¿Es peligroso hacer ayuno de agua?

¿Es peligroso hacer ayuno de agua?

Carol Álvarez

Todos conocemos el famoso ayuno intermitente. Este consiste en restringir la ingesta de alimentos durante un tiempo determinado, normalmente aprovechando el descanso nocturno. El ayuno de agua es un tipo menos conocido que restringe todo excepto el agua.

Se ha vuelto popular en los últimos años como una forma rápida de perder peso. Aunque la ciencia ha demostrado que este ayuno podría tener otros beneficios para la salud. En este artículo descubriremos todo sobre este método revolucionario y las pautas que debemos seguir.

¿Qué es el ayuno de agua?

Es un tipo de ayuno durante el cual no se puede consumir nada más que agua. La mayoría de los ayunos de agua duran de 24 a 72 horas. No debes seguir un ayuno de agua durante más tiempo del recomendado sin supervisión médica o profesional.

La mayoría de las personas que prueban este tipo de plan lo hacen por razones religiosas o espirituales, para perder peso, para «desintoxicarse», por sus beneficios para la salud o para prepararse a un procedimiento médico. Pero básicamente, la principal razón es para mejorar la salud.

De hecho, varios estudios han relacionado el ayuno de agua con algunos beneficios para la salud impresionantes, incluido un menor riesgo de ciertos cánceres, enfermedades cardíacas y diabetes. Además también puede promover la autofagia, un proceso en el que el cuerpo descompone y recicla partes viejas y potencialmente peligrosas de sus células.

Las dietas populares como la limpieza de desintoxicación con limón se basan en el ayuno de agua. La limpieza de desintoxicación de limón solo le permite beber una mezcla de jugo de limón, agua, jarabe de arce y pimienta de cayena varias veces al día durante un máximo de 7 días. Sin embargo, realizarlo tiene muchos riesgos y puede ser muy peligroso si se mantiene durante demasiado tiempo.

¿Cómo se realiza?

A diferencia del ayuno intermitente, en el de agua no existen pautas científicas sobre cómo iniciarlo. Sin embargo, es importante no someterse a él sin supervisión médica, sobre todo si tenemos algún problema de salud. Esto incluye a personas con gota, diabetes (tipos 1 y 2), trastornos alimentarios, adultos mayores, mujeres embarazadas y niños.

Si nunca antes has ayunado con agua, es una buena idea pasar de 3 a 4 días preparando el cuerpo a no comer. Puedes hacer esto comiendo porciones más pequeñas en cada comida o ayunando parte del día.

Ayuno de agua (24 a 72 horas)

Durante este proceso, no se te permite comer ni beber nada más que agua. La mayoría de las personas beben de dos a tres litros de agua al día durante el ayuno de agua. Como decíamos antes, tiene una duración de 24 a 72 horas, así que no debes extenderlo en el tiempo más de lo aconsejado por un profesional de la salud.

Algunas personas pueden sentirse débiles o mareadas durante el proceso y pueden querer evitar trabajar, entrenar y conducir para evitar causar un accidente.

Después del ayuno (1 a 3 días)

Después del ayuno de agua, debes resistir la tentación de hacer una comida abundante, pero debes controlarte. Realizar una comida copiosa después de un ayuno puede provocar síntomas incómodos. En vez de hacer esto, rompe el ayuno con un batido o comidas más pequeñas. Puedes comenzar a introducir comidas más abundantes a lo largo del día conforme te sientas más cómodo.

La fase posterior al ayuno es especialmente importante después de ayunos más prolongados. Esto se debe a que puedes correr el riesgo de sufrir síndrome de realimentación, una afección potencialmente mortal en la que el cuerpo sufre cambios rápidos en los niveles de líquidos y electrolitos. Normalmente esta fase dura un día, pero las personas que ayunan durante 3 o más días pueden necesitar hasta 72 horas antes de sentirse cómodas comiendo comidas más abundantes.

vaso de agua

Beneficios de hacer ayuno de agua

Tanto los estudios en humanos como en animales han relacionado el ayuno de agua con una variedad de beneficios para la salud. Ponte siempre en manos especialistas antes de realizar cualquier tipo de cambio radical en la alimentación.

Promueve la autofagia

La autofagia es un proceso en el que las partes viejas de las células se descomponen y reciclan. Varios estudios en animales sugieren que la autofagia puede ayudar a proteger contra enfermedades como el cáncer, el Alzheimer y las enfermedades cardíacas.

Por ejemplo, la autofagia puede evitar que se acumulen partes dañadas de las células, que es un factor de riesgo para muchos cánceres. Esto puede ayudar a prevenir el crecimiento de células cancerosas.

También se ha encontrado que el ayuno de agua ayuda a promover la autofagia. Los estudios en animales también muestran que la autofagia puede ayudar a prolongar la vida útil. Dicho esto, hay muy pocos estudios en humanos sobre el ayuno de agua, la autofagia y la prevención de enfermedades.

Mejora la sensibilidad a la insulina y leptina

La insulina y la leptina son hormonas importantes que afectan el metabolismo del cuerpo. La insulina ayuda al cuerpo a almacenar nutrientes del torrente sanguíneo, mientras que la leptina ayuda al cuerpo a sentirse lleno.

Las investigaciones muestran que el ayuno de agua podría hacer que el cuerpo sea más sensible a ambas hormonas. Una mayor sensibilidad hace que estas hormonas sean más efectivas. Por ejemplo, ser más sensible a la insulina significa que el cuerpo es más eficiente para reducir los niveles de azúcar en sangre. Mientras que ser más sensible a la leptina podría ayudar a tu cuerpo a procesar las señales de hambre de manera más eficiente y, a su vez, reducir el riesgo de obesidad.

Reduce el riesgo de enfermedades crónicas

Existe alguna evidencia de que el ayuno de agua puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas como diabetes, cáncer y enfermedades cardíacas. Varios estudios en animales también han encontrado que este ayuno puede proteger al corazón contra el daño de los radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables que pueden dañar partes de las células.

Además, la investigación con animales ha descubierto que el ayuno de agua puede suprimir los genes que ayudan al crecimiento de las células cancerosas. También puede mejorar los efectos de la quimioterapia.

vaso de agua para hacer ayuno de agua

Riesgos de no ingerir alimentos durante días

Aunque el ayuno de agua puede tener algunos beneficios, no hay que pasar por alto las contraindicaciones en la salud. Si estás decidido a ponerlo en práctica, toma nota de los posibles efectos secundarios.

Pérdida de peso y masa muscular

Como el ayuno de agua restringe las calorías, perderás mucho peso rápidamente. De hecho, las investigaciones muestran que puedes perder casi 1 kilo cada día de ayuno de agua, si dura de 24 a 72 horas.

No obstante, la mayoría de ese peso perdido puede provenir del agua, los hidratos de carbono e incluso de la masa muscular. Si quieres obtener los beneficios del ayuno pero también quieres perder peso, el ayuno intermitente y el ayuno en días alternos son probablemente más efectivos. Estos ayunos brindan beneficios para la salud similares, pero se pueden seguir durante períodos mucho más prolongados, ya que te permiten ingerir alimentos para reducir el riesgo de deficiencias de nutrientes.

Deshidratación

Aunque no suene muy extraño, el ayuno de agua podría deshidratarnos. Esto se debe a que aproximadamente el 20-30% de tu ingesta diaria de agua proviene de los alimentos que consumes. Si bebes la misma cantidad de agua pero no comes alimentos, es posible que no obtengas suficiente agua.

Los síntomas de la deshidratación incluyen mareos, náuseas, dolores de cabeza, estreñimiento, presión arterial baja y baja productividad. Para evitar la deshidratación, es posible que debas beber más de lo habitual. Además, hay que tener en cuenta otros factores como el ejercicio físico y las temperaturas elevadas en verano.

Puede empeorar varias afecciones médicas

Aunque los ayunos de agua son relativamente cortos, hay algunas condiciones que pueden agravarse con esta práctica. Las personas con las siguientes afecciones médicas no deberían realizarlo sin el consentimiento médico y el control de un profesional:

  • Gota. El ayuno de agua puede aumentar la producción de ácido úrico, un factor de riesgo para los ataques de gota.
  • Diabetes. El ayuno puede aumentar el riesgo de efectos secundarios adversos en la diabetes tipo 1 y tipo 2.
  • Trastornos de la alimentación. Existe alguna evidencia de que el ayuno puede fomentar trastornos alimentarios como la bulimia, especialmente en adolescentes.

Los mejores consejos para lograrlo

Nadie dijo que esto vaya a ser fácil. Después de la primera vez, comprenderás qué es lo que mejor funciona en ti. Sin embargo, con estos consejos, puedes hacerte una idea antes de empezar. Recuerda por qué has decidido realizar el ayuno de agua y mantén ese objetivo en la mente. Apuesta contigo mismo o con un amigo para conseguirlo, y no desesperes. Ten en cuenta estas recomendaciones para lograrlo:

  • Comienza lento. Te resultará mucho más fácil superar tu ayuno si comienzas a reducir tu comida unos días antes. Tu mejor opción es el ayuno intermitente. Luego, reduce la cantidad que estás comiendo y no ingieras comida como si fuera Navidad el día antes de tu ayuno.
  • Toma un descanso. No podrás hacer esto y trabajar o ir a las clases al mismo tiempo. Cuando tu mente es consumida por los pensamientos y los olores de todo lo que no puedes tener, tu concentración mantiene en un segundo plano. Además, es probable que te sientas inestables y en una depresión mental durante los primeros días.
  • No entrenes. Deja el entrenamiento para cualquier otro día. No estreses tu cuerpo y haz que se concentre en reparar tus músculos.
  • Medita. No te quedes ahí sentado en agonía. Cuanto más tranquilices tu mente, más disfrutarás de la experiencia. Aprovecha esta oportunidad para conocerte mejor a ti mismo.
  • Bebe cuando tengas hambre. La mayoría de las veces, no tienes hambre cuando crees que la tienes. Es tu cuerpo tratando de decirte que tienes sed. Cuando regreses a tu vida normal, intenta beber un vaso de agua cuando sientas hambre. Lo entenderás.
¡Sé el primero en comentar!