Estoy segura de que vosotros también os habéis fijado en las piernas de los deportistas profesionales. Es evidente que son delgadas, fuertes, fibrosas; símbolos de sacrificio, sufrimiento, disciplina y constancia. ¿Pero te has fijado en su estética? Todos van afeitados. Desde hace años, los deportistas llevan sus piernas sin vello, por lo que la depilación no es solamente cuestión de jueves por la noche. ¿Y por qué se depilan? Llama la atención que incluso los hombres lo lleven haciendo durante décadas.

En realidad no sabemos qué deportista fue el primero en depilarse las piernas, ni por qué lo hizo. Hay quienes piensan que todo empezó a principios de 1900, cuando las mujeres occidentales se quitaban el vello para poder lucir pantalones tobilleros o trajes de baño. Se pensó que era una cuestión de limpieza, estilo, facilitación para dar masajes y mejorar la aerodinámica.

Ahora que piensas que la depilación es una buena opción para «mejorar» el rendimiento, estarás pensando en cuál es la mejor manera de hacerlo. A muchos les resulta absurdo agacharse en las minúsculas duchas del gimnasio para poder llegar a los tobillos. Con suerte no te resbalas, pero es posible que te cortes o empieces a sangrar. Doloroso no es tampoco, pero es muy escandaloso. Analizamos cuáles son todas las opciones que puedes hacerte tú mismo en casa.

¿De qué manera es mejor hacer la depilación?

Cuchilla

Si vas a afeitarte las piernas, lo mejor es usar una cuchilla desechable. No existe una gran diferencia entre las de hombres (para la cara) y las de mujeres (para el cuerpo), tan solo lo notarás en el precio elevado de la versión femenina. En general, es un accesorio bastante barato y que se puede comprar en cualquier lugar. Hazte con una que tenga entre tres y cinco cuchillas, además de una tira humedectante.
El inconveniente de las cuchillas es que tienen una vida corta, por lo que podrás gastarte mucho dinero durante todo el año, sobre todo si tienes es vello grueso.

Bandas de cera fría

Quizá sea una de las formas más temidas, junto a la cera caliente. La cera es de la opción menos practicada para eliminar el vello de las piernas, pero como lo elimina el vello desde la raíz (en lugar de cortarlo a la mitad como una cuchilla), es mucho más eficaz y mantiene las piernas suaves durante más tiempo. Cuanto más te depiles, más fácil y menos doloroso resultará. Las tiras individuales de cera fría son menos sucias que la cera caliente, aun así te aconsejo que tampoco te lo pienses mucho a la hora de tirar.

Como desventaja encontramos que la cera no podemos hacerla con tanta frecuencia como la cuchilla, ya que el vello debe ser lo suficientemente largo como para pegue en ella. Lo normal es que pasen unas 2 semanas, mínimo, hasta que vuelvas a poder hacértela.

Crema

Las cremas depilatorias son una de las formas más comerciales de depilación, ya que necesitarás poco tiempo y esfuerzo. Además, no te dejarán cortes o quemaduras, como sí pueden provocar las opciones anteriores. Lo que debes tener en cuenta es que tu piel no tenga heridas, granos o rasguños, ya que el ingrediente activo es una solución química.

Maquinilla eléctrica

Uf, para usar maquinilla eléctrica también hay que estar preparado mentalmente. Con solo encenderla te vas a asustar con el ruido. Como ventada tenemos que duran mucho más en el tiempo y al ser inalámbrica puedes depilarte donde quieras. Lo negativo es que tendrás que mantenerla cargada para que funcione, o engancharla a la corriente. Además, no suele quedar un afeitado tan perfecto como una cuchilla de afeitar.