Cuando nos decidimos a perder peso, de las primeras cosas que hacemos es recopilar información en Internet. Ya sabéis que en Internet podemos buscar por qué nos ha salido un granito en la espalda y la respuesta es que mañana te mueres; algo parecido pasa con el tema de adelgazar. Son muchos los mitos, mayormente falsos, que rodean a la pérdida de peso y que te harán obsesionarte sin progresar en tus objetivos. Te contamos algunos de ellos para que no cometas errores. Para adelgazar lo más importante es tener fuerza de voluntad, deporte y alimentación saludable.

Elimina los hidratos de carbono

Últimamente se cuestiona demasiado sobre si los carbohidratos engordan al tomarlos en la cena o no. Cada cuerpo y metabolismo es un mundo, no existe una dieta milagrosa que tenga la verdadera razón para bajar de peso. Habrá personas en las que les influya la lenta asimilación de los hidratos y les haga subir de peso (no significativamente) y otros a los que no les afecte.
Lo que está claro es que nunca tienes que eliminarlos de tu dieta. Siempre tienes que tomar los grandes grupos alimenticios (grasas, hidratos, proteinas) y no excluir ninguno. Puedes reducir su cantidad de consumo y apostar por carbohidratos integrales, verduras y frutas.

No cenar, adelgaza

Hace unos días lo comentamos en el artículo de hábitos erróneos que cometemos antes de dormir. Eliminar una comida nos ralentizará el metabolismo y ayudará a almacenar grasa. Nuestro cuerpo entra en estado de alerta al no ingerir alimentos y reduce su gasto de energía.
Cena evitando hacer comidas excesivas y copiosas. Intenta tomar algo ligero y haz balance de las calorías que has ingerido y gastado en el día. Recuerda que la pérdida de peso se produce cuando existe un déficit de calorías que consumimos y aumentamos las que quemamos.

No comas grasa

Al igual que con los hidratos de carbono, existe la leyenda de que comer grasa no nos ayuda a adelgazar. ¡Error! La grasa es uno de los mejores aliados para la pérdida de peso, siempre que sea de buena calidad. Evidentemente, la grasa que encontramos en la bollería no aportará más que calorías y efectos negativos en nuestra salud. El aceite de olvida virgen, los frutos secos, el pescado, el aguacate, etc, son ejemplos de grasas saludables que nos ayudan a mantener nuestro cuerpo en forma.

Para perder grasa hay que pasar hambre

Nunca debemos pasar hambre, olvidaos de ese mito. Para adelgazar debemos reducir el consumo de calorías o aumentar el gasto. Es importante realizar deporte para reducir el nivel de grasa y aumentar nuestros músculos. Cuanto más caña le metamos a los músculos, más grasa perderemos. Sin duda, mantenernos activos es lo que nos ayudará a bajar de peso. Por desgracia para muchos, no existe una fórmula mágica que te haga adelgazar desde el sofá.