El CrossFit se practica generalmente para mejorar la preparación física general, y es por eso que ha ganado más adeptos en los últimos años. Sin embargo, la natación no se queda atrás. Ambas disciplinas trabajar el cuerpo con movimientos multiarticulares, por lo que usarlos de forma combinada puede aportar unos resultados espectaculares en el entrenamiento.

Es cierto que normalmente movemos los brazos y las piernas mientras nadamos, pero la clave para nadar es tener un core fuerte que conecte el tren inferior con el superior. Esto hará que nos movamos a través del agua de forma más eficiente. Me parece estupendo que tengas una espalda del tamaño de una montaña, o que tus piernas sean las de Serena Williams. Pero sin un core fuerte, tan solo nadarás como un fideo. ¡Fortalece tu núcleo para rendir mejor!

Como decíamos antes, en el CrossFit se realizan movimientos funcionales y compuestos. En comparación con los entrenamientos clásicos de músculos aislados, aquí sí se consigue un reclutamiento completo de los músculos.
A continuación te enseño cinco ejercicios claves para mejorar tu rendimiento en natación.

The Kipping Pull Up

¿A que nunca antes te habías planteado que el Kipping Pull Up se asemeja a un movimiento de natación? Es prácticamente lo mismo, la misma ondulación con el cuerpo. Aquí realizamos una serie sucesiva de movimientos que requieren varios grupos musculares para mover el cuerpo completamente extendido desde debajo de la barra hasta asomar la barbilla por encima de ella. El kipping proporciona un excelente control del core y enfatiza en el impulso de las patadas.

Para lograr rendir en velocidad de natación, requieres fuerza en tu tren superior, además de una coordinación cuidada de todos los músculos implicados (incluido el core y el tren inferior). Encima, a más casualidad, al una de las modalidades de Kipping se le denomina “mariposa”. ¿Imaginas por qué?

Hang Power Clean

Estamos ante un ejercicio bastante interesante para los nadadores y que casi ninguno realiza. El Hang Power Clean es un ejercicio compuesto que requiere el trabajo de varios grupos musculares de forma sinérgica.

Curtis P

Este ejercicio es uno de los más odiados en CrossFit. El Curtis P es posiblemente uno de los ejercicios menos conocidos, pero ahora vas a ver lo completo que llega a ser.

En el Thurster combinamos una sentadilla frontal con un empuje, intentando que en el primer movimiento la barra esté al nivel de los hombros. El Curtis P comienza con un clean. En ambos ejercicios se termina con la barra sobre la cabeza. Así que la diferencia entre los dos está en el recorrido.
Mientras que en el Thurster hay una sentadilla, en el Curtis P se realiza una zancada con cada pierna mientras mantenemos la barra a la altura de los hombros.

El beneficio que obtenemos es traducir la explosividad del movimiento en una explosión durante los giros de natación. Además también aportan una gran potencia en las piernas al nadar.

Levantamiento turco

Existe un amor-odio con este ejercicio. Pese a que es horrible su realización, todos sabemos los beneficios que aporta al cuerpo. Los nadadores son deportistas que suelen tener problemas de hombro, por lo que el levantamiento turco les enseñará a colocarlos correctamente y fortalecerlos.
En la natación se necesita una rotación constante del hombro y, aunque la mayoría de las veces la musculatura se desarrolla de forma adecuada, un trabajo excesivo del hombro puede provocar un problema. Te reto a encontrar un nadador que no haya sufrido algún dolor en esta parte del cuerpo. Será casi imposible.

El levantamiento turco es un ejercicio altamente funcional que requiere la implicación de todos los músculos del cuerpo para lograrlo. Digamos que comienzas desde una posición tendida en el suelo y terminas de pie, mientras soportas un peso bloqueado en el brazo. Asimismo, hacerlo con una kettlebell requiere una buena flexibilidad y estabilidad en los hombros. No es necesario que cojas mucho peso, siempre será mejor ir ligero y realizar bien la técnica.

GHD Sit-Up con extensión de espalda

A pesar de ser dos movimientos distintos, me parece buena idea agruparlos en un mismo pack. Sin duda, son dos ejercicios que mejorarán significativamente tu rutina de natación. La postura de GHD lleva el tronco de la hiperextensión a la flexión completa mediante la contracción isométrica del abdomen. Es genial para trabajar duro los abdominales y los flexores del tronco, así como los flexores de la cadera. Es todos los movimientos de natación, los flexores de cadera son fundamentales