Si estás leyendo esto es porque, seguramente, te encuentres en un punto en el que no sabes si abandonar el deporte o acudir al médico. Te has apuntado al gimnasio, has empezado a comer más saludable, pero la báscula se te resiste. Te vamos a contar por qué puede estar sucediendo esto para que saques mayor rendimiento a tus entrenamientos y notes resultados.

Lo habitual es que decidamos hacer deporte porque vemos que tenemos cierto sobrepeso. Queremos cambiar de manera radical de forma rápida y sin las directrices de un experto. El deporte puede parecer que no requiere conocimientos, pero mucho tiene que ver saber con aplicarlo en nuestro cuerpo.

Deja descansar a tus músculos

Estás empeñado en bajar de peso y lo quieres ya. Sintiéndolo mucho, aunque vayas a entrenar todos los días 3 horas, lo único que conseguirás será fatigarte y acabar abandonando. Tus músculos necesitan recuperarse para poder crecer y evitar lesiones.

El sobre entrenamiento te acabará pasando factura y lo que es una lesión puedes confundirla con unas agujetas. Cuando entrenas demasiado un músculo, este empieza a construir lactato y trifosfato de adenosina, que es lo que te provoca ese molesto dolor y puede derivar en que no realices bien el ejercicio.

Haces demasiado cardio

Es probable que te pegues palizas de entrenamiento aeróbico y tu cuerpo se haya acostumbrado. Pese a la mala creencia popular, entrenar con elementos de fuerza también te hará bajar de peso. Deberías combinar entrenamientos de cardio con fuerza para activar tus músculos y no acomodar a tu cuerpo a la misma rutina.

Además, debes saber que realizar exclusivamente cardio prolongado tan solo debilitará tus músculos. Aunque tengas sobrepeso y no consigas ver unos músculos definidos, debes trabajarlos para poco a poco perder grasa.

No tienes una rutina equitativa

Otro problema es que no sigues una rutina equitativa y te centras tan solo en un grupo muscular. El cuerpo pierde la grasa de forma general, por lo que debes entrenar todo tu cuerpo para notar resultados. De nada te va a servir potenciar tus piernas o brazos si quieres bajar de peso, lo que harás es desarrollar masa muscular y notar más volumen. Realiza ejercicios variados de resistencia, flexibilidad y cardio.

Cuida tu ropa de entrenamiento

Para entrenar necesitas estar 100% cómodo. Deja a un lado ir totalmente conjuntado, no vas a pasearte como una modelo sino a sudar. Elige tus zapatillas correctamente para evitar lesiones. Para las chicas, es fundamental elegir un sujetador deportivo adecuado, como ya os contamos en este artículo.

Come de manera inteligente

A lo mejor piensas que comer saludable es dejar a un lado los azúcares, y también. Pero lo principal es que te alimentes de forma inteligente. Si no tienes conocimientos en nutrición, acude a un especialista para que te ayude a bajar de peso. Dependiendo de tus objetivos, tendrás que reducir o aumentar el consumo de carbohidratos, proteínas o grasas, pero nunca excluyas ningún grupo alimenticio. El 70% de un peso saludable está en la alimentación que lleves, el 30% restante es deporte; así que aprende a comer.