¿Alguna vez te has preguntado por qué cuanto más delgado te vuelves, más difícil es seguir haciendo dieta? Sientes hambre a todas horas y estás mucho más lento en tu día a día (sobre todo así sientes a tu metabolismo). Es como intentar pasar una pared que no puedes atravesar. Con el paso del tiempo se vuelve muy frustrante ver que es difícil conseguir un objetivo. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que esto sucede porque es tu cuerpo quien está tratando de «luchar» contra tu deseo de quemar la energía almacenada solo con fines estéticos?

Tu cerebro es tu principal «enemigo⁣»⁣⁣

Nuestros cuerpos son máquinas perfectas que tienden a almacenar grasas desde un punto de vista de supervivencia. En la antigüedad, era muy necesario este sistema del organismo por si se atravesaban períodos de hambruna. El cuerpo funciona de manera sorprendente cuando sabe que tiene suficiente energía almacenada para sobrevivir, pero cambia al modo «necesito comida» cuando esa energía se está utilizando. Y es lo que ocurre cuando te quedas muy delgado.
⁣⁣⁣
Al cerebro no le gusta la idea de tirar de esas reservas de grasa, por eso, cuando entramos en unos niveles muy bajos de grasa corporal, el hambre de multiplica considerablemente. Todos tenemos un punto ideal y moderado de grasa corporal, que generalmente es de alrededor del 12-15% para los hombres y del 20-24% para las mujeres. En esos rangos es donde la mayoría de las personas se sienten mejor, y es debido a que se produce suficiente leptina en ese porcentaje de grasa corporal. Así que es normal que te sientas lleno de energía todos los días. ⁣⁣⁣

¿Qué sucede cuando tenemos un porcentaje de grasa bajo?

En cuanto comenzamos a alejarnos del intervalo ideal de grasa corporal, la producción de leptina comienza a disminuir. Es decir, tu cerebro no recibe la cantidad de «señal» de leptina que solía recibir, por lo que decide aumentar el hambre y disminuir la energía que gasta. Esta es una de las razones por las que el metabolismo parece que es más lento cuando más delgados estamos. Por desgracia, en las mujeres decrecen mucho antes los niveles de leptina, en comparación con los hombres.
⁣⁣⁣
No obstante, no hay que alarmarse. Todo está bien en ti, tan solo ahora sabes el por qué tienes hambre a todo momento.