El abdomen es una de las zonas de nuestro cuerpo donde más grasa solemos acumular. Ya sea a causa de una mala alimentación, o como consecuencia de unos hábitos poco saludables, a menudo observamos cómo la grasa abdominal se incrementa. ¡Es hora de poner remedio y perder barriga!

Una de las principales pautas para reducir la grasa localizada en el abdomen, es ser muy disciplinados en nuestra rutina diaria. Si queremos conseguir el objetivo de lucir un vientre plano es necesario cambiar ciertas actitudes sedentarias. Además, es imprescindible un entrenamiento específico y una dieta equilibrada.

Pautas básicas para perder barriga

Respetar las tomas diarias

En primer lugar, es muy importante realizar las cinco comidas diarias (como mínimo) recomendadas. Saltarse alguna de ellas es contraproducente, si pretendemos perder grasa, por varios motivos. Si no ingerimos los alimentos necesarios cada cuatro horas, aproximadamente, no estaremos aportando el alimento necesario a nuestro cuerpo y se dispararán lo mecanismos de reserva. Nuestro organismo empezará a ahorrar energía y acumular grasa para poder mantenerse hasta la siguiente toma. Además, si espaciamos mucho las comidas, es probable que lleguemos con demasiada hambre y comamos más de lo que deberíamos.

Ejercicios de cardio

Es muy importante incluir ejercicios cardiovasculares para lograr el objetivo de pérdida de grasa. Con este tipo de ejercicios el cuerpo transforma las reservas de grasa en energía y son muy efectivos para este fin. Hay muchas formas de hacer ejercicio de cardio, así que el aburrimiento no vale como excusa. Ya sea practicando natación, running, solos o acompañados, … Hay una gran variedad de actividades que te ayudarán a perder la grasa de tu abdomen y a transformar tu imagen en una versión mejorada.

Abdominales

Algo que no puede faltar en el proceso, son los ejercicios específicos para trabajar el abdomen. Como ocurre con el cardio, hay una infinidad de variantes con las que podrás planificarte de una forma sencilla.

Si practicas ejercicio en casa o por tu cuenta, puedes encontrar alguna idea en el siguiente enlace sobre ejercicios de abdominales en casa.

Estas tres pautas son básicas para perder la grasa abdominal que te sobra. No obstante, puedes incluir algunos hábitos que facilitarán el proceso.

Reducir la ansiedad por la comida

Por muy pendientes que estemos de cuidar nuestra alimentación, siempre podemos caer en algunas tentaciones. El estrés, las preocupaciones y otros conflictos internos, pueden hacernos caer en opciones poco saludables y recomendables para nuestra salud y la posterior pérdida de grasa. La ansiedad por la comida suele ser una llamada de atención a alguna demanda interna que necesitemos escuchar. Por ello, si te sientes identificado, analiza por qué te ocurre y entiende la importancia de acabar con este problema. Lo primero que debes hacer es saber diferenciar entre hambre y ansiedad. Una vez logrado este objetivo, todo será más fácil.

Dieta equilibrada y saludable

Prestar mucha atención a la calidad de nuestra alimentación es imprescindible, no solo para perder barriga, sino para gozar de un buen estado de salud y calidad de vida. Para ello, aumenta el consumo de fruta y verdura. La comida real que nos proporciona la naturaleza, tiene grandes propiedades que nos permite sentirnos saludables y saciados por más tiempo. Obvia aquellos productos procesados, altos en grasas saturadas y azúcares añadidos.

Estilo de vida activo

Hay personas deportistas que pueden ser, al mismo tiempo, sedentarias. Esto ocurre porque a veces, por el trabajo, estudios y otros, no tenemos más remedio que pasar muchas horas sentados. Por ello, toda la actividad que podamos incluir en nuestros días, favorecerá la pérdida de grasa y, en consecuencia, la reducción de barriga. Cambia el transporte público o el coche por una caminata; opta por las escaleras en lugar del ascensor; baila, nada, muévete. Una vida activa es un pilar fundamental para la buena salud y el bienestar. Incluso cuando pasamos mucho tiempo sentados, podemos llevar a cabo algunos estiramientos y movimientos que nos permitan adoptar diferentes posturas a lo largo e la jornada.

Otros hábitos para la pérdida de grasa en la barriga

-Reduce, o elimina, la ingesta de alcohol.

-Come con calma y tranquilidad, disfrutando de los alimentos y concentrando tu atención en el momento presente.

-¡Ojo a la compra! Si haces una compra consciente con la atención enfocada en tu fin, será más fácil que cumplas con tus intenciones.

-Evita el azúcar. Utiliza en su lugar stevia o endulzantes naturales. Intenta no abusar de los edulcorantes.

-Bebe mucha agua y mantén bien hidratado tu cuerpo.

-Cocina al vapor, a la plancha, al horno o hervido. Intenta liquidar por completo las frituras.

-Cambia las grasas saturadas por las naturales.

-Desayuna todos los días alimentos con un alto contenido en fibra.

-Actívate a lo largo del día.

-Intenta adoptar el hábito de caminar o correr a diario. Un paseo a buen ritmo tiene grandes beneficios para tu salud y bienestar.

-Prueba nuevas actividades, de forma que no te aburras siempre de la misma rutina y te mantengas motivado.