El Crossfit es una disciplina que está en total tendencia en el mundo del fitness. Cada vez son más los gimnasios o centros deportivos que dedican más recursos y espacios para aquellos quieren ser más funcionales en sus entrenamientos.

Seguro que conocéis la técnica del HIIT, ¿verdad? Pues hoy os contaremos en qué consiste el AMRAP, un método más incluido en los entrenamientos con intervalos de alta intensidad.

¿Qué es el AMRAP?

AMRAP se debe a las siglas en inglés de As Many Rounds As Possible, o lo que es lo mismo: haz tantas rondas como sea posible. Lo fundamental de este entrenamiento es realizar el mayor número de rondas de ciertos ejercicios durante un tiempo determinado. Es decir, eliges tu rutina de ejercicios, decides el tiempo y mides cuántas repeticiones o vueltas has hecho.
En casi todos los ejercicios pueden aplicarse el AMRAP, pero debes saber hacerlo correctamente. Una de las ventajas que tiene este método es que no necesitarás maquinas o pesas, sino que puedes hacerlo con tu peso corporal.

Si eres de las personas que siempre se quejan de no tener suficiente tiempo para entrenar, ahora ya no tendrán excusa. Con el AMRAP no tienes una obligación de una hora o dos, como sueles estar en el gimnasio. Lo que tienes que hacer con este método es entrenar lo más intenso posible para sentir el esfuerzo al terminar. El tiempo lo puedes ir variando constantemente, aunque lo recomendable es marcar un tiempo de unos 20 minutos.
Cada día que entrenes debes medir tus marcas e intentar superarlas. En este entrenamiento solo compites con tu “yo” del pasado, así que dale caña.

¿Qué beneficios aporta?

  • No requiere mucho tiempo. Como ya hemos comentado antes, el tiempo necesario para una sesión de AMRAP es muy reducido y lo podemos adaptar fácilmente en base al tiempo que tengamos disponible. Lógicamente, con este tipo de ejercicio no podemos esperar tener mucha ganancia de fuerza máxima, pero sí que nos aseguramos de una alta quema de calorías.
  • Quema la grasa. Los entrenamientos HITT están muy indicados para la pérdida de grasa y, en este caso, el AMRAP es mucho más productivo. Si consigues hacer un buen entrenamiento, estarás llevando a tu cuerpo a sus niveles máximos y tendrás que consumir todos los recursos disponibles de energía que haya en tu cuerpo.
  • Aumenta la fuerza mental. Entrenar bajo presión física, nos hace aumentar la fuerza mental. Cuando tu cuerpo esté a punto de rendirse, tu mente será la encargada de exigirle un poco más para acabar el entrenamiento.
  • Mejora la resistencia muscular y cardiovascular. Normalmente, en los entrenamientos tradicionales, la resistencia muscular y cardiovascular se ejercitan por separado. Por lo que si quieres mejorar estas dos cualidades, tendrías que realizar dos entrenamientos distintos. Por suerte, en el caso del AMRAP, es posible combinar los ejercicios para mejorar ambas a la vez y ahorrar tiempo.

Ejemplo de AMRAP

Como en todo entrenamiento, antes debemos realizar un calentamiento para evitar lesiones. Es muy importante en este caso, ya que someteremos a nuestro cuerpo a ejercicios con alta intensidad e impacto.

Puedes realizar:

  • Zancadas con salto (10 reps)
  • Sentadillas (15 reps)
  • Flexiones (10 reps)
  • Jumping Jacks (30 reps)

Los ejercicios y las repeticiones las puedes adaptar a tu nivel de forma física. ¿Cuántas rondas serás capaz de realizar en 20 minutos?