Las personas que se adentran en un estilo de vida saludable, suelen hacerlo un poco perdidos y cometen errores como llegar a la noche muertos de hambre. Ahí entra el debate moral con tu consciencia sobre si deberíamos comer algo antes de dormir (y después de haber cenado) o si eso estropeará tu dieta. La realidad es que irnos a la cama con hambre, además de costarnos conciliar el sueño, nos hará desistir de los buenos hábitos para perder peso.

El descanso es uno de los factores esenciales para adelgazar: si dormimos menos de cinco horas, las hormonas que regulan el hambre se ven estimuladas y te levantarás con ganas de hacer un desayuno calórico y poco saludable.

Desde la revista Eat This, Not That! han recopilado algunos alimentos que te ayudarán a conciliar el sueño antes, te mantendrán saciado hasta el desayuno y construirán proteínas magras mientras duermes.

Queso Cottage

En este artículo te contamos los beneficios que aporta el queso cottage (o requesón) en nuestro organismo. Es una buena idea tomarlo antes de ir a dormir, ya que su contenido en caseína nos ayuda a mantenernos saciados durante más tiempo. Asimismo, esta proteína reparará los músculos mientras tú tienes un plácido descanso.

Plátano

Muchas personas huyen de comer plátano por su alto contenido calórico. Es un error evitar tomar plátano o fruta en la noche, ya que dependiendo de qué tipo de fruta puede ser beneficioso para nuestro descanso. En este caso, los plátanos contienen triptófano, que es un aminoácido que favorece dormir más rápido.
Además, el plátano es una fruta que tiene un gran contenido en la fibra, por lo que nos mantendrá satisfechos más tiempo. Si eres de los que necesita tomar algo dulce antes de dormir, este es tu alimento.

Kéfir

Cada vez hay más estudios que afirman que la clave para adelgazar está en la relación que tienen las bacterias intestinales con el peso. El kéfir es un probiótico que ayuda a mantener saludables las bacterias intestinales y alivia la inflamación de estómago. Como no, también contiene triptófano.

Yogur griego

Este tipo de yogur es rico en proteínas y bajo en azúcares (siempre que lo compremos natural). La proteína es la encargada de mantenernos saciados y de recuperar tus músculos mientras descansas. El American Journal of Physiology publicó un estudio en el que descubrió que ingerir proteínas justo antes de dormir, favorece de mejor forma la reparación y desarrollo de los músculos.

Tostada con mantequilla de cacahuete

Posiblemente te pille por sorpresa que puedas tomar en la cena uno de tus snacks favoritos. La mantequilla de cacahuete es rica en triptófano y el pan integral es rico en vitamina B, por lo que estamos ante una opción bastante saludable y apetecible para antes de ir a dormir.
Está comprobado que la mantequilla de cacahuete es uno de los alimentos que favorecen la pérdida de grasa, tiene un buen aporte en proteínas vegetales y grasas monoinsaturadas que te mantendrán saciado.