Todos amamos las tartas de queso, y si además contienen café y chocolate se convierte en un mega combo de la dulzura. Si eres deportista y buscas recetas que sacien tus antojos, pero sin descuidar el aporte de proteínas o de hidratos, te presentamos la opción de cheesecake fit. Baja en hidratos de carbono, alta en proteínas, sin azúcar añadido y muy baja en calorías.

Su elaboración es bastante sencilla, y tan solo necesitarás de un horno, una batidora y un frigorífico para su elaboración. Este tipo de postres fit es una perfecta idea para tomar como snack o en determinadas fechas señaladas; además, se conserva y consume en frío, por lo que no tendrás demasiado problema es que se ponga “rancia”.

Chocolate y café es posible en una receta saludable

Todo en su determinada medida, pero estos dos ingredientes son totalmente compatibles con una dieta saludable y equilibrada. Notarás que la textura es muy similar al flan de café y que la base queda muy jugosa. Es probable que a muchos les recuerde a un tiramisú, por el delicioso sabor a café y chocolate, aunque notarás un toque diferente con la leche de coco y el queso fresco batido.

¿Te animas a probarla?