¿A quién le amarga un dulce?” es una expresión que muchos hemos escuchado a lo largo de nuestra vida, ¿pero es posible que exista un dulce que nos haga adelgazar? Seguro, sería el sueño de los aquí presentes y Gummy Line así lo confirma. Estas gominolas que venden en las farmacias dicen ayudarte a adelgazar comiendo lo que más te gusta. ¿Es esto saludable? ¿Realmente funciona?

Unas chucherías a precio de oro

Cada paquete contiene 42 unidades al precio de 15€, por lo que ni de lejos se parece al precio que podemos encontrar de cualquier gominola en un kiosko. ¿Existen las gominolas saludables? Evidentemente, no.

Gummy Line dice estar compuesto por glucomanano, que es un complemento que ayuda a saciar el hambre. Es por eso que aseguran que adelgazarás, al sentirte saciado durante más tiempo. Además, reduce los niveles de glucosa y ayuda a disminuir el riesgo de colesterol alto.
Para que realmente esto funcione, te recomiendan que lleves una dieta hipocalórica. Es decir, no influyen directamente en la pérdida de peso, sino que te ayudan a mantenerte saciado en tu dieta baja en calorías.

¿Son golosinas sin azúcar?

Vale, prometen saciar nuestro apetito, ¿pero cómo es su contenido en azúcar? ¡Atención! Dos gominolas contienen 17 gramos de azúcar y la empresa nos recomienda tomar 2 antes de cada comida. Una auténtica barbaridad si encima tenemos que llevar una alimentación hipocalórica.

La conclusión es más que evidente: bajo ningún concepto deberíamos caer en la trampa de un producto químico que asegura hacernos adelgazar. Ni pastillas, ni ampollas, ni cualquier otro producto nos hará bajar de peso. Si realmente quieres adelgazar, mantén una dieta equilibrada, bebe mucha agua, haz deporte y lleva un estilo de vida saludable.

Tu cuerpo de forma natural te hará estar en forma si llevas unos hábitos saludables. Es imposible que bajes de peso si eres una persona sedentaria y tienes una mala alimentación.