Aprovechando el rebufo de los CrossFit Games, a algunos les ha picado la curiosidad por apuntarse a esta nueva tendencia deportiva. Seguro que en tu entorno hay alguien que lo practica y te quedas alucinado con los cambios físicos y mentales que ha experimentado, ¿verdad?
Si eres de los que quiere apuntarse, pero te da miedo lo “lesivo” que es o la “forma física” desde la que hay que partir, te contamos 7 cosas que deberías saber antes de iniciarte.

No necesitas estar en forma para empezar

Estoy convencida de que el mayor temor de los principiantes es “no estar en la forma física que se requiere”. Pero, realmente, para empezar tan solo necesitas ganas. No es necesario que te pongas en forma antes de meterte en un Box de CrossFit, es el mismo deporte el que te hará perder grasa y ganar músculo con el tiempo.
Este deporte destaca por ser adaptable a cualquier capacidad y condición, así que no temas por los WODs y dale caña.

Tus compañeros también han estado “allí”

La primera vez que me metí en un Box de CrossFit aluciné con los cuerpos de los compañeros y la fuerza que demostraban en cada serie. Imagina, yo ni era capaz de hacer una dominada sin goma. Pero si en algo me sorprendí fue en la actitud de los compañeros y los entrenadores hacia los nuevos: nadie se ríe del principiante y hasta que no termina el último, no ha terminado el entrenamiento.
Todos saben lo que es empezar de cero, así que siempre contarás con el apoyo del grupo.

No te convertirás en Hulk

Lo siento, pero vas a tener que trabajar muy, muy duro si quieres tener el cuerpo de los chicos y chicas que compiten en este deporte. No quiero que te tomes esto como un mensaje desesperanzador, sino que quiero que rompas el miedo a volverte voluminoso por hacer CrossFit.

Al igual que en el running, los progresos no son automáticos. Evidentemente, vas a notar una evolución física a partir de las 8 semanas, pero no serás Hulk. Así que si estás dudando apuntarte porque no quieres verte gigante, ¡no temas!

Vas a hacer amigos

Siempre lo he dicho, tanto si eres una persona introvertida y vergonzosa o como si te encanta conocer gente, el deporte es uno de los mejores planes para entablar amistades. Ten en cuenta que tus compañeros te verán en las “peores” condiciones y compartiréis “sufrimiento”.

No te compliques con la alimentación

Pensarás que los deportistas de esta disciplina eliminan los hidratos de carbono y se pasan el día comiendo proteínas, ¿verdad? La realidad es que su alimentación no es tan proteica o carnívora como se piensa. El CrossFit te enseña a utilizar los alimentos como combustible para tus entrenamientos, por lo que la mayoría será comida real y en cantidades que te sacien. No faltarán los vegetales, las grasas saludables, las proteínas de calidad, cereales y mucha agua.

Todos los días no se entrena intenso

A parte de que no todos los días tienes entrenamiento, tampoco se entrena siempre a la misma intensidad. Ya sabes que no es productivo realizar sesiones de alta intensidad dos días seguidos, por lo que en tu Box vigilarán el equilibrio de las rutinas.
Habrá días en los que sea intenso el WOD que propongan los entrenadores y otros donde se practique la técnica o se mantenga activo simplemente.

No hay dos Box iguales

Los Box son los centros de CrossFit. A diferencia de algunas cadenas de gimnasios, donde puedes entrenar de una forma bastante similar, en el CrossFit no ocurre igual. Ningún centro es igual, ni tiene los mismos materiales, ni se establecen los mismos entrenamientos.
Así que asegúrate de dónde de apuntas para que puedas cuadrar las horas y tus necesidades de entrenamiento.