Debido a las restricciones que incluyen algunos planes nutricionales, surgieron algunas técnicas como el cheatmeal, para facilitar el seguimiento de este plan. Sin embargo, el cheatmeal, ¿es una técnica efectiva? ¿es beneficiosa?

A continuación, expondremos los beneficios y perjuicios del cheatmeal, así como una alternativa.

¿Qué es el cheatmeal?

El cheatmeal o comida trampa es una comida dentro de nuestro plan nutricional en la cual permitimos introducir alimentos que no nos están permitidos en nuestro plan nutricional cotidiano.

¿Para qué sirve?

La comida trampa o cheatmeal principalmente tiene un beneficio psicológico, ya que nos permitirá desconectar de nuestro régimen nutricional y poder comer con cierta libertad.

Otro posible uso seria cuando se presenta un posible evento social el cual nos aleja de poder mantener nuestro régimen nutricional.

¿Es beneficioso?

La comida trampa, aunque tiene más beneficios psicológicos, también posee beneficios fisiológicos, ya que permite reponer las reservas de glucógeno y nos permitirá tener más energía durante ese día y el día posterior, pudiendo rendir mejor en los entrenamientos posteriores.

Si bien hemos visto que esta comida tiene beneficios, también tiene perjuicios, ya que, en caso de un exceso, podríamos llegar a arruinar parte de nuestros resultados. Cabe destacar que esta comida tiene una repercusión casi nula a nivel hormonal. Además, a nivel metabólico también tiene una repercusión nula. En cambio, en este aspecto metabólico otras alternativas que ofreceremos a continuación si tendrán repercusión.

Otro posible perjuicio de esta comida trampa seria la pesadez a la hora de digerir esta comida, así como una posible dilatación abdominal.

Un Cheatmeal no te arruinará todo el trabajo siempre y cuando utilicemos la lógica y no se hagan locuras. Sin hacer locuras, puede ser el alivio que necesites a nivel psicológico.

Alternativas

Una alternativa mucho más efectiva al cheatmeal sería el refeed o carga de hidratos.

La carga de hidratos o refeed, además de los beneficios psicológicos que da la comida libre, también tiene beneficios fisiológicos. Esto es debido a que al comer grandes cantidades de carbohidratos en ciertos periodos ayuda a normalizar ciertas hormonas (como la leptina) facilitando así la pérdida de grasa en periodos de definición, o rellenar reservas musculares en dietas bajas en carbohidratos y así poder rendir al 100%.

Una última aclaración seria que, si decidís hacer una recarga de hidratos, esta sustituiría a la comida trampa, no se complementarían las dos.

Otra alternativa eficaz sería el cese de la dieta, que tal como dice su nombre, seria “parar” de hacer dieta. Hay que aclarar que esto tiene sus matices, ya que para que sea optima lo correcto sería establecer un periodo de normocalórica controlando lo que ingerimos, pero con un poco más de margen que la dieta hipocalórica.