Mantén las manos a los lados mientras gira hacia la izquierda y hacia la derecha. Solo deja caer la mitad inferior lo más bajo que puedas mientras mantiene los omóplatos contra la cama.

Giro de costado

  • Acuéstate boca arriba con los brazos hacia los lados en forma de T.
  • Coloca los pies planos sobre la cama a un pie de distancia de tu trasero, con las rodillas apuntando hacia arriba.
  • Manteniendo la parte superior del cuerpo plana contra la cama, deja caer ambas rodillas hacia la derecha.
  • Vuelve tu mirada hacia la izquierda.
  • Mantén aquí durante 15 segundos, luego repite en el lado opuesto.

Rodillas al pecho

Este ejercicio, más que un estiramiento, es una pose de relajación. Con esta postura de intenta relajar la columna y la zona lumbar. Puedes balancearte ligeramente para ejercer «presión» en diferentes puntos de la espalda.

  • Empieza tumbado boca arriba.
  • Manteniendo los omóplatos contra la cama, abraza ambas rodillas contra el pecho y rodea las rodillas con los brazos.
  • A medida que tu cuerpo se relaja, abraza las rodillas más cerca de tu cuerpo.

Estiramiento press pronador

  • Comienza tumbado boca abajo, con las palmas de las manos debajo de los hombros.
  • Lentamente, al exhalar, presiona las palmas de las manos y comienza a estirar los brazos.
  • Lleva los hombros hacia atrás y abre el pecho. Quédate aquí.

Deja que tus brazos hagan el trabajo, no la zona lumbar. Aprieta los glúteos mientras estiras los brazos para evitar tensiones en la zona baja de la espalda.