Hay personas que creen que la natación, no es el ejercicio ideal para adelgazar. Sin embargo, resulta una actividad muy beneficiosa para cantidad de aspectos, incluido alcanzar el peso ideal. Si estabas pensando en iniciarte en esta disciplina, pero tienes dudas en cuanto a sus resultados, atento a este post.

Hay mucha gente que cree que nadar no es una buena actividad cuando el objetivo es adelgazar. No obstante, resulta una actividad muy apropiada para dicho fin. Además, tiene un riesgo de lesión muy bajo y muchos otros beneficios que convierten a la natación en un deporte estrella.

¿Qué es el SWOLF de natación?

¿Cómo puedo adelgazar nadando?

Aunque puedes lograr tu peso ideal nadando, no vale con entrar en la piscina y hacerse unos cuantos largos. La práctica debe realizarse con un alto grado de intensidad en función de la condición física de cada uno. Tranquilo, no es necesario que batas las mejores marcas de algunos profesionales para notar los resultados. Pero sí que midas tus tiempos, vayas superándolos y sientas de verdad el trabajo. Si tienes sobrepeso, debes saber que nadar resulta muy recomendable en tu caso, ya que las articulaciones no sufren como en el caso del running, por ejemplo.

Para lograr perder grasa es necesario que gastes más energía de la que ingieres. Por ello, te recordamos el término “intensidad” muy importante si buscas adelgazar nadando. Si todavía no tienes la técnica suficiente como para empezar a hacer largos y probar distintos estilos de nado, tómate tu tiempo. Antes de lanzarse hay que aprender y, aunque al principio tengas que dedicar más tiempo, estamos seguros de que no te arrepentirás. Algo que puedes hacer, es utilizar aletas. De esta manera estarás añadiendo intensidad al ejercicio, aunque todavía no hayas desarrollado una técnica profesional.

Es muy probable que, al terminar tu sesión, sientas mucha hambre. Intenta controlar este aspecto. Puede comer tu ración tras el ejercicio, pero no hacerlo con ansiedad como si no hubiera un mañana. Para lograr adelgazar nadando, debes ser disciplinado, no solo en la práctica, también en el resto de tu vida. Por ello, además de tomar la acertada decisión de involucrarte en nuevas, y beneficiosas, actividades, como la natación, debes empezar a cambiar aspectos de tu vida como la alimentación y los hábitos sedentarios.

¿Cuánto peso puedo perder?

Si nadas a diario sin aumentar la ingesta de calorías, es probable que veas cómo tu peso baja seriamente. Los largos de natación queman más calorías que otras actividades cardiovasculares populares. Pasa 30 minutos al día en la piscina, lleva una dieta saludable y podrás perder aproximadamente medio kilo o un kilo a la semana.

Para perder peso nadando o haciendo cualquier otra forma de ejercicio, debes quemar 3.500 calorías más que la cantidad que tu cuerpo necesita para mantener su peso para perder medio kilo. Averigua cuántas calorías aproximadas necesitas para mantener tu peso actual utilizando una calculadora de IMC online.
Una vez que sepas cuántas calorías necesitas para mantener tu peso, sabrás cuánto tiempo necesitarás nadar para quemar suficientes calorías y crear el déficit que necesitas.

No obstante, meterte en la piscina para estar jugando con tus hijos o tomando el fresco no es la manera ideal para quemar calorías. Aun así, incluso un ritmo pausado ayudará a una persona de 84 kilos a quemar aproximadamente 532 calorías por hora, según Harvard Health Publishing. Si tienes la costumbre de pasar el rato en la piscina tres veces por semana y pasar una hora nadando, perderás casi medio kilo cada semana.

Tipos de trazos

El tipo de trazo que uses determinará cuántas calorías quemarás y, por lo tanto, cuánto peso perderás. Estilo libre, el golpe que ves que la gente usa con más frecuencia, quema de 650 a 820 calorías por hora, dependiendo de la intensidad. Nadar de espaldas quema 514 calorías, el golpe de pecho quema 734, la mariposa 808 y un rápido arrastre frontal 808.

Incluso golpear el agua puede quemar hasta 888 calorías si se hace enérgicamente. Aunque la mayoría de las personas no podrán realizar un estilo mariposa durante una hora, puedes variar los trazos para que trabajes diferentes músculos mientras nadas.

¿Cómo perder barriga nadando?

Nada por tiempos

La natación se puede realizar como cualquier otro ejercicio cardiovascular. Una de las formas que puede ayudar con la pérdida de peso es nadar durante un tiempo determinado. Realiza algunos estiramientos dinámicos donde muevas los brazos y las piernas en un rango de movimiento varias veces, salta en una piscina de entrenamiento y nada durante 45-60 minutos a un ritmo moderado. Usa el mismo trazo hasta el final o cámbialo para evitar la monotonía. Algunos ejemplos de estiramientos dinámicos son los movimientos de los brazos, las rotaciones de la columna, los zancadas laterales, las zancadas y las flexiones profundas de las rodillas.

Realiza intervalos

Haz algunos intervalos. Los intervalos son una buena manera de mantener tu metabolismo acelerado después de que hayas terminado de nadar. Para realizarlos, nada unas cinco vueltas a baja intensidad y,luego, en tu sexta vuelta, nada lo más fuerte que puedas. Haz largos alternativos de alta y baja intensidad durante 10-12 veces, terminando con cinco vueltas de baja intensidad.

Mételo en un circuito

Usa la natación en un circuito. Esto es similar al entrenamiento de triatlón, pero vas a hacer un ejercicio más. Comienza con una carrera de 10 minutos, luego da un paseo en bicicleta de 20 minutos, haz 10 series de 100 con una cuerda de saltar separada con períodos de descanso de 30 segundos, luego métete en la piscina y haz 10 vueltas rápidas separadas por períodos de descanso de 30 segundos.

Nada habitualmente

Debes practicar regularmente. Para que cualquier programa de pérdida de peso funcione, debes ser coherente. Nadar una vez a la semana no va a lograr que llegues a tu meta. En cambio, nadar un mínimo de tres veces por semana y mezclar tus rutinas haciendo largos nados, intervalos y circuitos, favorecerá significativamente.