¿Es peligroso saltar en camas elásticas?

¿Es peligroso saltar en camas elásticas?

Sofía Pacheco

Las camas elásticas son el sueño de cualquier niño, y no tan niños… Poder flotar en el aire durante un segundo y después caer sabiendo que volveremos a botar hacia arriba. Pero no todo son bondades, las camas elásticas tienen ciertos riesgos, tanto las de ocio, como las de deportes que se usan en el gimnasio. Es por esto por lo que hemos querido hacer una parada en este tema y explicar todo sobre las camas elásticas.

Las camas elásticas son una superficie en la que se puede saltar y saltar sin parar e incluso alcanzar grandes alturas. Como todo en la vida, tiene sus riesgos, y no sirve la misma para niños, que para adultos o para hacer deporte. Vamos a ver toda esta información en detalle en los siguientes apartados.

Características

Para encontrar la cama elástica perfecta para nosotros tenemos que tener en cuenta un aserie de características que casi siempre se pasan por alto.

  • La inclinación del terreno debe ser inferior a 3 grados, algo por encima, sería desaconsejable e incluso muy peligroso.
  • La superficie debe estar siempre limpia y seca.
  • Elegir aquellas que tengan paredes de protección.
  • Que sea una superficie amplia y libre de huecos y agarres. Las hay con los muelles, costuras y agarres, escondidos bajo la propia lona, esas son las mejores opciones.
  • No más de 3 personas dentro de la cama elástica, a menos que sean expertos y controlen bien los movimientos y giros.
  • Prohibido para menores de 3 años. Lo adecuado es esperar a los 6 años.
  • Debe haber un espacio de seguridad de al menos metro y medio fuera de la cama elástica, por su caemos fuera.
  • La lona no debe vencerse hasta tocar el suelo, si eso pasa es exceso de peso, una cama elástica no adecuada o está en mal estado.
  • Hay que comprobar la seguridad, si hay piezas oxidadas, sueltas, rotas, etc.

Una mujer saltando en la cama elástica

¿Son aptas para todas las edades?

Cualquier persona puede usarlas, pero lo adecuado es que sea superior a 5 o 6 años e inferior a 70 años. No es apta para personas con vértigo, mareos, poca estabilidad, baja coordinación, lesiones, dolor de pies o espalda, embarazadas, sillas de ruedas, muletas, y similares.

Recordemos que es una superficie inestable, y si hay niños o adultos saltando, será más inestable aún. Es por esto por lo que debemos reducir al máximo las probabilidades de accidentes, que ya de por sí sin altas en una cama elástica.

Es por esto por lo que los menores de 5 años, no deben entrar, al menos no cuando haya más gente, tampoco personas mayores, con dificultades para moverse, personas con pocos reflejos, aquellos que tengan lesiones en las piernas o en la espalda, embarazadas (en cualquier etapa del embarazo), etc. Hay que tener cuidado del uso que se le da.

En los siguientes apartados vamos a conocer los beneficios y las contraindicaciones o riesgos de hacer uso de una cama elástica, ya sea para practicar jumping, un deporte muy de moda en la actualidad, o para disfrutar con nuestros hijos y sobrinos de una tarde de juegos en el jardín.

Beneficios de su uso

Sí, saltar en una cama elástica tiene beneficios, de hecho 10 minutos de saltos equivalen a 30 minutos de running y encima ahorramos un 40% de impacto en las articulaciones. Vamos a conocer más de cerca los beneficios del jumping, ya sea nivel deportivo en un gimnasio, o a nivel hobby en casa.

Ayuda a perder peso

Normalmente creemos que salir a correr o entrenar una hora en el gimnasio nos hará perder peso, pero, sin embargo, con solo 10 minutos de saltos conseguimos quemar las mismas calorías que corriendo 30 minutos, nadar sin parar 40 minutos y montando en bici a gran velocidad 30 minutos.

Según un estudio de la NASA, 10 minutos de saltos equivalen a un entrenamiento de carrera de 30 minutos y encima es mucho más divertido, ya que desarrollamos la fuerza muscular más rápido que con otro ejercicio.

Mejora equilibrio y coordinación

Dar saltos en una cama elástica ayuda a mejorar el equilibrio, cosa que es de vital importancia para evitar caídas y que fortalece todos los huesos, cartílagos, tendones y músculos del cuerpo y perfecciona la coordinación. Además, nos ayuda a estar más espabilados a la hora de reaccionar en una caída y poder poner los bazos, quitar una pierna, girar el cuerpo, etc.

Fortalecimiento de los huesos

Dar saltos es mucho más divertido y sano que salir a correr o trotar durante un rato, por mucho que vayamos con auriculares escuchando nuestra música favorita o vayamos acompañados de amigos.

Dar saltos fortalece el sistema musculoesquelético según la NASA, ya que al aterrizar después de un salto es equivalente al doble de la fuerza de gravedad, por lo que se desarrolla fuerza muscular y se previenen enfermedades óseas como la osteoporosis. Eso sí, si tenemos alguna lesión o enfermedad, podría n ayudar a remitir los dolores, sino a empeorarlos.

Niños jugando en camas elásticas

Corazón más fuerte y sano

La salud cardiovascular es muy importante, ya que es el músculo que nos mantiene con vida, por eso hay que cuidarlo siempre, haciendo ejercicio, comiendo sano, eliminando vicios, etc. Saltar en una cama elástica nos ayuda a mejorar su salud de una forma rápida y muy divertida.

Con solo 10 minutos de saltos, conseguimos poner en forma nuestro corazón, fortaleciendo el músculo, mejorando la circulación, la capacidad respiratoria, la presión arterial y todo el engranaje para seguir vivos y con salud.

Más concentración y mejor ánimo

Un estudio científico demostró que los niños que saltan en camas elásticas antes de ir a clases, mejoran su concentración y la predisposición a atender en clases y hacer las tareas. Esto se debe a que despierta su mente, pone en funcionamiento su cuerpo, mejora el ánimo y los pone felices.

Este descubrimiento también se puede extrapolar a los adultos, tras ese esfuerzo físico, mejora nuestra concentración y trabajamos más rápido. Todos sabemos los beneficios de hacer deporte y cómo nos ayuda a descargar estrés y a recargar las pilas, pues igual, pero con solo 10 minutos de saltos.

Principales riesgos

Ya conocemos todo lo bueno de las camas elásticas, ahora vamos a conocer la parte fea. Existen riesgos, y no son pocos, lo que pasa que actualmente la gente es más consciente y las camas elásticas están mucho mejor preparadas y con mejores materiales y más sistemas de seguridad. De esta forma, los riesgos se minimizan, pero siguen existiendo.

Las lesiones en extremidades inferiores son muy comunes, tanto en niños como en adultos inexpertos. Lo más común son luxaciones, esguinces, torceduras, llegando incluso a roturas de huesos, contracturas por golpes, huesos desencajados, etc.

Todo esto se puede evitar, reduciendo el número de personas, a un máximo de 3 y que siempre sean de alturas y pesos similares. De lo contrario el de menor peso, alcanzará más altura y más velocidad y no podrá controlar el aterrizaje pudiendo tener consecuencias muy graves.

¡Sé el primero en comentar!