Los leggings son una prenda deportiva que nos permite movernos en diferentes direcciones. Posiblemente no exista algo más cómodo que esto, pero no cualquier malla sirve para todo tipo de deporte. Yo he tenido que darme cuenta a base de tener experiencias negativas. Por ejemplo, los leggings de entrenar fuerza no rinden igual de bien para realizar entrenamientos de runnings. Es un suplicio tener que estar sujetándote la cintura de la malla porque se va resbalando en cada zancada.

A continuación te desvelamos qué legging elegir para cada tipo de actividad física.

Tus mejores leggings para…

Hacer running

Correr implica realizar muchos impactos contra el suelo por los rebotes, así que lo más ideal es que los leggings estén hechos de una tela de compresión. La compresión aporta una sensación de retención y calienta los músculos de las piernas; así que eso te mantendrá segura en cada zancada.

También deberías tener en cuenta algún parche reflectante (por si entrenas a primera hora de la mañana o de noche) y un bolsillo pequeño para tus llaves.

Mallas Nike Pro. Precio: 34’97€

Entrenamientos con intervalos de alta intensidad (HIIT)

Cuando realizas rutinas de entrenamiento de intervalos de alta intensidad, deberías hacerte con unas mallas con tela de compresión y de cintura alta. Al igual que sucede en el running, la tela de compresión evita que el legging se mueva incómodamente cuando realices saltos o sprints.

¿Por qué debería tener la cintura alta? No es solo una cuestión de estética o de intentar camuflar los michelines; la cintura alta es un plus para cuando tienes que hacer burpees o escaladores y no quieres estar subiéndote la cintura de la malla constantemente. Ademán, ten en cuenta que el sudor es un factor que también hace que las mallas se resbalen y se empapen antes. Si no quieres acabar con los leggings empapados y pasando vergüenza, evita los de algodón y opta por colores oscuros.

Senderismo

Con la llegada del buen tiempo, muchas personas se animan a hacer rutas de senderismo, ¿pero qué tipo de malla debes llevar? En realidad no hace falta que seas demasiado exigente cuando vas de excursión, pero sí tienes que ser consciente de que se te puednen romper con alguna caída o roce con piedras. Además, deben ser muy flexibles y cómodos por si tuvieras que subir senderos con pendiente.
Escoge unos básicos, con cintura media y sin compresión.

Ciclismo indoor

Hubo una vez que me metí en una clase de spinning con unas mallas de entrenamiento de fuerza y, ¡adivinad! Rajé todas las costuras interiores por el roce del sillín. Piensa que vas a estar sentado en una bicicleta durante, mínimo, 45 minutos. Necesitas una especie de amortiguación en y acolchamiento extra para tus zonas nobles.
Además, olvídate de cremalleras o bolsillos, porque con el roce puedes hacerte heridas un tanto desagradables.

CrossFit

Todo lo que implica saltar y ponerse en cuclillas significa que necesitarás leggings que permitan un rango de movimiento máximo pero que te sigan manteniendo fresca; así que una buena opción serían unos pantalones cortos con compresión de cintura alta. Procura que estén a la mitad del muslo, para evitar que se enrollen y suban.

¿No te sientes cómoda enseñando tanta pierna? Puedes elegir unos de longitud capri, que te mantendrán más fresca que los pantalones largos. Además, estos reducen la fricción que a veces pueden provocar los pantalones cortos.

Rebook CrossFit Chase Bootie. Precio: 31’47€

Yoga

Si alguna vez has practicado Yoga, habrás visto que necesitas unas mallas con cintura alta que se mantenga firme independientemente de los movimientos de flexión y estiramiento que hagas. Pero esto no es lo único que debes tener en cuenta. Si vas a una clase de Hot Yoga, debes buscar un tejido que se seque rápidamente y que sea transpirable.

Puma con estampado. Precio: 55€

Pilates

Puedes tener en cuenta los mismos consejos que para Yoga, aunque en realidad los movimientos lentos implican que no tienes que preocuparte demasiado por el sudor. Así que no «fallarás» eligiendo cualquier material. Lo que debes procurar es que no tenga bolsillos o cremalleras en la zona baja de la espalda. Piensa que la mayor parte de la clase te la pasarás tumbado o haciendo ejercicios de lumbar.

Levantamiento de peso

Hazte con unos leggings de cintura alta para sostener y enganchar tu core. Además, asegúrate de que puedes doblarte y ponerte en cuclillas sin problema. Necesitas unas costuras fuertes para no romper los pantalones (yo ya llevo 3 en este año).

Los leggings que tienen una doble capa de puntos tendrán menos probabilidades de romperse que los de una sola capa. Prueba a darle un tirón en la zona de las costuras, si se mantienen firmes y no rebotan cuando se suelta, ¡es tu malla!

GymShark capri. Precio: 55€

MMA y boxeo

Al igual que sucede con los leggings para HIIT, la cintura alta es una necesidad para la práctica de MMA o boxeo. Las patadas suelen hacer que la cintura de las mallas se resbalen hacia las caderas, por lo que te ves obligado a parar y reajustar una y otra vez.

Entrenamiento estando embarazada

Debido a que la mayoría de los entrenamientos para el embarazo son del lado de bajo impacto (especialmente el más tarde en el embarazo), el rendimiento importa menos que la comodidad y la cobertura. Elige un par súper elástico que se extienda contigo y con tu barriga en crecimiento, y un tejido liviano que te ayudará a mantenerte fresco. Para una máxima versatilidad, busque un panel trasero cruzado que le permita usar los leggings por encima o por debajo de su bache, también.

Senita Essential maternity. Precio 38€

Tallas grandes

No todas las mujeres tienen los mismos cuerpos, ni todos los leggings se adaptan igual de bien. Unos leggings que no sean de tu talla van a influir negativamente en tu rendimiento. Opta por unos de cintura alta que te ayuden a sentirte recogida y te dejen fluir mejor en los movimiento. No se trata de estética, si no de comodidad.

En Asos encuentras varias opciones a muy buen precio.