¿Qué es la dieta del vientre plano?
Carol Álvarez

Si estamos tratando de perder peso, es posible que hayamos escuchado hablar sobre la Dieta del vientre plano. Solo su nombre evoca una imagen visual a la que muchos de nosotros aspiramos, una barriga plana, y la promesa de perder hasta 10 kilos en 32 días genera interés e intriga.

Pero, la pregunta del millón: ¿funciona realmente y es segura? Aquí está nuestro análisis de la dieta, que cubre la premisa del plan, lo que puedes (y no puedes) comer y si realmente ayudará con la pérdida de peso, para que puedas decidir si vale la pena tu tiempo.

¿En qué consiste?

Fue creada por la revista Prevention y debutó en 2008 con el lanzamiento del libro Flat Belly Diet. Desde entonces, se han publicado varias extensiones del libro, incluida una dieta de vientre plano, numerosos libros de cocina, especial para diabéticos, hombres, etc.

Como su nombre indica, el objetivo de esta dieta es aplanar el vientre y perder peso rápidamente. Se basa en la teoría de que los ácidos grasos monoinsaturados apuntan y destruyen la grasa abdominal mientras promueven la saciedad y evitan comer en exceso. Estas grasas de origen vegetal se encuentran en alimentos como los frutos secos, las semillas, el chocolate, los aguacates y el aceite de oliva.

A diferencia de las grasas saturadas, que endurecen y obstruyen las arterias, los ácidos grasos monoinsaturados mantienen los vasos sanguíneos blandos y flexibles después de la digestión. Además de enfatizar estas grasas saludables, la Dieta del Vientre Plano sigue el modelo de un enfoque de alimentación mediterránea.

La dieta promete que perderás hasta 7 kilos en solo 32 días. Los 32 días provienen de las dos fases de la dieta:

  • El comienzo anti-hinchazón de 4 días. Esta fase se enfoca en reducir la retención de agua, los gases y el estreñimiento al comer 1.200 calorías al día, predominantemente frutas, verduras, granos integrales y una receta de agua patentada. Se recomienda que evites los alimentos y bebidas con alto contenido de sodio.
  • El plan de comidas de 4 semanas. Basado en una dieta de 1.600 calorías dividida en cuatro comidas de 400 calorías, así como un «paquete de snacks» de 400 calorías. Se recomienda que no pase más de cuatro horas entre comidas.

La premisa de la dieta se centra en un nutriente único: las grasas monoinsaturadas (AGMI), porque la creciente investigación en ese momento demostró que este ácido graso puede desempeñar un papel en la reducción de la grasa del vientre. Las grasas monoinsaturadas se incorporan en cada comida en el plan de dieta para que se consuman durante todo el día. El ejercicio físico es opcional.

mujer haciendo dieta del vientre plano

¿Qué comer?

La dieta se centra en comer alimentos con ácidos grasos monoinsaturados durante todo el día, por lo que los alimentos ricos en estas grasas constituyen una gran parte de la dieta.

Alimentos permitidos

No hay alimentos o productos obligatorios que debamos comprar para seguir la dieta del vientre plano. Para reducir la hinchazón, especialmente durante la fase inicial, se recomienda a las personas que siguen el plan que consuman verduras cocidas en lugar de crudas y que reduzcan la ingesta de alimentos ricos en sodio.

Algunos de los alimentos que se permiten en la dieta del vientre plano son:

  • Aceite de oliva
  • Aguacates
  • Frutos secos y semillas
  • Chocolate negro
  • Soja
  • Aceites de origen vegetal
  • Frutas y algunas verduras
  • Granos enteros
  • Carnes y proteínas magras

Los alimentos como los aguacates y las aceitunas son ricos en grasas monoinsaturadas. Un aguacate, por ejemplo, proporciona más de 13 gramos de grasa monoinsaturada. Estos alimentos sabrosos son saciantes, lo que puede ayudarnos a evitar alimentos salados o grasosos menos saludables.

Los aceites de origen vegetal son otra buena fuente de grasas saludables, al igual que los frutos secos y las semillas. Contienen antioxidantes para ayudar a reparar el daño celular en el cuerpo, pueden ayudar a prevenir la diabetes e incluso pueden tener propiedades antiinflamatorias.

Alimentos a evitar

Los alimentos como el pan blanco, las galletas y los muffins producidos comercialmente a menudo contienen grasas saturadas y muy poca o ninguna grasa monoinsaturada. Los cereales refinados brindan menos nutrición que los granos integrales y es probable que tengan más azúcar y sal.

Además, la ingesta de sodio tendrá un gran impacto en la hinchazón y la retención de agua en todo el cuerpo. Por esa razón, (y porque la ingesta alta de sodio no es saludable ) no se recomienda el consumo de alimentos salados en la Dieta del Vientre Plano.

Algunos alimentos que se recomiendan no consumir son:

  • Alimentos altamente procesados
  • Alimentos salados
  • Posibles alimentos que promueven los gases como la col, el brócoli, las coles de Bruselas (especialmente durante los cuatro días de arranque)
  • Fruta cítrica
  • Edulcorantes artificiales

¿Funciona para bajar de peso?

La respuesta corta es sí. La dieta es un plan de comidas de cuatro días de 1.200 calorías y cuatro semanas de 1.600 calorías basado principalmente en alimentos integrales, por lo que si tus necesidades diarias de calorías son superiores a esta cantidad, perderás peso en este plan.

La dieta mediterránea, en la que se basa vagamente la dieta del vientre plano, parece promover la pérdida de peso o una menor probabilidad de tener sobrepeso u obesidad.

Dicho esto, no hay nada inherentemente único en esta dieta en comparación con la mayoría de los otros programas restringidos en calorías. Aunque las grasas monoinsaturadas son saludables, no son un nutriente mágico que te ayudará a perder peso, sobre todo los soñados 7 kilos sugeridos en 32 días. Esto es difícil para la mayoría de nosotros, con o sin un programa de ejercicios.

La dieta también recomienda reducir los alimentos ricos en fibra como las legumbres y el brócoli. Sí, pueden causar gases, tal vez incluso un poco de hinchazón temporal si no estás acostumbrado a ellos. Pero estos alimentos son excelentes maneras de perder peso y no recuperarlo. La fibra nos ayuda a sentir saciedad, por lo que comemos menos.

mujer con vientre plano

Ventajas

Se alienta a las personas que siguen la dieta del vientre plano a comer alimentos de origen vegetal, alimentos integrales (como frutas, verduras, nueces y semillas) y alimentos que se sabe que tienen un alto valor nutritivo. No hay productos ni suscripciones que haya que comprar en el plan, y el libro es económico. Dependiendo de nuestros hábitos de compra, algunos de los alimentos pueden ser económicos.

La ingesta calórica prescrita (1200 en la primera fase y 1600 en la fase siguiente) está en consonancia con los objetivos calóricos de muchos planes de pérdida de peso. Para muchas personas, comer regularmente les ayuda a evitar comer en exceso a la hora de comer o darse atracones de comida chatarra. Y, para algunos, un horario de comidas regular hace que la dieta sea más fácil de mantener. También promueve un horario de comidas constante y no requiere que compremos alimentos de una marca específica, como algunos otros programas de dieta, y no requiere el uso de suplementos.

La dieta se basa libremente en la dieta mediterránea, que está respaldada por décadas de investigación y ha sido clasificada como la mejor dieta. La dieta se enfoca en comer alimentos enteros ricos en nutrientes con un énfasis particular en comer grasas monoinsaturadas saludables.

Además, el plan de alimentación generalmente es bajo en grasas saturadas y sodio, lo que lo hace saludable para el corazón.

Inconvenientes

Como la dieta ya no se promociona activamente, los consumidores que deseen seguir el plan tendrán que comprar el libro para aprender las bases. Para algunos, leer el libro y tenerlo a mano puede no ser conveniente.

Algunos alimentos como las nueces y el aceite de oliva pueden ser costosos y no todos tienen acceso habitual a todos los alimentos recomendados en el plan. Es posible que las personas ocupadas o aquellas con trabajos estructurados no puedan encontrar el tiempo para cumplir con un horario de cuatro comidas por día.

Además, las afirmaciones de pérdida de peso asociadas con este programa son sustanciales. La pérdida de peso rápida suele ser el peso del agua. En general, un kilo a la semana se considera razonable y sostenible. Los resultados prometidos de perder «hasta 7 kilos en 32 días» probablemente sean exagerados.

La dieta está bastante reglamentada, por lo que no es apropiada para la mayoría de las personas con antecedentes de trastornos alimentarios. Vale la pena señalar que no hay otra investigación sobre la efectividad de esta dieta específica para perder peso. Sin embargo, es poco probable que la dieta conduzca a una pérdida de peso sostenible: una vez que comiences a comer normal de nuevo, es probable que regreses al peso que perdiste.

Debido al horario de las comidas, si tenemos diabetes, debemos trabajar con un dietista para determinar si la dieta satisface las necesidades personales.

¡Sé el primero en comentar!