Potencia: a menudo considerado el santo grial de la destreza atlética.

Sin embargo, la mayoría de nosotros que vamos a gimnasios normales (e incluso atletas de alto nivel) no pasamos tanto tiempo entrenando para ser más explosivos y potentes. Lo más habitual es dedicar gran parte de nuestro tiempo al entrenamiento para ganar fuerza, y suponemos que ganar fuerza se traducirá en ser más explosivo. No obstante, la potencia depende tanto de la velocidad como de la fuerza.

¿Recuerdas la ecuación de potencia que aprendiste en el instituto? Fuerza x Distancia/Tiempo = Potencia

En otras palabras: Velocidad + Fuerza = Potencia

El año pasado, dediqué algo de tiempo a trabajar para ser más explosivo, y me di cuenta de que se nota una gran diferencia al ayudarme a reavivar algo de esa explosividad natural que tenía de niña.

A continuación te enseñamos cinco de los ejercicios que he utilizado para mejorar la potencia explosiva, tanto en la parte superior como en la parte inferior del cuerpo.

Circuito pliométrico

Me gusta este tipo de circuitos porque puedes comenzar desde poquito con cajones más bajos y, a medida que te sientas más cómodo y seguro, puedes aumentar lentamente hacia cajones más altos. Constrúyete un camino de cajones y ve saltando de uno en uno, rebotando en el suelo y cogiendo impulso para el siguiente cajón.

Mira si puedes rebotar rápidamente entre cajas en lugar de aterrizar ruidosamente con un golpe seco.

Saltos amplios

Los dos errores más grandes que veo en este tipo de saltos son olvidar usar los brazos y olvidar saltar tanto vertical como horizontalmente.

Imagina un saltador olímpico horizontal por un segundo, aunque su deporte se trata de cuánto tiempo pueden saltar, también saltan bastante alto. La altura en tu salto también te dará más distancia.

Es cierto que pueden ser duros para las articulaciones, por lo que sugiero usar una esterilla para el aterrizaje.

Límite a una pierna

Una vez que comiences a sentirte más seguro saltando y saltando con los circuitos pliométricos y los saltos amplios, comienza a introducir algunos saltos de una sola pierna.

Saltos al cajón a una pierna

Del mismo modo, una vez que te sientas seguro al saltar sobre una pierna, juega con algunos saltos al cajón con una sola pierna. El objetivo aquí es un rebote inmediato de un cajón al siguiente.

Flexiones pliométricas

La velocidad y la potencia no son solo para la parte inferior del cuerpo. Estas flexiones pliométricas también han ayudado mucho a mejorar la potencia de la parte superior de mi cuerpo. Prueba a hacerlas primero con las rodillas apoyadas, y luego levanta las piernas.