Es muy probable que alguna vez en la vida te haya pasado que hayas querido bajar de peso, por el simple hecho de llegar a un objetivo físico o por necesidades de salud. Hay personas que piensan que dejar de comer, comer poco y pasar hambre es el mejor camino para adelgazar; aunque también están las que hacen deporte, pero no quieren cambiar su estilo de alimentación.

Te contamos si para perder peso es necesario que reduzcas calorías, hagas más deporte o unas ambas opciones.

 

Somos lo que comemos

Si quieres adelgazar, la mejor opción es combinar una dieta equilibrada, con deporte y un estilo de vida activo. Puedes perder peso realizando una dieta estricta solamente, pero a largo plazo te aburrirás y no podrás mantener el mismo peso. En cambio, si combinas la dieta con deporte, lograrás bajar de peso antes y mantenerlo a largo plazo. Además, notarás un mejor estado físico y una gran mejora de salud.

No te asustes con tu peso cuando comiences a hacer deporte. Es muy habitual que las primeras semanas notes que has subido de peso, esto es debido a que tu cuerpo está intentando adaptarse a los estímulos que antes no le provocabas. Posiblemente retendrás líquidos y estarás en proceso de aumentar tu masa muscular.
Para que la pérdida de peso sea eficiente, lo que te interesa es perder grasa y no solo líquido. Asimismo, puede darse el caso de que peses lo mismo con grasa corporal que cuando esta se ve reducida, pero aumenta tu masa muscular. El músculo también pesa, aunque ocupa menos espacio.

 

No es lo mismo perder peso que perder grasa

Este concepto aún no está tan asimilado en aquellas personas que quieren adelgazar. El peso que marca tu báscula no es lo mismo que el porcentaje de grasa corporal, son dos medidas distintas. Es normal que el desconocimiento te haga seguir una estricta dieta en la que pierdas peso, pero no notes resultados en tu grasa corporal. Esto se debe a que esa pérdida de peso se ha llevado por delante a tus músculos y líquidos corporales.

Adelgazar rápido no es buena señal, en caso de querer hacerlo bien y mantenerlo en el tiempo. Mucho tiene que ver también la alimentación o dieta que queramos seguir para notar resultados. No debes eliminar ningún grupo nutricional, debes beber suficiente agua y desterrar los productos ultraprocesados, los azúcares y el alcohol.
No se trata de hacer “dieta”, sino de aprender a comer.

 

 

Alimentación saludable y deporte, la combinación perfecta

Para bajar de peso “rápido” y quemar grasa sin perder músculos ni líquidos, lo ideal es combinar ambos factores. No te lo decimos nosotros solamente, sino un estudio que realizaron Medicine & Science in Sports & Exercise.
Olvídate de los que aseguran que hay pastillas quemagrasas, ¡los milagros no existen!

Come mejor (que no menos), haz deporte y en poco tiempo notarás resultados físicos y mentales.