La pérdida de grasa es uno de los objetivos más buscados. Este proceso no es demasiado difícil, sin embargo, por diversos factores, se ha establecido como un auténtico reto. En este artículo, mencionaremos algunos errores que podrías cometer a la hora de perder grasa, y que dificultaría tu objetivo.

No ser realista con lo que comes o haces

Un porcentaje alto de personas con objetivo de pérdida de grasa, subestiman lo que comen y sobreestiman lo que gastan.

Por una parte, se sobreestima el gasto calórico (suele ocurrir cuando se tiene poca experiencia en el ámbito del entrenamiento). Estas personas, cuando siguen un plan de entrenamiento perciben un esfuerzo mayor al que realmente están realizando. Esto tiene como consecuencia estimar un gasto calórico durante la sesión de entrenamiento mayor al que realmente es.

Por otra parte, este sector de personas, no está siendo realista consigo mismo sobre las calorías que está ingiriendo.

  • Picoteos entre horas.
  • Añadidos como aceite de oliva o azúcar a los alimentos.
  • Comidas copiosas después de entrenar pensando que eso “irá al músculo”.
  • Beber Aquarius pensando que les va a mantener hidratados.

Estos son algunos ejemplos que hará que el consumo total calórico diario sea mayor que el que crees que estás teniendo, lo que impedirá la pérdida de grasa. Esta situación durante un largo periodo de tiempo ocasionará ansiedades y estrés.

Se realista contigo mismo, solo te estas engañando a ti mismo.

Escoge bien los alimentos

Escoger de forma incorrecta ciertos alimentos, es uno de los principales errores que comete gran parte de la población.

La falta de conocimiento puede hacer que nos dejemos guiar por campañas de publicidad, creencias o mitos que no son del todo correctos. Un claro ejemplo de esto son las campañas de alimentos light. Estas campañas se anuncian como la salvación cuando tienes hambre. Esto es un error, ya que muchos de estos alimentos light o alimentos pensados para la “dieta” pueden contener elevadas cantidades de calorías en un volumen pequeño de alimento (altamente densos calóricamente).

Por lo tanto, observa bien las etiquetas de los alimentos, interprétalas y escoge productos nutritivos y que no sean muy densos calóricamente.

Dejar de comer

Actualmente, vivimos en una sociedad en la que se pretende conseguir todo con la mayor rapidez y el menor esfuerzo posible. Resultado de esto, es un grave error que se comete a la hora de perder grasa: reducir la ingesta calórica al mínimo.

Gran parte de la población, cuando se deciden a perder grasa, optan por reducir la cantidad de comida que ingieren al mínimo. Esto es un problema, al que se suma la aparición de las dietas milagro. Estas dietas tienen como objetivo perder grandes cantidades de peso en un periodo breve de tiempo.

Para comprender los problemas derivados de esta actuación, dejo el enlace de un artículo en el que se explica los problemas asociados a las dietas milagro.