El gimnasio es como un aula o una oficina: hay normas importantes que debes seguir para mantener a todos seguros y garantizar que entrenas de manera eficiente. Las reglas también están ahí para evitar que parezcas un novato en el gimnasio cuando coges una barra y no sabes muy bien qué hacer.

A continuación te vamos a contar 7 errores que los principiantes (y los incultos) suelen realizar. Además, hay momentos en los que te puedes poner en peligro a ti o a tu entorno, por lo que no está de más que le eches un vistazo a los consejos para asegurarte de que lo estás cumpliendo todo a la perfección.

Discos, discos y más discos

Existen dos tipos de deportistas: los que cargan las barras con millones de discos y los que optan por menos discos y más peso. Es decir, he visto personas que para levantar 60 kg, se cogen 4 discos de 5 kg y 2 discos de 10 kg. ¿Qué necesidad hay de acaparar tantos discos? Además de ser un mal compañero (puesto que puedes dejar sin cargas al resto), eres un poco ignorante.

Si eres capaz de levantar una carga pesada, opta por por discos grandes, y no acumules tantos pequeños.

No te acercas a la barra

Creo que este es uno de los errores más comunes. ¿Estás haciendo peso muerto o un clean y te inclinas antes de subir la barra? Si no te acercas a la barra adecuadamente, entonces tienes que tirar de la ella hacia ti mientras estás todo doblándote y encorvándote, y luego terminas fuera de posición antes incluso de comenzar el levantamiento.

En su lugar, sube la barra hasta que tus espinillas la toquen y luego respira antes de adoptar una posición perfecta para preparar tu levantamiento. No solo estarás en una mejor posición, sino que te verás un poco más imponente. Casi como si supieras lo que estás haciendo (en el caso de los novatillos).

Dejas caer el material

Seguramente, no hay cosa que odie más. Cuando no llevo los auriculares, me pone de mal humor ver a la gente tirando las barras vacías al suelo (sin las placas que amortiguen), las mancuernas o las kettlebells.

De verdad, no es necesario. Además de ruidoso y desagradable, tirar el material al suelo no es beneficioso para su conservación.

Ignoras tu entorno

Si tu gimnasio tiene plataformas, probablemente sepas que no debes pararte en la plataforma cuando alguien más está levantando. Pero si no tiene plataformas, es menos obvio lo lejos que necesita estar. Suelo ver a personas caminando justo enfrente o detrás de alguien que se está preparando para un lift, poniendo a ambos en riesgos.

En pocas palabras: ten en cuenta tu entorno y sé consciente sobre el espacio que le das a los demás cuando tienen una barra en sus manos.

Descargas inadecuadamente la barra

Por suerte, tenemos un artículo en el que te enseñamos a cargar y descargar la barra olímpica. Este es uno de los errores más habituales, y no solamente en personas principiantes.

No pides ayuda a alguien para que te observe

Si piensas que estás cerca de fallar cuando vayas a hacer una sentadilla o un clean, no seas tímido y pide a alguien que te vigile. Esto solemos verlo mucho en los press de banca. Pero si quieres aparentar que eres muy fuerte y que no necesitas a nadie para quitarte la barra de la espalda, asegúrate de no tener a nadie detrás de ti.

No respetas tu programación

Si estás siguiendo un programa de entrenamiento, respeta las rutinas programadas para ti cada día.

Probablemente haya una razón para ellas, incluso si parecen demasiado ligeras. No solo entrenes con pesos pesados más porque crees que es mejor, ni redondees las cargas hacia arriba o hacia abajo porque eres demasiado vago como para tomarte el tiempo de cambiar los pesos para cumplir con los porcentajes.