Gracias al auge del CrossFit, muchas metodologías, servicios y materiales se han empezado introducir en otras disciplinas. Todos conocemos que el CrossFit es una de las mejores maneras de acondicionamiento metabólico, ya que se entrena con superseries o en circuitos intensos.

Un estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research quiso saber qué ejercicios eran los más efectivos en este deporte.

¿Cuánto oxígeno se consume?

Para conocer la efectividad de los entrenamientos de acondicionamiento metabólico, los investigadores se basaron en las tasas de consumo de oxígeno. El consumo de oxígeno está vinculado de forma directa con el consumo de energía. La mayor parte de energía producida en el cuerpo se realiza a través de sistemas aeróbicos, por lo que cuanta más energía gastemos mayor será el consumo de oxígeno.
Aunque también es cierto que medir el consumo de oxígeno una vez la mejor manera para detectar el gasto de energía anaeróbica. En cualquier ejercicio intenso, una parte es siempre anaeróbica, así que los investigadores también tuvieron en cuenta el consumo de oxígeno durante el descanso de cada ejercicio.

Se compararon los niveles de consumo de oxígeno en 13 ejercicios: press de banca, sentadillas, zancadas, curls, burpees, flexiones, planchas y ejercicios con battle ropes y bosu.

Comparar ejercicios tan diferentes es un poco difícil, así que los investigadores mantuvieron los ejercicios de la forma que se realizaban normalmente. Es decir, hubo algunos que se realizaron con peso extra y otros tan solamente con el peso corporal. Los ejercicios más intensos se realizaron en 3 series de 10 repeticiones, y los que solamente se usaban el peso corporal hicieron 3 series de 20 repeticiones.
Las battle ropes y las planchas se practicaron en tres series de 30 segundos cada una. Todos los ejercicios tuvieron un descanso de 2 minutos entre cada uno.

Las burpees y las battle ropes: ganadoras absolutas

¿Cuál crees que fue el ejercicio más efectivo para quemar calorías? Pues sí, las burpees y las battle ropes. Una vez que se convirtió el consumo de oxígeno en gasto de calorías, las battle ropes quemaron una media de 10’3 calorías por minuto, frente a los burpees que llegaron a las 9’6 calorías.

Los participantes quemaron 1’1 calorías por minuto cuando descansaban. De los ejercicios de resistencia, las sentadillas fueron las ganadoras con un gasto de 8’2. En cuanto a las planchas, tan solo se quemaron 3’3 calorías por minuto; pero, por supuesto, cualquiera de estos ejercicios consume más de 3 veces las calorías que no quemamos cuando hacemos nada.

Lógicamente, estos datos son orientativos, puesto que tendríamos que tener en cuenta los pesos utilizados, los periodos de descanso, la velocidad del movimiento y la fisonomía del deportista. Aún así, ya sabes cuáles son los 2 ejercicios que más queman.