La vida no es lineal, ni está perfectamente controlada. Y algo así sucede en los deportes. En cualquier momento de nuestra vida hacemos rotaciones, giramos, nos torcemos, etc. Sin embargo, en el gimnasio, normalmente nos enfocamos en movernos de manera lineal y controlada.

Después, nos preguntamos por qué nos lesionamos de repente buscando algo en el asiento trasero del coche. Evidentemente, no estoy afirmando que nunca te vayas a lesionar si empiezas a introducir movimientos rotacionales en tu entrenamiento, pero sí pueden ayudarte a prepararte de manera efectiva para cualquier giro, además de fortalecer los músculos y articulaciones.

Si aún estás confundido y no sabes a qué me refiero con movimientos rotacionales, déjame explicarte. El movimiento rotacional es un movimiento en el que algo, un hueso o una extremidad entera, gira alrededor de un solo eje largo.

A continuación te enseñamos 5 movimientos con rotación para trabajar esta deficiencia.

Slams de balón medicinal

Estos son parecidos a los slams de balón medicinal normal, pero con una rotación. Comienza con la pelota medicinal en un lado de tu cuerpo y a la altura de la cintura. Luego, levántala y gírala 180 grados sobre las puntas de los pies. Golpea la pelota contra el suelo, recógela mientras rebota y gira hacia el otro lado de la misma manera.

Rotación con landmine

Este ejercicio es ligeramente más lento y controlado que los slams medicinales, y son excelentes para desarrollar la fuerza y ​​la estabilidad del core; además de acostumbrar a tu cuerpo a rotar de una manera más controlada. Al igual que en los slams, concéntrate en girar sobre las puntas de los pies con los talones en el suelo.

Lanzamientos laterales de balón medicinal

Con una pelota medicinal a la altura de la cintura, separa los pies al ancho de los hombros y mira hacia afuera de la pared a 45 grados. Después, simplemente gira 45 grados, girando sobre las puntas de los pies, hasta que estés frente a la pared y lances la pelota contra ella. Concéntrate en generar energía desde tus caderas mientras lanzas la pelota hacia la pared.

Giros rusos

Los giros rusos son una manera fácil de incorporar tanto el trabajo lateral como el trabajo de fuerza oblicua en tu rutina de entrenamiento.
Pruebe 3 series de 20 repeticiones con una pelota medicinal, con mancuernas o pesas rusas. ¿Cuánto peso eres capaz de aguantar?

Palof con rotación

Comience en una posición Palof tradicional y gira 45 grados lejos del poste donde has colocado la banda, mientras mantienes la posición. Una vez más, gira sobre las puntas de los pies mientras giras lejos del poste y vuelve a tu posición inicial. Tienes que hacer toda la fuerza con el core durante todo el movimiento.