Adele es conocida por tener una de las mejores voces el planeta, pero muchas personas recuerdan sus inicios físicos, con un abundante peso. A pesar de que ha sido un año duro para la cantante por su reciente separación, parece que va a terminarlo por todo lo alto con un cambio radical. En menos de un año ha conseguido perder casi 20 kilos de una manera totalmente saludable y con resultados muy visibles.

La última foto que ha subido a las redes sociales muestra la evolución y el esfuerzo de Adele por conseguir un físico más acorde a la salud. ¿Pero cómo ha conseguido esto? ¿Es una dieta milagrosa?

Meses con la dieta SirtFood

Es posible que sea la primera vez que escuchas el nombre de esta dieta creada por los nutricionistas Aidan Goggings y Glen Matten, y que se centra en eliminar algunos alimentos básicos para lograr resultados tan visibles como los de ella. Es un tipo de alimentación bastante duro que exige constancia, aunque tiene cierta flexibilidad, porque tanto el chocolate como el vino tinto sí tienen cabida con cierta moderación. También tienen especial presencia alimentos como el kale, los frutos secos, la cebolla y el apio, que son ricos en enzimas sirtuinas (encargadas de regular el proceso metabólico del cuerpo).

Eso sí, como bien imaginas, no es una dieta fácil de seguir. Se limita la ingesta diaria a 1.000 calorías, pudiendo provocar la ralentización del metabolismo y ansiedad por falta de alimentación.

¿Y el ejercicio físico?

Por supuesto, para perder peso es necesaria la práctica de ejercicio físico. Adele no ha dejado de mantenerse activa diariamente, apostando por su actividad favorita: el pilates. Para hacerlo de forma correcta, ha optado en los vídeos de Joe Wicks, para poder entrenar desde casa y en cualquier horario. Además, según cuentan, también ha contado con algunas sesiones de TwentyTwo Training: una rutina de ejercicios realizados con bandas de resistencia que apuesta por ejercicios estáticos fáciles para realizar en casa.