El efecto que el gluten tiene en el cuerpo depende de cómo tu organismo responde a la sustancia. Para las personas que tienen sensibilidad o intolerancia, los efectos pueden causar una serie de síntomas desagradables o incluso debilitantes. Para todos los demás, el gluten juega un papel importante en una dieta saludable. Lo normal es que no tenga un efecto negativo en la mayoría de las personas. Sin embargo, en personas con un sistema digestivo diferente puede causar una respuesta inflamatoria, a veces con graves consecuencias.

¿Qué química produce en el organismo?

Aunque proviene del endospermo cargado de almidón de algunos tipos de granos, el gluten es en realidad una proteína. Se activa cuando la harina se mezcla con agua, siendo un componente esencial para cualquier masa, aportando estructura y elasticidad. Sin ella, los productos horneados y las pastas se desmoronarían.

Los granos de trigo y la harina son probablemente las fuentes más reconocibles de gluten. La mayoría de los panes, pastas y pasteles están hechos con harina de trigo. Todas las variedades de trigo contienen esta sustancia, incluidos el trigo duro, la sémola y el triticale. Los granos y la harina de centeno y cebada también tienen gluten.

La avena no lo contiene en su forma pura; pero, la mayoría de la avena recoge trazas cuando se procesan en una instalación que también procesa productos de trigo. Otras fuentes no tan obvias de gluten incluyen la salsa de soja y dos ingredientes que se encuentran en muchos alimentos procesados: glutamato monosódico y almidón modificado.

La cerveza y otras bebidas con base de granos contienen gluten, aunque algunas cervezas pueden estar libres. Los caramelos masticables, tipo regaliz, y los alimentos fritos rebozados o empanados, suelen hacerse con harina de trigo. Incluso, algunos medicamentos usan almidón de trigo como ingrediente de relleno.

Así es cómo tienes que diferenciar todas las etiquetas «gluten free»

¿Qué es la enfermedad celíaca?

Ser celíaco es un trastorno autoinmune que se presenta en aproximadamente el 1% de la población. Los anticuerpos en el intestino responden a la presencia de gluten, haciendo que las células ataquen el revestimiento del intestino. Los intestinos dañados pueden no absorber adecuadamente muchos nutrientes como el hierro y el calcio, lo que puede provocar complicaciones a largo plazo como la osteoporosis y la anemia.

Cuando las personas con enfermedad celíaca consumen gluten, pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Fatiga
  • Dolor abdominal
  • Hinchazón
  • Vómitos
  • Deficiencias nutricionales
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Pérdida de peso

Los celíacos pueden dar positivo para anticuerpos si tienen esta sustancia en su sistema. Si han estado llevando una dieta libre de gluten, necesitarán una biopsia para diagnosticar positivamente su condición. No existe cura para la enfermedad celíaca, pero se puede controlar siguiendo una dieta estrictamente libre de alimentos que lo contengan.

A veces, la intolerancia debido a la enfermedad celíaca puede causar una erupción cutánea con picazón y ampollas llamada dermatitis herpetiforme. La erupción puede ser dolorosa y puede aparecer en la cara, codos, rodillas u hombros. Sin embargo, el gluten puede causar esta erupción en algunas personas que no tienen ninguno de los otros síntomas de la enfermedad celíaca.

¿Qué ocurre si un celíaco no cuida su alimentación?

¿Puedes tener sensibilidad y no ser celíaco?

Algunas personas experimentan muchos de los síntomas de la enfermedad celíaca pero no tienen la respuesta inmune al gluten que caracteriza a un trastorno autoinmune. Las personas sensibles experimentan alivio y resolución de los síntomas al evitar su consumo.

No existe una prueba para determinar la sensibilidad no celíaca. Sin embargo, los médicos pueden diagnosticar esta afección en función de los síntomas, las pruebas negativas de anticuerpos y biopsias y los efectos de eliminar el gluten de la dieta.

Alergias al trigo

Al igual que otros tipos de alergias alimentarias, una alergia al trigo provoca una respuesta inmune que desencadena una reacción alérgica. El consumo de productos de trigo no causa malestar abdominal, sino síntomas de alergia como secreción nasal, ojos llorosos, hinchazón, urticaria o, en casos graves, shock anafiláctico.

Una alergia al trigo se diagnostica mediante una prueba de punción cutánea u observando síntomas después de comer trigo. Es más común en niños que en adultos y a menudo disminuye o desaparece con la madurez. Los pacientes suelen tomar antihistamínicos para controlar los síntomas o simplemente evitan comer productos de trigo.

Pero el gluten no es una sustancia del demonio, también puede contribuir a la salud intestinal en general, porque es un prebiótico. Los prebióticos proporcionan alimentos para las bacterias beneficiosas que viven en el tracto digestivo. Mantener una flora intestinal saludable puede ayudar a prevenir la inflamación y posiblemente el cáncer de colon.

¿Debes renunciar al gluten?

Si tienes problemas con el gluten o simplemente quiere saber si lo tienes, hazte con una dieta sin esta sustancia para evitar los alimentos que desencadenan los síntomas y determinar si te sientes mejor cuando no comes trigo. Maximiza los beneficios de esta dieta comiendo muchos granos integrales sin gluten, como arroz, quinoa, mijo y maíz. Incluye en tu dieta alimentos naturales, como legumbres, frutas, verduras, huevos, nueces y carnes, en lugar de alimentos preparados sin gluten.

Muchos alimentos procesados ​​que no contienen gluten no son tan saludables como sus equivalentes que sí lo contienen. Los productos como el pan sin gluten, las pastas y los cereales suelen ser más bajos en fibra, vitaminas y minerales y más azucarados que los productos originales. Muchos de estos productos no están enriquecidos como sus equivalentes de gluten y contienen cantidades más bajas de vitaminas del complejo B, como ácido fólico, tiamina y riboflavina.