Últimamente se ha hablado mucho sobre las dietas basadas en vegetales, lo que hace que muchos deportistas se pregunten si abandonar la proteína animal mejorará su salud o su rendimiento general.

Aunque hay estudios anteriores que han encontrado que llevar una dieta basada en vegetales tiene muchos beneficios, desde mejorar la salud de tu corazón hasta mejorar el tiempo de recuperación, también puede tener sus inconvenientes: las personas que siguen este tipo de alimentación pueden correr el riesgo de tener déficit en algunos nutrientes esenciales, especialmente de colina, según una investigación publicada en BMJ Nutrition, Prevention & Health.

Solo el 11% de los adultos tiene suficiente colina

En el estudio, los investigadores analizaron datos de numerosas encuestas dietéticas de América del Norte, Europa y Australia. Descubrieron que la mayoría de las personas que viven en estos continentes no obtienen suficiente colina, un nutriente que ayuda al cerebro y sistema nervioso a regular aspectos como la memoria, el estado de ánimo y la función muscular.

«Algunos de estos efectos podrían beneficiar la salud y el bienestar general«, dijo Emma Derbyshire, autora del estudio. Obtener suficiente colina en tu dieta conduce a niveles reducidos de un aminoácido llamado homocisteína, que parece que se ha relacionado con una mejor salud cardiovascular.

En concreto, encontraron que solo alrededor del 11% de los adultos tiene suficiente colina. En Europa, el consumo de colina también está muy por debajo de la cantidad recomendada. Y en Canadá, solo el 23% de las mujeres embarazadas y el 10% de las mujeres lactantes cumplieron con la recomendación. La colina es especialmente importante para las mujeres que están embarazadas o están en un proceso de lactancia materna.

Los hombres adultos deben obtener alrededor de 550 miligramos de colina al día y las mujeres adultas deben hacerse con alrededor de 425 mg diarios. Además, las mujeres embarazadas deben recibir 450 mg y las mujeres que amamantan deben recibir 550 mg al día.

¿Dónde encontramos este nutriente?

Tanto los huevos como la leche y la carne de res son las principales fuentes de colina, por lo que las personas que se adhieren a una dieta basada en vegetales pueden tener deficiencias. Es cierto que esos alimentos de origen animal son fuentes ricas en colina, pero también puedes obtener este nutriente mediante algunos alimentos, como:

  • Nueces de soya tostadas
  • Vegetales crucíferos (como el brócoli y las coles de Bruselas)
  • Frijoles horneados
  • Hongos
  • Quinoa
  • Cacahuetes