Dieta para bajar el ácido úrico: ¿qué comer?

Dieta para bajar el ácido úrico: ¿qué comer?

Carol Álvarez

Seguro que has oído hablar de la famosa “gota”, también llamada la enfermedad de los ricos. Esta es una de las patologías más conocidas debido a las irregularidades con el ácido úrico. Si estás leyendo este artículo es porque eres muy curioso o porque desgraciadamente estás padeciendo algún tipo de problema.

A continuación te explicamos qué es el ácido úrico, qué problemas puede acarrear en el organismo y cómo debe ser la dieta para conseguir bajar los niveles en sangre.

¿Qué es el ácido úrico?

El ácido úrico es un compuesto químico que crea nuestro propio organismo cuando quiere disminuir unas sustancias llamadas purinas. Las purinas pueden generarse por el propio organismo de forma interna, o bien pueden ser ingeridas a través de la alimentación.
Así que nuestro organismo podrá utilizar esas purinas para los procesos de regeneración celular, o bien las elimina mediante la orina en forma de ácido úrico.

El problema es que la eliminación a través de la orina es bastante pobre y puede darse el caso de que el ácido se empiece a acumular en la sangre. La cantidad normal en nuestro cuerpo debería ser de entre 2 y 4 mg por cada 100 ml de sangre. Si supera los 7 mg, se produce la llamada hiperuricemia.

Esta hiperuricemia puede derivar en dos problemas bastante comunes:

  • Creación de uratos de sodio o cristales. Estos cristales pueden acumularse en las articulaciones y generar una inflamación en forma de artritis. Además, normalmente este problema va acompañado de las famosas piedras en el riñón; que además de ser muy doloroso, también es bastante agresivo para los órganos.
  • Ataque de gota. La mencionábamos antes. La acumulación de cristales en las articulaciones también puede crear un ataque de gota. Lo más común es que tenga presencia visible en el dedo gordo del pie, pero puede aparecer en otras articulaciones del cuerpo (principalmente en extremidades y articulaciones).

mariscos para dieta de acido urico

¿Cómo eliminar la hiperuricemia?

Si, por mala suerte, ya notamos ciertos síntomas, lo primero que debes hacer es acudir al médico para que te realice un examen. Puede ser que te mande algún tratamiento, pero lo más seguro es que te aconseje seguir dos pasos claves: hidratación y alimentación.

Eliminar el exceso mediante la orina

El pH de la orina determinará claramente nuestro nivel de ácido úrico. Cuando nos alimentamos de la manera inadecuada, el pH se convierte en mucho más ácido y es más problemático para la eliminación de purinas mediante la orina. Así que siempre debemos tener unos buenos hábitos de la alimentación para evitar este tipo de patologías y reducir cualquier problema de salud.
Manteniendo una buena alimentación, conseguiremos un pH neutro y lograremos expulsar progresivamente los niveles de ácido en sangre mediante la orina.

Alimentación especial

La dieta ideal para disminuir los niveles de ácido en sangre tiene que intentar controlar tres factores fundamentales:

El pH de la orina. Como decíamos antes, necesitamos llevar una alimentación que consiga hacernos tener un pH neutro de la orina para conseguir eliminar el exceso de ácido. Esto lo podemos conseguir siguiendo las siguientes pautas:

  • Bebe suficiente cantidad de líquido, principalmente agua y caldos vegetales (sin sal). Elimina el consumo de alcohol (destilado, cerveza, vino), la cafeína y cualquier refresco.
  • Evita el consumo de alimentos con alto contenido en sal, y disminuye la dosis de sal que usas en la cocina.
  • Apuesta por la ingesta de alimentos basificantes (verduras, patatas, frutas, batatas) y reduce el consumo de alimentos acidificantes (el pan, la pasta, el arroz, la carne, el pescado y los huevos).

Reduce la ingesta de purinas. Tu alimentación diaria tiene que tener un bajo nivel de purinas. Es decir, no solamente tienes que prestar especial atención a los alimentos que comes, sino a la forma de cocinar. Cuando hervimos un alimento con purinas, la mayoría pasa al agua de la cocción. Así que esta forma de cocinar es de las mejores para reducir el contenido en purinas de tu plato.
Eso sí, no aproveches para beber ese caldo.

Cuidado con la fructosa. La fructosa, presente en muchas frutas y productos ultraprocesados, es asimilada por el organismo y se metaboliza en xantina. Esta xantina es una purina que se transforma en ácido úrico. En el caso de tener un exceso de ácido úrico, se recomienda consumir una pieza de fruta al día, escogiendo la que menor cantidad de fructosa contenga. Algunos ejemplos son: los albaricoques, el kiwi, el mango, el pomelo, el coco, la papaya, la sandía, las fresas, la naranja, el melón, la piña y el melocotón.
Ten especial cuidado con el tomate. A pesar de que la mayoría de nosotros lo tomamos como una verdura, el tomate es una fruta, y por ende tiene fructosa. Es por eso que algunos expertos no aconsejan su consumo, pero tampoco eliminarlo totalmente de la dieta.

¿Cómo afecta la alimentación?

Si tenemos gota, ciertos alimentos pueden desencadenar un ataque al elevar los niveles de ácido úrico. Los alimentos desencadenantes suelen tener un alto contenido de purinas, una sustancia que se encuentra naturalmente en los alimentos. Cuando digerimos las purinas, el cuerpo produce ácido úrico como producto de desecho.

Esto no es una preocupación para las personas sanas, ya que eliminan de manera eficiente el exceso de ácido úrico del cuerpo. Sin embargo, las personas con gota no pueden eliminar eficazmente el exceso de ácido úrico. Por lo tanto, una dieta rica en purinas puede permitir que se acumule ácido úrico y provocar un ataque de gota.

Afortunadamente, la ciencia muestra que restringir los alimentos ricos en purinas y tomar la medicación adecuada puede prevenir los ataques de gota. Sin embargo, hay una excepción a esta regla. También se ha mostrado que las verduras ricas en purinas no provocan ataques de gota. Y, curiosamente, las bebidas azucaradas y con fructosa pueden aumentar el riesgo de gota y ataques de gota, aunque no sean ricas en purinas.

Por otro lado, la ciencia muestra que los productos lácteos bajos en grasa, los productos de soja y los suplementos de vitamina C pueden ayudar a prevenir los ataques de gota al reducir los niveles de ácido úrico en la sangre.

alimentos prohibidos para acido urico

Alimentos a evitar

Una vez que sabemos que las purinas son las más perjudiciales para aquellas personas que sufren problemas con el ácido úrico, te contamos algunos alimentos que debes evitar para reducir la hiperuricemia. Si bien es cierto, este listado también debería tenerse en cuenta para llevar una vida totalmente saludable, unida al ejercicio físico.

Dulces

Cualquier producto ultraprocesado es dañino para el organismo, pero la bollería industrial se lleva la palma. Los dulces industriales son unos de los principales motivos de exceso de ácido úrico en la sangre, que además favorece a la aparición de cristales en las articulaciones y riñones.

El azúcar, su proceso de elaboración y el resto de ingredientes hacen que se convierta en un producto nada recomendado para pacientes de hiperuricemia (y cualquier persona saludable).

Azúcar

No solamente tenemos que tener especial cuidado con los niveles de fructosa, sino que el azúcar presente en los refrescos, las golosinas o la bollería también es dañina.

Carnes

La carne es uno de los alimentos con mayor cantidad de purinas. Lo ideal es disminuir al máximo su ingesta, pero sin tener que suprimirlas de la dieta semanal. Eso sí, las carnes rojas son más dañinas en este aspecto y sí deberíamos eliminarlas de la alimentación. Al igual que tenemos que prescindir de los patés, los embutidos, las vísceras…

Pescado azul y mariscos

Como ocurre con la carne, debemos optar por tomar ciertos pescados más saludables para esta condición. Recomiendan sustituir el atún o el pez espada por merluza o lenguado.
Además, el marisco está totalmente prohibido. Su consumo aumenta directamente el ácido úrico en la sangre y puede provocar cólicos o gota. Es por eso que se llama “enfermedad de los ricos”.

alimentos para bajar acido urico

Alimentos recomendados

Aunque una dieta apta para la gota elimina muchos alimentos, todavía hay muchos alimentos bajos en purinas que podemos disfrutar. Los alimentos se consideran bajos en purinas cuando tienen menos de 100 mg de purinas por cada 100 gramos. Estos son algunos alimentos bajos en purinas que normalmente son seguros para las personas con gota:

  • Frutas: todas las frutas son generalmente buenas para la gota. Las cerezas pueden incluso ayudar a prevenir ataques al reducir los niveles de ácido úrico y reducir la inflamación.
  • Verduras: todas las verduras están bien, incluidas las patatas, los guisantes, los champiñones, las berenjenas y las verduras de hoja verde oscuro.
  • Legumbres: todas las legumbres se permiten, incluidas las lentejas, los frijoles, la soja y el tofu.
  • Frutos secos: todos los tipos de frutos secos y semillas.
  • Cereales integrales: estos incluyen avena, arroz integral y cebada.
  • Productos lácteos: todos los productos lácteos son seguros, pero los lácteos bajos en grasa parecen ser especialmente beneficiosos.
  • Huevos
  • Bebidas: café, té y té verde
  • Hierbas y especias: todas las hierbas y especias.
  • Aceites de origen vegetal: incluidos el de coco, oliva y aceites de lino

Alimentos con moderación

Aparte de las vísceras, las carnes rojas y ciertos pescados, la mayoría de las carnes se pueden consumir con moderación. Debe limitarse su consumo a 115 a 170 gramos unas cuantas veces por semana. Contienen una cantidad moderada de purinas, que se considera de 100 a 200 mg por cada 100 gramos. Por lo tanto, comer demasiado de ellos puede desencadenar un ataque de gota.

Algunos de estos alimentos son:

  • Carnes: estas incluyen pollo, res, cerdo y cordero.
  • Otros pescados: el salmón fresco o enlatado generalmente contiene niveles más bajos de purinas que la mayoría de los demás pescados.

consejos para bajar acido urico

Otras recomendaciones

Además de la dieta, existen varios cambios en el estilo de vida que pueden ayudarnos a reducir el riesgo de gota y ataques de gota.

Perder peso

Si tenemos gota, tener exceso de peso puede aumentar el riesgo de ataques. Esto se debe a que el exceso de peso puede hacernos más resistentes a la insulina, lo que lleva a la resistencia a la insulina. En estos casos, el cuerpo no puede usar la insulina adecuadamente para eliminar el azúcar de la sangre. La resistencia a la insulina también promueve niveles altos de ácido úrico.

Las investigaciones muestran que perder peso puede ayudar a reducir la resistencia a la insulina y reducir los niveles de ácido úrico. Además, se recomienda evitar las dietas estrictas para tratar de perder peso muy rápido comiendo muy poco.

Hacer más ejercicio

El ejercicio regular es otra forma de prevenir los ataques de gota. El ejercicio no solo puede ayudarnos a mantener un peso saludable, sino que también puede mantener bajos los niveles de ácido úrico.

Un estudio encontró que aquellos que corrían más de 8 kilómetros al día tenían un 50 % menos de riesgo de gota. Esto también se debió en parte a llevar menos peso.

Estar hidratado

Mantenerse hidratado puede ayudar a reducir el riesgo de ataques de gota. Esto se debe a que la ingesta adecuada de agua ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de ácido úrico de la sangre, eliminándolo en la orina.

Si hacemos mucho ejercicio, es aún más importante mantenerse hidratado, ya que puede perder mucha agua a través del sudor. Teniendo en cuenta las recomendaciones de la dieta para bajar el ácido úrico, el agua y las infusiones son la mejor forma de estar hidratado.

Evitar el alcohol

El alcohol es un desencadenante común de los ataques de gota. Esto se debe a que el cuerpo puede priorizar la eliminación del alcohol sobre la eliminación del ácido úrico, lo que permite que el ácido úrico se acumule y forme cristales.

Un estudio encontró que beber vino, cerveza o licor aumentaba el riesgo de ataques de gota. Tomar entre una y dos bebidas al día aumentó el riesgo en un 36 %, y de dos a cuatro bebidas al día lo aumentó en un 51 %.

Suplemento de vitamina C

La investigación muestra que los suplementos de vitamina C pueden ayudar a prevenir los ataques de gota al reducir los niveles de ácido úrico. Parece que la vitamina C hace esto al ayudar a los riñones a eliminar más ácido úrico en la orina.

Sin embargo, un estudio encontró que los suplementos de vitamina C no tenían ningún efecto sobre la gota. La ciencia sobre los suplementos de vitamina C para la gota es nueva, por lo que se necesitan más estudios antes de poder sacar conclusiones sólidas.

¡Sé el primero en comentar!