Diferentes tipos de nados, estilos y nombres

Diferentes tipos de nados, estilos y nombres

Irene Torres

La natación es un deporte muy completo que presenta una gran diversidad de ventajas para el cuerpo. Si ya has oído hablar de sus beneficios y quieres iniciarte en este completo deporte acuático, ¡adelante! Conoce los estilos de natación más famosos y cómo se practican.

La natación es uno de los deportes más recomendables y completos que existen. Al nadar, involucramos la totalidad de la musculatura y logramos así tonificar el cuerpo de una forma muy orgánica y equilibrada.

Practicando natación, se desarrolla la capacidad de resistencia y la quema de grasas, ya que es un ejercicio cardiovascular muy efectivo. Además, está muy indicado en personas que sufren dolores de espalda, ya que no requiere movimientos bruscos, mejora la postura corporal y se puede variar en intensidad, según conveniencia.

Asimismo, el hecho de practicar ejercicio en el agua, evita el riesgo de impacto, por lo que se protegen las articulaciones y se evita el riesgo de sufrir ciertas lesiones. El nado está recomendado, incluso, para mujeres embarazadas, por la seguridad de este deporte y las grandes aportaciones positivas.

A nivel mental favorece la relajación, el estado de concentración y la motivación procedente de la práctica de ejercicio físico.

mujer haciendo nado hacia atras

Tipos de nado oficiales

Ya sea que queramos aprender a nadar para competir, hacer ejercicio, sobrevivir, mejorar o simplemente superar la vergüenza de las fiestas en la piscina, necesitamos aprender las mejores brazadas y estilos. Estos son algunos de los métodos mejor desarrollados para nadar en prácticamente cualquier agua.

Crol o estilo libre

Se trata del estilo más extendido popularmente y el más conocido, por nadadores e inexpertos. Cuando uno quiere simular un largo, directamente lleva a cabo los movimientos propios del crol.

La técnica y la respiración son muy importantes para ejecutarlo correctamente. Se recomienda medir la respiración para que coincida con las brazadas de natación girando la cabeza hacia un lado mientras su brazo está en la posición de recuperación (sobre el agua). No hay que girar la cabeza demasiado ni mirar hacia arriba o nos hundiremos en el agua en vez de permanecer sobre ella.

No obstante, es perfecto para empezar a introducirse en la natación ya que es, prácticamente, el estilo que primero se aprende. El nadador avanza boca abajo, alternando brazadas con uno y otro brazo y llevando una respiración calculada. El movimiento de brazos se lleva a cabo por encima de la cabeza y se acompaña de batidas de piernas para una mayor velocidad. La coordinación brazos, piernas y respiración requiere práctica, pero es cuestión de tiempo.

Espalda o del revés

Este estilo de nado también puede ser ejecutado por principiantes. Es similar al crol con la diferencia de que el nadador esta boca arriba, dándole la espalda al agua. Del mismo modo que ocurre en el crol, se avanza mediante brazadas alternas y batida de piernas. La respiración se logra de una forma bastante sencilla y requiere cierta fuerza. Las personas que se inician en la natación, suelen temer este estilo porque les genera cierta desorientación. De nuevo, con práctica se logra la adaptación a cualquier estilo.

Para realizar la brazada de espalda, mientras flotas boca arriba, alternaremos los brazos con un movimiento similar al de un molino de viento para impulsar hacia atrás. Al igual que el crol frontal, los brazos deben comenzar el movimiento circular empujando bajo el agua y recuperándote por encima del agua. Las piernas deben participar en una patada de aleteo. Y el rostro debe estar por encima de la superficie mientras miras hacia arriba.

Mantendremos el cuerpo lo más recto posible, con una ligera inclinación en la parte inferior del cuerpo para mantener las piernas bajo el agua. No permitiremos que las caderas bajen demasiado o que el cuerpo se doble en exceso. Mantendremos las piernas juntas y utilizaremos el movimiento de las caderas para obtener una patada más potente.

Braza

Quizás resulte el más sencillo, aunque también el más lento. Los movimientos de brazos y piernas se llevan a cabo bajo el agua sin necesidad de salir a la superficie. La orientación y respiración son sencillas, aunque requiere de una técnica específica para lograr el correcto movimiento y coordinación de las extremidades.

Este golpe se realiza con el estómago hacia abajo. Los brazos se mueven simultáneamente debajo de la superficie del agua en un movimiento semicircular frente al cuerpo. Tus piernas realizan la patada de látigo al mismo tiempo. La patada de látigo se ejecuta acercando las piernas desde detrás nuestra al cuerpo doblando las rodillas y las caderas. Luego, las piernas se mueven hacia fuera y hacia un lado antes de extenderse y volver a juntarse. Esta técnica de natación se suele comparar con el movimiento de una rana.

Haremos que cada brazada coincida con los movimientos de las piernas para una propulsión más efectiva descansando los brazos mientras las piernas patean y estirando las piernas mientras los brazos nos empujan hacia delante.

Mariposa

Un ejercicio excelente y una brazada competitiva común, posiblemente porque pone a prueba a un nadador experimentado. El estilo de mariposa se realiza levantando los brazos por encima de la cabeza y luego empujándolos hacia el agua para impulsarnos hacia delante.

Las piernas realizan una patada de delfín, en la que permanecen juntas y patean simultáneamente en forma de balanceo. Este es un estilo muy difícil de aprender, pero si damos clases de natación particulares, podemos trabajar duro para aprender este estilo desafiante. Un profesor de natación nos ayudará a aprender la técnica adecuada y nos guiará hasta que la perfeccionemos.

Para realizar el estilo mariposa, comienza en posición horizontal con el estómago hacia el fondo de la piscina. Llevaremos los brazos simultáneamente sobre la cabeza y los empujaremos hacia el agua para impulsarlos hacia delante y sacarlos del agua nuevamente para repetir. Conforme movemos los brazos hacia el agua, empujaremos la cabeza y los hombros por encima de la superficie del agua.

El mejor momento para tomar un respiro será cuando los brazos comiencen a salir del agua, justo antes de comenzar el siguiente empuje hacia delante. Levantaremos la cabeza directamente frente a nosotros durante este movimiento y no la giraremos hacia un lado.

hombre nadando a brazas

Otros tipos de nado

Pero no solamente se puede nadar con los estilos de natación oficiales. Básicamente, cualquier tipo de nado que nos haga flotar en la superficie y avanzar es válido.

De lado

Aunque no es uno de los cuatro golpes oficiales en la natación de competición, el golpe lateral es una gran técnica de supervivencia. Esto es comúnmente utilizado por los salvavidas porque se puede sujetar a otra persona y mantenerla fuera del agua mientras nadamos.

Nos tumbaremos de lado y moveremos las piernas en forma de tijera para impulsarnos hacia delante. Es un gran ejercicio para las piernas porque estas hacen la mayor parte de la propulsión. Alternaremos juntando las manos frente al pecho, luego lanzando los brazos hacia fuera, uno hacia atrás y otro hacia delante. Esto puede ser difícil de aprender, pero importante para ayudar a otros.

Remo

Esta es una técnica básica de natación en la que las manos se colocan en posición horizontal en el agua para mantener la cabeza sobre la superficie del agua sin hundirse. Es una habilidad de seguridad fundamental que se les enseña a los nadadores novatos. Las actuaciones profesionales de natación sincronizada también dependen mucho de esta habilidad. Se puede remar vertical u horizontalmente.

La técnica básica de remo implica mover los brazos, en un movimiento circular o en forma de ocho, con las palmas hacia abajo casi paralelas al suelo. Esto se hace sobre o justo debajo de la superficie del agua, ejerciendo presión hacia abajo. Doblaremos los codos y mantendremos las manos al frente, colocadas un poco más anchas que los hombros.

Trudgen

La brazada de natación trudgen es otro estilo híbrido que combina los estilos de estilo libre y brazada lateral para obtener un resultado único pero fácil. Lleva el nombre del famoso nadador inglés John Trudgen. Este estilo consiste principalmente en nadar de costado mientras se usan los brazos sobre la cabeza y patadas de tijera en cada segundo golpe. La patada de tijera ocurre cuando estás de lado.

A medida que el brazo izquierdo pasa por encima de la cabeza, las piernas se abren en preparación para la patada de tijera. Conforme el brazo baja a la superficie del agua, hacemos la patada de tijera juntando las piernas. Es muy parecido a hacer una brazada lateral de medio combate. La cabeza siempre estará por encima del agua, así que habrá mucho espacio para respirar.

estilos de natacion

Más estilos de natación

Más allá de los tipos de nado, también hay otros estilos de natación que engloban los movimientos anteriores. Los tipos más famosos son sincronizados, para bebés o para niños.

Natación sincronizada

La natación sincronizada se puede ver como un deporte casi sin esfuerzo y con la sensación de que cualquiera puede hacer eso, pero hay mucho más en este deporte. Los competidores requieren una gran cantidad de capacidades que incluyen fuerza, resistencia, flexibilidad, gracia y destreza, y además un excelente control de la respiración.

Las pruebas han demostrado que los nadadores sincronizados ocupan el segundo lugar después de los corredores de larga distancia en términos de capacidad aeróbica y el segundo después de los gimnastas en términos de flexibilidad. Se pone mucho trabajo en el deporte, ya que los nadadores hacen posiciones corporales establecidas, movimientos de transición y sincronización, todo lo cual forma la base de la competencia.

Infantil

El ahogamiento sigue siendo una de las causas más comunes de muerte accidental en los niños, por lo que saber nadar es una habilidad esencial para salvar vidas. Es importante recordar que los niños que parecen tener confianza en el agua no siempre son nadadores competentes.

La natación es un deporte divertido para todas las edades y, en especial, a los niños les encanta meterse en el agua y divertirse. Pero no es solo diversión, la natación también brinda muchos beneficios para la salud que pueden ayudar a mantener a los niños saludables y felices al mismo tiempo que mejoran la fuerza y ​​la flexibilidad, aumenta la resistencia e incluso mejora el equilibrio y la postura.

Matronatación

Los bebés se divierten mucho en el agua. La natación es el deporte más completo y el primero en iniciarse, incluso antes de que los bebés aprendan a caminar o gatear. Por regla general, las sesiones de matronatación suelen durar entre 30 y 45 minutos. Es habitual que se utilicen materiales como pelotas, churros o flotadores para la realización de los diferentes juegos. Se hace una amplia variedad de juegos, así como el uso de juguetes en el transcurso de las clases.

Aunque el nombre en ocasiones pueda implicar otra cosa, la matronatación no pretende que el niño aprenda a nadar, sino que es una especie de gimnasia acuática. La natación para bebés o matronatación se podría definir como una experiencia afectiva, lúdica, placentera y estimulante.

¡Sé el primero en comentar!