La medicina oriental emplea ciertos alimentos y hierbas para promover la salud, pero los usos no siempre están respaldados por la ciencia. Un ejemplo es la desintoxicación del vinagre de sidra de manzana, y su consecuente pérdida de peso. Aunque defienden que el vinagre puede desintoxicar el hígado, los científicos¡f en el oeste no han investigado la afirmación.

¿Cómo puede desintoxicar el vinagre de sidra de manzana?

La limpieza con vinagre de manzana implica consumir 1 o 2 cucharadas de vinagre crudo mezclado con 220 gramos de agua. Algunas personas agregan miel, jugo de limón, jarabe de arce o especias. La mezcla se consume durante varios días a un mes, y muchas personas optan por beberla tres veces al día. Consulta siempre con tu médico antes de agregar esto a tu dieta habitual.

Los defensores dicen que la desintoxicación fomenta la pérdida de peso y ofrece una amplia gama de otros beneficios para la salud. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el número de estudios sobre el vinagre de manzana es pequeño. Aunque algunos sugieren que puede tener valor para varios trastornos de salud, otras investigaciones indican que al menos algunas de las afirmaciones asociadas con él se basan en el folclore más que en la evidencia.

La dieta del vinagre: ¿funciona para perder peso?

Harvard Health Publishing informa que el número limitado de estudios no ofrece pruebas de que el vinagre de sidra de manzana ayude eficazmente a perder peso. La institución dice que el estudio citado con mayor frecuencia es un ensayo clínico de abril de 2009 que apareció en Biociencia, Biotecnología y Bioquímica. Los investigadores compararon los efectos de consumir 1 o 2 cucharadas de vinagre con los de no consumir nada en absoluto. Después de tres meses, los participantes que ingirieron la dosis diaria de vinagre mostraron una pequeña pérdida de peso y una disminución de la grasa abdominal y los triglicéridos.

Algunos defensores de vinagre de manzana lo promocionan para suprimir el apetito. Según un pequeño estudio de mayo de 2014, publicado en el International Journal of Obesity, este posible beneficio sigue sin estar probado. Los investigadores observaron cómo se veía afectado el apetito al beber una bebida con vinagre y compararon lo que encontraron con los efectos de beber un placebo. Las personas que bebieron la bebida de vinagre mostraron una reducción del apetito, pero se relacionó con la sensación de náuseas, por lo que se llegó a la conclusión de que el vinagre no es un supresor natural del apetito.

Otro experimento de mayo de 2016, publicado en Annals of Cardiology and Angiology contó con ratas, pero sus hallazgos positivos indican que el vinagre de sidra de manzana puede ser beneficioso para la pérdida de peso en humanos porque previene algunos de los efectos perjudiciales para la salud de comer una dieta alta en grasas. Los autores afirman que el vinagre mejoró la glucosa en sangre y los lípidos y pareció prevenir el efecto aterosclerótico en las arterias.

dieta del vinagre de manzana

Beneficios de la dieta del vinagre de manzana

Algunos estudios pequeños son preliminares y no ofrecen una prueba definitiva de la eficacia del vinagre para tratar o prevenir la diabetes o cualquier otra enfermedad. No obstante, en conjunto, indican que el vinagre de sidra de manzana puede ser al menos algo beneficioso para la salud.

Los hallazgos de un pequeño estudio de mayo de 2015, publicado en el Journal of Diabetes Research, sugieren que el vinagre de sidra de manzana tiene un efecto antidiabético. Centrándose en personas diabéticas, el ensayo clínico comparó los efectos de consumir vinagre antes de comer con los de consumir un placebo. El vinagre redujo la elevación posprandial de insulina, azúcar en sangre y triglicéridos. Los resultados demuestran que los beneficios pueden deberse en parte a la capacidad del vinagre para mejorar la acción de la insulina en los músculos esqueléticos.

En otro pequeño ensayo clínico que aparece en la edición de abril de 2018 del Journal of Functional Foods, el vinagre mejoró el perfil metabólico de los 39 participantes obesos. Después de tomar 1 cucharada de vinagre al día durante 12 semanas, los individuos experimentaron una reducción de los triglicéridos y del colesterol total, junto con una disminución del HDL, también conocido como colesterol «malo».

La ciencia también muestra que el vinagre de sidra de manzana puede tener propiedades antifúngicas. Un informe de caso de abril de 2018, publicado en el International Journal of Dentistry and Oral Health, involucró a un paciente de candida de 69 años tratado con el vinagre; después de siete días, la infección se redujo en un 94 por ciento. En un informe de caso de noviembre de 2017 presentado en Alternative Therapies in Health and Medicine, una mujer de 32 años con cándida que no había respondido a otras intervenciones fue tratada con vinagre y la infección desapareció.

El vinagre de manzana ha demostrado efectos antibacterianos en estudios de probeta. Una investigación, publicada en enero de 2018 en Scientific Reports, reveló que el vinagre podría tener valor en el tratamiento de infecciones resistentes al tratamiento con antibióticos. Después de probar el vinagre en cultivos de varias clases de bacterias, los científicos concluyeron que sus propiedades antimicrobianas tienen «implicaciones terapéuticas clínicas».

Un estudio de abril de 2017, publicado en el European Journal of Nutrition se practicó en ratas, pero vale la pena mencionarlo porque sugiere la posibilidad de que el vinagre pueda ayudar a reducir la presión arterial. Los autores afirman que, aunque los científicos incluyen informes sobre el efecto reductor de la presión arterial del vinagre, se desconoce el mecanismo de acción subyacente por el cual esto ocurre. Concluyeron que el vinagre estimula la proteína quinasa activada por AMP, que es uno de los principales reguladores del metabolismo celular.

Efectos secundarios del vinagre de manzana

Aunque la «desintoxicación» con vinagre de manzana no sustituye a un estilo de vida saludable que incluye una dieta nutritiva, ejercicio, sueño adecuado y abstinencia de fumar, parece ofrecer ventajas para el bienestar. La Universidad de Medicina de Chicago afirma que el vinagre es generalmente seguro, pero debes tener en cuenta los posibles efectos secundarios.

El ácido acético en el vinagre puede corroer el esmalte de los dientes, así que dilúyelo antes de beber y enjuágate la boca con agua después. Las personas con enfermedad renal crónica podrían no ser capaces de manejar el exceso de ácido.

La Universidad de Washington recomienda no tomar más de 1 o 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana al día. El consumo de grandes cantidades puede reducir los niveles de potasio, un efecto que podría tener graves consecuencias. El vinagre también interactúa con ciertos medicamentos, incluidos los diuréticos, laxantes y medicamentos para enfermedades cardíacas y diabetes.

Debido a que grandes cantidades de vinagre pueden irritar la garganta, no debes consumir más del límite diario recomendado. Una alternativa a consumir una bebida de vinagre de sidra de manzana diluido es incluir el vinagre en los alimentos. Agrégalo a aderezos para ensaladas, jugos, batidos, salsas y sopas.