Someterse a un plan de pérdida de peso no es fácil si no cambiamos algunos de nuestro hábitos alimenticios. El otro día escuché en un anuncio que lo difícil de adelgazar es mantenerse, pero este “problema” no lo tenemos si aprendemos a comer y a elegir las comidas que mayor valor nutricional tienen.

Si tienes miedo al efecto rebote o, incluso, a ganar más peso del que partiste, toma nota de estos pequeños trucos para sustituir comidas calóricas por comidas saludables. Es evidente que al principio notarás raro tomar otro tipo de snacks, pues si estás acostumbrado a un paquete de Doritos, a tu cerebro tienes que habituarlo a estas nuevas comidas.

Antes de descubrir cómo comer más saludable, he de decir que esto no son comidas tristes ni poco satisfactorias. Apenas notarás el cambio (mentalmente, ni en tu paladar), pero tu organismo agradecerá el aporte de nutrientes y alimentos beneficiosos para ti.

Golosinas vs frutos rojos

Ver una película, pasar la tarde enganchado a Netflix o disfrutar con tus amigos dando un paseo, suele alentar a comprarnos una bolsita de golosinas y no terminar de verle nunca el fin. Si tienes la costumbre de comer chucherías, cámbialas por arándanos, moras o frambuesas. La naturaleza tiene sus propias golosinas naturales, con azúcar y nutrientes saludables y sin usar goma o petróleo para crearlas.

Yogur de sabores vs yogur griego

Los yogures de sabores de fruta no contienen ni una pizca de los beneficios de la fruta, tan solo aromas que nos recuerdan vagamente a ella. Son altos en azúcar, por lo que el yogur griego natural siempre será la mejor opción. No se trata de que lo tomes tal cual, ya que su sabor amargo puede no gustarte. ¿Pero qué te parece si le incorporas un poco de fruta cortada, unos trocitos de chocolate con alto porcentaje en cacao y un poco de avena?

Cereales y pasta blanca vs integral

El pan, la pasta o el arroz integral no tienen casi ninguna apreciación de sabor diferente a los refinados. Debes aportar siempre por los integrales por su alto contenido en fibra, pero no pienses que es un alimento mágico para adelgazar. Es decir, por comer arroz integral, no debes duplicar las raciones.

Chocolate con leche y blanco vs chocolate negro

Ya sabes que el peor chocolate que existe (nutricionalmente hablando, claro) es el blanco. Le sigue todas aquellas versiones de chocolate ” con leche” y demás componentes (lacasitos, galletas, frutos secos, etc). La mejor opción es elegir un chocolate con alto porcentaje en cacao, a ser posible superior al 80%.

Lógicamente, si estás acostumbrado a chocolates cuyo primer ingrediente es el azúcar, el negro no te hará especial gracia al principio. Te aconsejo que empieces a introducirlos en un porcentaje del 70% y vayas aumentando su contenido en cacao progresivamente, según te acostumbres el paladar.

Frutos secos fritos vs crudos

Los frutos secos son un imprescindible de la alimentación, pero siempre que los consumas en sus versiones saludables. En este artículo te contamos en qué se diferencian todos los tipos de frutos secos que encontramos en los supermercados.