Existen numerosos mitos sobre el metabolismo, pero pocas personas son capaces de decir qué es realmente y qué función tiene en nuestro cuerpo. El metabolismo es un proceso que el organismo usa para producir y gastar energía a partir de los alimentos. Funciones básicas como pensar, respirar, mantener la temperatura corporal o tener una buen circulación sanguínea, también depende del metabolismo.

Se cree de manera popular que si logramos acelerarlo, quemaremos más calorías y aumentaremos la pérdida de peso. Por desgracia es uno de los grandes mitos que rodean este proceso corporal. Si realmente piensas que gastas más calorías de las reales, posiblemente ingieras más de la cuenta y consigas el efecto contrario. A continuación desmentimos algunos de los grandes mitos establecidos.

¿El ejercicio acelera el metabolismo mucho tiempo después de finalizar?

Evidentemente, es cierto que consumimos una mayor cantidad de calorías cuando entrenamos, sobre todo cuando elevamos la frecuencia cardíaca como en entrenamientos de alta intensidad. Las calorías se queman durante la práctica del ejercicio y hasta que el cuerpo consigue volver al ritmo normal que tiene en modo de descanso. Si piensas que vas a seguir quemando calorías horas y horas después de haber terminado, aumentas las posibilidades de aumentar de peso.

El deporte nunca debe ser una excusa para excedernos en las comidas o alimentarnos con alimentos de baja calidad.

¿Es cierto que hay alimentos que pueden acelerarlo?

Tenemos en mente que alimentos como el té verde, la cafeína o los chiles, nos ayudan a bajar de peso. Es cierto que pueden aportar un pequeño estímulo al metabolismo, pero no una cantidad exagerada como para que notes una considerable baja del peso. En vez de centrarte en consumir alimentos que “aceleren” el metabolismo, procura ingerir aquellos que tienen un buen aporte nutricional.

¿Es mejor hacer un mayor número de comidas?

Realmente no hay una gran investigación que avale que hacer pequeñas comidas y en mayor número durante el día, acelerará el metabolismo. Cada persona es única y tiene circunstancias diferentes. Realizar pocas las comidas a lo largo del día puede hacer que pases hambre y te pegues atracones. En este sentido, sí sería conveniente hacer un mayor número de comidas diarias.
Escucha a tu cuerpo cuando tengas hambre e ingiere algo de alimento. Evita llegar a las comidas con un hambre descomunal, porque no serás capaz de controlar las ansias.

¿Dormir bien es bueno para el metabolismo?

El descanso es necesario para conseguir nuestros objetivos y gozar de una buena salud. Realmente, dormir no crear ninguna aceleración en el metabolismo, pero no descansar sí puede hacerte subir de peso. Cuando no dormimos lo suficiente, estamos más tiempo despiertos y tendemos a comer más para lidiar con el cansancio.

¿El metabolismo se ralentiza con el paso de los años?

Muchas personas están preocupadas por llegar a una determinada edad y notar que no tienen el mismo gasto energético y tienden a engordar. Lógicamente, nuestro metabolismo es más lento que cuando éramos pequeños, pero en mayor medida se debe a que somos menos activos.
Conforme envejecemos, nuestro gasto calórico será mayor y tendremos que readaptar el tamaño de las comidas. Además, es imprescindible que se siga realizando ejercicio físico de manera regular.