Dieta disociada, ¿se recomienda?
Sofía Pacheco

La dieta disociada es una especie de dieta milagro que tiene un principio muy básico y que voy vamos a conocer en profundidad. Disociar, es separar una cosa de otra a la que estaba unida. En el caso de la dieta consiste en comer alimentos de un solo grupo alimenticio y no mezclar varios grupos de alimentos.

Los puntos positivos de esta dieta tan peculiar es que es muy fácil de seguir y no se pasa hambre. pero hay una cosa que no llaman la atención, y es que comer mal se ha vuelto tan normal, que a comer bien se le llama hacer dieta. nosotros no recomendamos las dietas y mucho menos estas que van de milagrosas. nosotros apoyamos la alimentación saludable, variada y equilibrada desde el principio y la práctica de algún deporte.

¿Qué es?

La dieta disociada es una dieta a medio camino entre una alimentación estricta y una muy permisiva. Consiste en alimentarnos solo de un grupo alimenticio sin mezclar con otros en cada comida. Un tipo de dieta bastante peculiar y con la que aseguran que no pasaremos hambre.

En pocas palabras, esta dieta se ha hecho muy famosa porque no consiste en reducir cantidades, sino en conocer los grupos alimenticios y elegir los alimentos que más nos gusten de cada uno de ellos.

El objetivo básico de esta dieta es comer dividiendo cada comida por grupo alimenticio, de ahí que se denomine disociada, porque no se pueden mezclar grupos alimenticios. Se suele perder peso con cierta facilidad y sin mucho esfuerzo.

¿Cómo se hace?

Se hace eligiendo los alimentos de cada grupo alimenticio, además está dividida en 5 comidas: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena. También hay una serie de pautas para cada comida, y es lo que explicamos ahora:

  • Desayuno: lo mejor es comer frutas o hidratos como cereales.
  • Almuerzo y meriendas: grasas saludables e hidratos de carbono, ya que al estar activos necesitamos más energía y quemamos más calorías.
  • Cena: en esta ocasión, se recomienda consumir proteínas para desacelerar el metabolismo.

También conviene saber que los 3 grupos esenciales son los carbohidratos las proteínas y los alimentos neutros. Los alimentos neutros sí pueden combinarse con los potros, pero los hidratos y las proteínas no deben mezclarse en una sola comida.

  • Carbohidratos: todo tipo de pastas, cereales, pan, arroz, plátanos. frutos secos. manzanas, miel, pera, maicena, cerveza, etc.
  • Proteínas: soja, tofu, lácteos. vinagre, té de frutas, zumos de frutas naturales, frutas cítricas y exóticas, aguacate, carnes, pescados, huevos, mariscos, crustáceos, moluscos, etc.
  • Neutros: setas y hongos, brotes, frutos secos (menos los cacahuetes), nata, mantequilla, aceite de oliva, levadura, embutidos, pescados crudos o ahumados, yogures, kéfir, quesos, arándanos, etc.

Una mujer haciendo dieta

Pros y contras

Como en todas las dietas, siempre hay un lado bueno y otro malo. La gran mayoría de dietas se basan en una alimentación saludable, pero hay otras que incluyen productos elaborados en formato polvo s para sustituir comidas. Son esas de las que siempre tenemos que huir.

En general hay que huir de todos los regímenes alimenticios estrictos, y ponernos en manos de un dietista nutricionista que nos guíe hacia la alimentación saludable. En lugar de depositar nuestra fe en dietas milagrosas que a la larga provocan efecto rebote y e incluso las hay que son malas a largo plazo de la deficiencia de algunos nutrientes.

Los pros de esta dieta es que favorece la pérdida de peso, no pasamos hambre y podemos comer variado y sin restricciones muy severas. La pérdida de peso surge al no mezclar hidratos con proteínas y al crear una dieta baja em calorías sin darnos cuenta, casi. Estimula la cetosis y así el cuerpo recoge energía de la grasa acumulada y no de los hidratos que ingerimos. Debido a esto se consigue bajar de peso.

Entre los contras tenemos el posible efecto rebote, pero antes de llegar a ese extremo, está la ansiedad. Al eliminar o reducir los hidratos de carbono, puede generar una situación de ansiedad por picotear ciertos platos que son de nuestro agrado pero que crearían una descompensación en la dieta que estamos llevando a cabo.

Otro efecto adverso de esta dieta tan peculiar es la monotonía de la alimentación. Esto nos puede aburrir mucho, hasta el punto de perder el interés por comer o saltarnos comidas. De este tema y del proceso a la creación de un trastorno alimenticio hablaremos en el siguiente apartado.

¿Es saludable?

Saludable o no, solo queda claro una cosa, y es la que hemos dicho al inicio de este texto. Nos hemos acostumbrado a comer tan mal, que el hecho de comer bien y llevar una alimentación saludable ahora se llama hacer dieta. Es decir, como si fuera algo extraordinario y que solo se debe hacer de forma puntual con un objetivo.

La realidad es que la dieta saludable y la práctica de algún ejercicio nos mantendrán en el peso saludable y con buena forma física y salud externa e interna. Se vemos que con esos esfuerzos no bajamos de peso, antes de caer en el saco roto de las dietas milagrosas, lo mejor es acudir a un profesional y que nos hagan algunas pruebas, ya que podríamos tener algún tipo de problema de salud como intolerancias o incluso problemas con la tiroides.

Esta dieta llamada disociada puede parecer saludable a priori porque no restringe muchos alimentos ni tampoco nos hará pasar hambre con raciones pequeñas, pero a la larga puede darnos un efecto rebote, si no nos adaptamos bien. Es por esto que nosotros recomendamos iniciar nuestro cambio, mejorando nuestros hábitos de vida como introduciendo más vegetales, reduciendo las carnes rojas, tomando más frutas, bebiendo mucha agua, alejando el tabaco y las copas de nuestra vida, practicando deporte, aunque solo sea nadar o bailar.

Seguro que con esos cambios empezamos a notar mejoría en nuestro físico. Eso sí, hay que tomárselo con calma, porque los resultados serán lentos. Si nos apuntamos al gimnasio, los resultados podrían ser más evidentes en pocas semanas. Ya depende de cada uno. Y si nada funciona, toca hacer un chequeo médico.

¡Sé el primero en comentar!